La distante galaxia GN-108036 produce estrellas a una gran velocidad. Su descubrimiento se hizo hace unos meses por la NASA, por medio de telescopios terrestres, hallazgo que luego confirmaron con los telescopios Hubble y Spitzer, los que junto con el de la Misión Kepler, son telescopios espaciales. La galaxia tiene forma de gota y fue llamada GN-108036; es la galaxia más brillante encontrada hasta la fecha a grandes distancias.

La galaxia GN-108036 produce 100 soles por año

La galaxia está a 12,9 millones de años luz de distancia y según los datos proporcionados por el Spitzer y el Hubble, la galaxia tiene una alta tasa de producción estelar, de alrededor de cien soles por año. Como referencia, la Vía Láctea, pese a que su tamaño es aproximadamente cinco veces mayor y unas cien veces más masiva que GN-108036, produce entre 3 y 4 estrellas por año, según la opinión mayoritaria aunque otros dicen que produce unas 7 por año. "El descubrimiento es sorprendente porque los estudios anteriores no habían encontrado galaxias tan brillantes y tan temprano en la historia del universo", dijo Mark Dickinson del Observatorio Nacional de Astronomía Óptica de Tucson, Arizona. Dickson agregó: "Tal vez las investigaciones eran demasiado limitadas para encontrar galaxias como GN-108036. Puede ser un objeto especial, raro, que lo vemos justo durante la ocurrencia de un estallido de formación estelar extremo".

El descubrimiento de GN-108036

La remota galaxia fue identificada por primera vez por el equipo internacional de astrónomos, liderados por Masami Ouchi, de la Universidad de Tokio, Japón, después de escanear una gran área del cielo con el telescopio Subaru en Mauna Kea, en Hawaii. La enorme distancia fue confirmada con el Observatorio W.M. Keck, en Mauna Kea. "Se verificaron los resultados en tres ocasiones diferentes durante dos años, y cada vez fue confirmada la medición anterior", dijo Yoshiaki Ono de la Universidad de Tokio.

Una galaxia que está muy cerca del comienzo mismo del tiempo

GN-108036 se encuentra cerca del comienzo del tiempo mismo, tan sólo 750 millones años después de que el universo fue creado en el Bi Bang, hace 13,7 mil millones años. Su luz ha tardado 12,9 mil millones años para llegar hasta nosotros, por lo que la estamos viendo tal y como ha existido en el pasado distante. Los astrónomos y astrofísicos se refieren a la distancia del objeto por un número llamado el "desplazamiento hacia el rojo", que se refiere a qué parte de su luz se ha extendido según las longitudes de onda más rojas, debido a la expansión del universo. Los objetos con desplazamientos al rojo de mayor medición, están más lejos y se ven aún más atrás en el tiempo. GN-108036 tiene un corrimiento al rojo de 7,2. Sólo un puñado de galaxias han confirmado corrimiento al rojo mayor que 7 y sólo dos de estas han sido reportadas como más distantes que GN-108036.

Las mediciones infrarrojas de los telescopios espaciales Spitzer y Hubble

Las observaciones infrarrojas de Spitzer y Hubble fueron fundamentales para la medición de la actividad de formación estelar de la galaxia. Los astrónomos se sorprendieron al ver la gran explosión de formación estelar, habida cuenta del tamaño de esta galaxia y además, por su antigüedad y su edad inicial en el universo. Esto es porque cuando las galaxias se estaban formando en los primeros cientos millones de años después del Big Bang, eran bastante más pequeñas que en la actualidad; posteriormente las galaxias acrecientan su masa. Durante la época inicial cuando el Universo se expandió y se enfrió después de su explosivo comienzo, los átomos de hidrógeno que impregnan el cosmos formaron una espesa niebla que era opaca a la luz ultravioleta. Este período, anterior a la formación de las primeras estrellas y galaxias, se conoce como la Edad Oscura. La época llegó a su fin cuando la luz de las primeras galaxias fue quemada o mejor dicho "ionizada" e hizo que ese gas opaco se volviera transparente. Galaxias similares a GN-108036 pueden haber jugado un papel importante en estos procesos. En palabras del astrofísico Bahram Mobasher, de la Universidad de California -Riverside-: "La alta tasa de formación estelar encontrados para GN-108036 implica que fue rápidamente construyendo su masa, unos 750 millones de años después del Big Bang, cuando el universo tenía sólo un cinco por ciento de su edad actual", y agregó: "Esta fue, por tanto, una antepasada probable de las galaxias masivas y evolucionadas, pero vista hoy."

Fuente: Astronomy Magazine