Los licuados o batidos son bebidas frutales que pueden o no contener leche. En las siguientes recetas se incorpora leche condensada para hacerlos aún más sabrosos. La leche condensada, o leche condensada azucarada, es envasada usualmente en lata, y consiste en leche de vaca a la que se le ha extraído el agua y agregado azúcar, lo que la convierte en un producto espeso y dulce.

Según las preferencias de cada uno, la leche condensada puede reemplazarse en estas recetas por leche entera o descremada, especialmente para adaptar los licuados a dietas bajas en calorías. A continuación se encuentra una guía rápida y sencilla para preparar siete bebidas diferentes con frutas licuadas.

Licuado de cítricos

Tiempo de preparación: 10 minutos.

Ingredientes para 1 litro:

  • ½ lata de leche condensada.
  • Jugo de 3 naranjas.
  • ½ limón y ½ pomelo.
  • 250 cc. de agua helada.
  • Hielo picado.
Preparación:

Licuar todos los ingredientes hasta obtener una consistencia homogénea y espumosa. Distribuir en vasos y servir bien frío.

Super licuado de banana

Tiempo de preparación: 5 minutos.

Ingredientes para 1 litro:

  • ½ taza de leche condensada.
  • 2 bananas.
  • Gotas de jugo de limón.
  • 400 cc. de agua helada.
  • Hielo picado.
Preparación:

Licuar todos los ingredientes hasta obtener una consistencia homogénea y espumosa. Servir bien frío en vasos altos.

Licuado de duraznos

Tiempo de preparación: 10 minutos.

Ingredientes para 1 litro:

  • ½ taza de leche condensada.
  • 2 duraznos (melocotones) frescos bien maduros o 4 mitades de duraznos al natural.
  • 1 cucharada de crema de leche.
  • 400 cc. de agua helada.
Preparación:

Pelar y cortar en cubos los duraznos. Licuar todos los ingredientes durante 2 minutos hasta obtener consistencia homogénea y espumosa. Servir bien frío.

Licuado de ananá

Tiempo de preparación: 5 minutos.

Ingredientes para 1 litro:

  • ½ taza de leche condensada.
  • 4 rodajas de ananá (piña) fresca o enlatada.
  • 400 cc. de agua helada.
  • Hielo picado.
Preparación:

Licuar todos los ingredientes hasta obtener una consistencia homogénea y espumosa. Servir bien frío.

Licuado de peras

Tiempo de preparación: 10 minutos.

Ingredientes para 1 litro:

  • ½ lata de leche condensada.
  • 2 peras maduras.
  • 400 cc. de agua helada.
  • Hielo picado.
Preparación:

Licuar todos los ingredientes hasta obtener una consistencia homogénea y espumosa. Servir bien frío.

Licuado de frutillas

Tiempo de preparación: 10 minutos.

Ingredientes para 1 litro:

  • ½ lata de leche condensada.
  • 250 gramos de frutillas.
  • 400 cc. de agua helada.
  • Hielo picado.
Preparación:

Licuar todos los ingredientes hasta obtener una consistencia homogénea y espumosa. Decorar con una brochette de frutilla y servir bien frío.

Licuado veraniego

Tiempo de preparación: 20 minutos.

Ingredientes para 4 vasos:

  • 1 lata de leche condensada.
  • 200 cc. de agua fría.
  • 300 cc. de jugo de naranja.
  • 1 kiwi.
  • 1 banana.
  • 10 frutillas.
  • 1 durazno.
  • 4 hojas de menta fresca.
Preparación:

Colocar en el vaso de la licuadora la leche condensada, el agua y el jugo. Pelar el kiwi, cortarlo en 2 y retirar la parte central. Pelar la banana y cortarla en rodajas, lavar y retirar los cabitos de las frutillas. Pelar el durazno y descarozarlo. Agregar las frutas y la menta a la mezcla de leche condensada, jugo y agua. Licuar 2 minutos hasta homogeneizar. Servir con hielo y decorar con una frutilla.

Beneficios de los licuados de frutas

Los licuados frutales no sólo son ideales como refresco en días calurosos, sino que constituyen también una alternativa muy cómoda para incorporar frutas a nuestra dieta. Además, poseen propiedades y nutrientes efectivos contra las molestias de la menopausia, la osteoporosis, la gastritis, la hipertensión y los problemas de circulación, entre otros, sin contar que también son una opción perfecta para quemar calorías.