Roma es una de las ciudades más bellas y visitadas del mundo. Sin embargo, hay muchos turistas que van a conocerla y no saben las leyendas que ocultan sus monumentos y lugares más transitados.

La Boca de la Verdad, la Fontana de Trevi o el Puente Milvio esconden más de una leyenda que los han acompañado casi desde su construcción y que los han hecho un lugar obligado de visitar para aquellos que creen en las historias que cuentan.

La Boca de la Verdad

La Boca de la Verdad, conocida como la Bocca della Verità es una antigua máscara de mármol pavonazzetto, colocado en la pared del pronaos de la Iglesia de Santa Maria in Cosmedin en Roma el año 1632. No se sabe muy bien su utilidad, si era una fuente o una alcantarilla simulando al Rey Tritón, pero lo que si se sabe es la mítica leyenda.

Ésta cuenta, que quien miente pierde la mano al introducirla en la boca ya que esta se cierra inmediatamente aplastando la mano del mentiroso.

De esta manera nace una bonita historia sobre un marido celoso que llevó a su mujer hasta este monumento para comprobar si le engañaba con otro.

El amante de la mujer, alertado por los gritos del marido en plena calle, se dejó caer por el lugar justo en el momento en que la pareja estaba delante de la Bocca. La mujer, al ver llegar a su amante simuló marearse cuando éste pasó por su lado, con lo que el amante no tuvo más remedio que recogerla en sus brazos para que no cayera al suelo.

El marido, agradecido, se giró hacia su mujer dispuesto a seguir con el ritual y comprobar si le había sido infiel. Así que metió la bella mano de su mujer en la boca de piedra y le preguntó si había estado con algún otro hombre que no fuera él.

La mujer le dijo entonces que podía estar tranquilo, que nunca había estado con ningún otro hombre, y que solo había estado en sus brazos y en los del joven mozo que la acababa de salvar de una caída al marearse. Y así fue como pudo conservar su mano.

Esta máscara fue protagonista en la película 'Vacaciones en Roma' dirigida por Willyam Wyler en 1953. En ella, el protagonista Gregory Peck le gasta una broma a la actriz Audrey Hepburn a raíz de la leyenda. Al introducir la mano en la Boca de la Verdad, el actor simula que la ha perdido escondiéndola en la manga. Tras el éxito de la broma entre los actores, el director decidió introducirla en la película, convirtiéndose así en una de las escenas más características.

La Fontana de Trevi

Otro lugar de Roma que tiene leyenda es La Fontana de Trevi, que también ha aparecido en alguna que otra película. Una de las más importantes es la película italiana 'Dolce Vita' de Fellini.

La leyenda más conocida es la que dice que todo aquel que lanza una moneda a la Fontana de Trevi volverá a Roma, si lanza dos encontrará el amor en Roma y si lanza tres se casará en Roma.

La manera de lanzar la moneda siempre es de espaldas, con la mano derecha, lanzándola por encima del hombro izquierdo.

Otra leyenda cuenta que la copa grande de piedra de travertino que se encuentra a la derecha de la fuente, fue puesta allí por Salvi para impedir la visual de la fuente desde la bodega de un barbero que criticaba continuamente el trabajo del arquitecto. Así, una vez finalizado el monumento, el barbero no podría disfrutar de la belleza de la fuente.

La Fontana también es llamada “La fuente de los enamorados”. La leyenda cuenta que si una pareja bebe de sus aguas, asegura la eterna fidelidad.

El Puente Milvio

El Ponte Milvio es el puente más antiguo de la ciudad de Roma y cruza el río Tíber. Ahora es más transitado, si cabe, gracias a la leyenda que cuenta el escritor Federico Moccia en su libro 'Tengo ganas de ti'.

Esta leyenda cuenta como una pareja escribe sus nombres, sus iniciales o una palabra de amor en un candado, lo cuelgan en un farol, y de espaldas tiran la llave al río Tíber para que su amor dure para siempre.

Este ritual se ha popularizado tanto, y ha aumentado de tal manera el número de candados, que el puente empezó a ceder y las autoridades romanas se vieron obligadas a añadir más columnas para que las parejas pudieran hacer sus promesas de amor en Roma.