El cuento y leyenda son identidad del ser humano, a demás yo diría que el cuento y la leyenda conforman parte de la identidad nacional, es diferente de la Guatemalteca, española, solo eso nos hace únicos… estos enseñan algo, nos dejan una moraleja y nos hace distinguir entre lo bueno y lo malo”. Eso declaró Roberto Bustos, quien es escritor, cronista y compilador de cuentos, leyendas y crónicas sobre el Estado de Morelos.

Nuestro país tiene una gran tradición oral y se refleja en sus ciudadanos, calles y edificios. Bustos mencionó que: “la historia de la ciudad tiene una espiritualidad, una vida, esta se disfruta mucho con la historia de las calles, el ser humano vive más ligado con la reinvención. Rumores que corren y van en el río, son voces colectivas y hoy son patrimonio de la gente, patrimonio de lo imaginario”.

Versiones que dejan huella

Germán Argueta, quien es antropólogo, escritor y cuenta cuentos, comentó sobre el tema que “las leyendas a veces cambian, por ejemplo, La leyenda de la quemada Cuenta que muchacha estaba enamorada de un hombre italiano; ella era una mujer mexicana muy guapa, pero él era muy celoso con ella y quería que la mujer solo tuviera ojos para él. El hombre por inseguridad llegó al extremo de ya no salir con ella a ningún lado porque no le gustaba que la vieran; un día fueron a la iglesia y después de regresar de misa, ella se queda sola en su casa y como acto amoroso decide calentar un brasero y poner su lindo rostro al fuego, al escuchar los gritos, la mujer que les ayudaba a limpiar la casa fue corriendo a ver que sucedía y al oler la carne quemada se horrorizó y fue por un fraile para que la ayudara".

"Al llegar el padre a verla, le pregunta la razón por la que hizo tal acto y ella le contestó que se quemó por amor, para evitar que su marido se molestara porque la vieran. Esta es una historia de amor, y se dice que cuando llegó el marido, fueron muy felices juntos. Sin embargo, se dice que lo que realmente sucedió en esta historia fue que una tienda de abarrotes se quemó en esa calle y por eso le decían la quemada”.

El misterio en el ser humano

Sobre esto mismo, Germán considera que “el misterio existe para el ser humano y cuando este se revela nos da mayor conocimiento y nos lleva a la ciencia, y un patrimonio cultural son los mitos y las leyendas, porque una ciudad sin leyendas no se revalora, se debe rescatar el folclore, las tradiciones y las leyendas”.

Finalmente, el trabajo de un cronista como Roberto Bustos y Germán Argueta, dependen mucho de la tradición oral, el contacto con la gente, y sobre esto Roberto Bustos comenta: “No puedo decir la verdad exacta porque no soy historiador, pero lo que ha trascendido de generación en generación es lo que yo transmito vía crónica, leyenda y cuento….Como cronista, se hace un análisis de las características del entorno, uno se da cuenta que se cometen errores, ya que dejas fuera algunas cosas que no sabes, que solo conocen los que viven o trabajan ahí, por ejemplo, uno señala las características de un lugar para la posteridad, lo que ves y sabes, para que las nuevas generaciones conozcan algunas cosas que ya no hay”.