El estado Vargas es el que da la bienvenida a la gran mayoría de los turistas y empresarios que visitan Venezuela. Al norte del estado está el Mar Caribe que corresponde a Venezuela, con hermosas y cálidas playas. Mientras que al sur del estado, se encuentra la montaña Guaraira Repano.

Leyendas de La Hacienda

En la población de San José de Galipán, en la montaña llamada Guaraira Repano, que separa el estado Vargas del valle de Caracas, se encuentra una hacienda en torno a la cual se tejen muchos relatos.

Hay quienes aseguran que los dueños de la Hacienda, solían enterrar a sus muertos en los terrenos de la propiedad. Por eso, los habitantes de la zona, aseguran que es frecuente escuchar a las ánimas de los difuntos gimiendo y dando gritos.

Se cuenta también, que hace muchos años, un tigre intentó atacar al dueño de la Hacienda y de manera inmediata su perro salió a defenderlo matando al tigre. Luego del ataque, el perro también murió.

Cementerio de los Indios

En San José de Galipán hace varios siglos habitaban los indígenas Caribes. Se dice que ellos enterraban a sus muertos en un sitio que aún hoy en día no se conoce. Muchos han intentado llegar al sitio exacto de los entierros, pero una leyenda advierte que antes de encontrar el sitio, las personas se perderán en el denso bosque.

La mujer que sale en El Tigrillo

Cuentan los lugareños que en la carretera que va hacia El Tigrillo, en ocasiones se aparece una mujer vestida de blanco pidiendo un aventón o "cola", como se dice en Venezuela. Si hay un conductor que se atreve de detenerse para que la mujer suba, entonces una vez que el auto arranca nuevamente, la mujer desaparece sin que nadie se dé cuenta. Esta leyenda lleva más de 40 años recorriendo el lugar, y forma parte de las tradiciones orales de Venezuela.

Leyenda del tigre mano ´e plomo

En la población de Caruao, los pobladores aseguran desde hace más de cuarenta años, que en la curva denominada "La Curva de El Tigrillo", ronda el ánima de un tigre que se dedica a asustar a los conductores nocturnos. Muchos aseguran haber escuchado sus rugidos y haber visto sus huellas en el Pozo de Santa Clara.

Leyenda de los perros que anuncian la muerte

Los pobladores del estado Vargas prestan mucha atención a los aullidos emitidos por los perros, especialmente durante la medianoche. Según ellos, cuando varios perros comienzas a aullar en medio de la madrugada, un vecino morirá en los próximos días. Para evitar que la muerte toque la puerta de la casa, los lugareños que escuchan los aullidos proceden a rezar varias veces el Padre Nuestro.

Leyenda del pájaro negro

En la zona de Guaracarumbo, especialmente los pobladores del Bloque 13, aseguran que hay un pájaro negro que puede convertirse en bruja. Cada vez que el pájaro hace su aparición, se escucha un golpe muy fuerte, como si algo pesado cayera desde una gran altura sobre el techo de las viviendas. Si los vecinos se asoman para ver qué produjo el ruido, podrán ver al pájaro negro convertido en bruja.

Leyenda del hombre de la medalla

En una casa de la fortaleza de Carayaca, aparece el alma o el ánima de un hombre, al cual sólo se le puede ver en forma de sombra y se pueden escuchar sus pasos como si fuera el de un hombre vivo. Por la forma de la sombra, se puede saber que el espíritu lleva en su mano un machete y que de su cuello, lleva arrastrada una cadena tan larga, que arrastra una medalla por el suelo.

Para conocer más leyendas y tradiciones orales de Venezuela, haz click aquí.