En un mundo dominado por la cultura audiovisual(videojuegos, ordenador, televisión, redes sociales, etc) es de suma importancia inculcar a los niños el hábito de la lectura desde edades muy tempranas. Siempre hay una buena razón para obsequiar a los más pequeños de la casa con algunos títulos que formarán parte de su imaginación el resto de su vida pues se trata de los cuentos con los que, desde hace siglos, se ha alimentado la imaginación de la sociedad occidental. Aquí una reseña de dos importantes reediciones de los cuentos de toda la vida, los de los hermanos Grimm y de Perrault, por parte de la editorial Anaya infantil y juvenil.

Caperucita, Pulgarcito, El gato con botas. Perrault o el triunfo de los clásicos

Han pasado más de 300 años desde que Charles Perrault (París, Francia, 1628-ibídem, 1703) publicara en París la primera edición de los Cuentos de antaño. Y hoy, las enseñanzas recogidas en historias tan universales como Caperucita, Pulgarcito, La Cenicienta o La bella durmiente siguen estando vigentes. No sólo porque algunos de los valores que encierran (la lucha por el amor, la prudencia, el afán de superación...) son fundamentales en el crecimiento como persona de un niño sino porque los nuevos creadores se siguen inspirando en estos clásicos para abordar cuestiones de actualidad y los roles de estos personajes universales son iconos de la cultura popular.

La editorial Anaya ha lanzado al mercado una reedición ilustrada de estos cuentos con prólogo del escritor Gustavo Martín Garzo, galardonado con el Premio Nacional de Literatura en 1994 por El lenguaje de las fuentes y con el Nadal en 1999 por Las historias de Marta y Fernando. A su introducción le siguen los cuentos, ocho en prosa de 1697 y los tres en verso publicados ochos años antes, deliciosamente ilustrados por algunos de los dibujantes más destacados y originales de la actualidad como Javier Serrano, Paz Rodero, Rocío Martínez, Ulises Wensell o Ana López Escrivá.

El escritor y ensayista Emilio Pascual dibuja en un apéndice el perfil personal y literario de Charles Perrault.

A los más populares,El gato con botas, Caperucita o Cenicienta, se suman otros que han tenido menor difusión como Grisélidis, Los deseos ridículos o Riquete el Copete.

Los cuentos de los Hermanos Grimm

También en la editorial Anaya acaba de aparecer Cuentos de Grimm, una selección de relatos de los alemanes Jacob Grimm (1785-1863) y su hermano Wilhelm (1786-1859), universalmente conocidos como los Hermanos Grimm.

Cuentos infantiles y del hogar(1812-1815) es su obra más importante y contiene clásicos como El sastrecillo valiente o Hansel y Gretel. Varios de ellos, como Caperucita roja o La Cenicienta, también fueron adaptados a finales del siglo XVII por el francés Charles Perrault. Posteriormente, aumentaron la colección de relatos con Cuentos de hadas de los hermanos Grimm.

Y es que lo que básicamente realizaron los Grimm fue un trabajo de campo acerca de toda la cultura popular germana. Debido a su profesión, el estudio de la filología y el folclore, recorrieron Alemania de punta a punta para hablar con los campesinos, leñadores, pastores, comerciantes para aprender de su cultura. Estudiaban sus usos y costumbres y, entre ellos, el modo en que entretenían la reuniones o dormían a sus niños. De ahí surgió un ingente material de relatos y leyendas, que fueron transmitidos por vía oral que estos hermanos, por vez primera, plasmaron sobre papel.

A las numerosas ediciones que hay en el mercado de estos cuentos clásicos, se suma ahora la que hace Anaya Infantil y Juvenil, también prologada por Martín Garzo y traducida directamente, por María Antonia Seijo Castroviejo, de los cuentos que se publicaron en Berlín entre 1812 y 1817. Algunos de los mejores dibujantes del panorama actual como Tino Gatagán, Pablo Amargo, Miguel Calatayud, Jesús Gabán, Federico Delicado o Javier Serrano, éste último encargado de la cubierta, aportan su interpretación de la historia en sus páginas.

Cuentos para niños. Regalos para mayores

Lo que será un magnífico regalo para que los más pequeños, sobre todo a partir de 6 años, puede ser un original y entrañable obsequio navideño para un adulto, pues frente a estas páginas uno recuerda el niño que fue.

Comprar online los clásicos cuentos

En internet hay infinidad de páginas dedicadas al estudio de estos cuentos. En ésta, puede leerlos también en la versión original del autor. Al final de cada cuento hay un apunte dedicado a las enseñanzas que tanto padres como niños obtienen tras la lectura e interiorización de estas enseñanzas. Además, grandes cadenas como Casa del Libro o Fnac dan la oportunidad de comprar online de formas segura y con amplitud de oferta.