Alex Ferguson es el entrenador en activo que más años ha estado entrenando a un mismo equipo. Desde 1986, casi un cuarto de siglo, lleva entrando al Manchester United, convirtiéndose en dueño y señor de la parcela deportiva del club más rico del mundo. Teniendo en cuenta que pocos entrenadores están más de cinco años en el mismo equipo, lo que ha conseguido tiene un mérito increíble. Además, su reputación en el mundo del fútbol le ha granjeado honores más allá del deporte. Una muestra de ello es su nombramiento como comandante del Imperio Británico (CBE), otorgado por la reina Isabel II en 1999.

De niño a delantero centro

Sir Alexander Chapman, "Alex" Ferguson, nació el 31 de diciembre de 1941 en Govan, Glasgow (Escocia). Hijo de Alexander Beaton Ferguson, un ayudante de chapista en la industria náutica, y de Elizabeth Hardie, su infancia transcurrió en la pequeña localidad de Govan junto a sus padres y a su hermano Martin (un año menor que él). Cursó sus estudios primarios en el Broomloan Road Primary School y la secundaria en el Govan High School. Como cualquier niño nacido en Glasgow era aficionado de los Rangers y, por supuesto, un apasionado del balón.

Comenzó su carrera deportiva a los 16 años como delantero en el Queen's Park, un equipo amateur de Glasgow, a la par que trabajaba como aprendiz en los astilleros de Clyde.

Tras una magnífica temporada en el Queens Park, fue el máximo anotador del equipo, y ficha en 1960 por el St. Johnstone, con el que también realiza varias buenas temporadas.

Gracias a su buena actuación como delantero del St. Johnstone, es contratado en 1964 por el Dunfermline, que disputa la primera división escocesa, logrando así instalarse en la élite del fútbol escocés.

El desastre de la final de 1969

Ferguson durante varios años es uno de los jugadores referencia del Dunfermline, es el máximo anotador de la SPL en la temporada 65/66 y en cada partido que disputa muestra su olfato goleador. Sin embargo, tras un error suyo en la final de la Copa de Escocia de 1969 cayó en desgracia y perdió la titularidad. Ese mismo año fichó por el Farkirk en calidad de jugador-entrenador, terminando su carrera en 1974 en el Ayr United, de la segunda división escocesa.

Una nueva etapa: entrenador de fútbol

En 1974 concluye su etapa como jugador, porque como entrenador no hace más que empezar. Ese mismo año ficha por el East Stirlingshire, donde comenzó a formarse su fama de hombre duro. Pero el equipo estaba muy por debajo de su capacidad, así que al finalizar la temporada decidió cambiar de aires y es contratado por el St. Mirren, de la segunda división escocesa. Ferguson llega a un club mediocre, por lo menos atendiendo a sus logros deportivos, y lo hace campeón de la First Division, en 1977, apenas tres años después de haber llegado al equipo.

A pesar de sus éxitos deportivos, la directiva del St. Mirren decidió rescindir el contrato de Ferguson alegando que el entrenador escocés había violado varias veces las cláusulas del contrato. Tras varias acusaciones entre ambas partes, Ferguson denunció al St. Mirren por despido improcedente, juicio que perdió siendo tildado por el tribunal de “mezquino” e “inmaduro".

Aunque parece ser que el despido finalmente se debió a un tercero. Alex Ferguson había negociado con el Aberdeen, con el que empezaría la nueva temporada, y eso no le gustó nada a la directiva de St. Mirren.

El Aberdeen y los primeros éxitos europeos

Los dos primeros años en el Aberdeen no fueron muy buenos, pero en el tercero logró ganar de nuevo la liga escocesa. En 1982 ganó la Scottish Cup. Pero su gran éxito deportivo con el equipo escocés llegaría la temporada siguiente.

En 1983 el Aberdeen disputó la Recopa de Europa, torneo al que accedió tras su victoria en la Scottish Cup. Era un equipo menor que se debía enfrentar a los grandes de Europa. Sin embargo, logró llegar a la final, dejando por el camino a equipo de la talla del Bayern de Munich, y vencerla por 2-1 ante el todopoderoso Real Madrid. El Aberdeen se convertía en el tercer equipo escocés en ganar un título europeo y Ferguson forjaba su leyenda.

Fue entrenador de manera continuada del conjunto escocés hasta 1986 (exceptuando un breve periodo de tiempo en el que fue seleccionador de Escocia durante la clasificación del Mundial de México por el fallecimiento de Jock Stein, hasta entonces seleccionador escocés).

La consagración: el Manchester United

Tras múltiples cantos de sirenas de varios equipos de la Premier, finalmente se decantó en noviembre de de 1986 por el Manchester United.

Sus primeros años en el conjunto inglés fueron bastante malos, de hecho estuvo varias veces a punto de ser despedido. Su primer título, la FA Cup no llegaría hasta 1989, y aunque la siguiente temporada logró la Recopa de Europa, seguía sin lograr llevarse la Premier y por tanto continuaba siendo discutido por la prensa y la afición.

En 1992, de la mano de Eric Cantona y Mark Hughes, el Manchester United volvía a ganar 26 años después la Premier League. A partir de entonces se acabaron las discusiones sobre Ferguson, aunque dos temporadas después volverían a arreciar.

A lo largo de su carrera en el Manchester United el entrenador escocés ha logrado 11 Premiers, 5 Fa Cup, 4 League Cup, 8 FA Charity, 1 Recopa de Europa, 1 Super Copa de Europa, 2 Champions League, 1 Intercontinental y 1 mundialito de clubes. Es decir, lo ha ganado prácticamente todo.

Vida sentimental

Respecto a su vida sentimental, en 1966 se casó con Cathy Holding, con la que ha tenido tres hijos (Mark y los gemelos Darren y Jason) y con la que sigue felizmente casado.