El 2 de noviembre se realizará en California el referendo para legalizar la marihuana. La legalización iría más allá del consumo –el cual ya es permitido para fines terapéuticos– e incluiría todas las fases desde la producción hasta el consumo.

California al igual que los estados de la costa noreste de Estados Unidos, es considerado liberal, a pesar de tener gobernador republicano, y es la novena economía del mundo. Si en el referendo gana el sí, la marihuana entraría a formar parte de la economía legal del estado de Hollywood y del Silicon Valley, de forma significativa porque los ingresos esperados por impuestos son altísimos.

Tolerancia a la marihuana en la televisión californiana

El 46% de los estadounidenses está de acuerdo con la legalización, y sí se tiene en cuenta el carácter más liberal de California, es posible que pase el sí. De cierta forma, la aceptación social hacia la marihuana se refleja en las series de televisión, las cuales se producen desde California para el mundo.

  • Six feet under una de las mejores series de televisión de todos los tiempos presentaba a una familia cuyos miembros fumaban marihuana, y los cuales descubren que su padre recién fallecido la sembraba y la consumía.
  • Weeds serie que superó la cuarta temporada, lo cual le permite repeticiones semanales, tiene como protagonista a una viuda de clase alta que no sabe cómo mantener su familia y se dedica a traficar marihuana, involucrando incluso a su familia en el negocio.

Aceptación social de la marihuana en EEUU

En ninguna de las series anteriores se juzga o se muestra de forma negativa al consumidor o al traficante de la hierba. En That 70’s show se demuestra que en general el norteamericano ve con simpatía o como un desliz de la juventud el consumo del cannabis. No sucede igual en América Latina, donde al consumidor de marihuana se le equipara con el consumidor de cualquier otra droga y como un problema para su entorno.

La condena social a una conducta es en muchos casos la causa de su ilegalización. En el caso de las drogas no se sabe claramente que fue primero. Lo que es claro es que hoy Hollywood es la industria del cine y la televisión más consumida en el mundo, el gobernador de California es uno de los más famosos actores de acción de la historia, y en el mismo Estado se encuentra la que es considerada por algunas encuestas como la mejor ciudad para vivir en Estados Unidos: San Francisco, la cual fue centro del movimiento hippie en los 60 y 70.

Los californianos producen marihuana

Por otro lado, los países andinos dejaron de ser los productores principales de marihuana, y México por lo tanto uno de los mayores traficantes. Aunque con este producto empezó el negocio ilícito de las drogas en la región, actualmente los mismos norteamericanos o los europeos pueden sembrar la hierba en sus casas. Otra buena razón para que económicamente sea positiva la legalización en Estados Unidos.

La posición frente a la legalización en América Latina

La mata de coca se considera cada vez más un producto natural de uso tradicional de las comunidades indígenas andinas. La marihuana avanza en un proceso similar. Y en general, se contrasta su ilegalidad frente a la normativa que tienen el cigarrillo o el licor. Las sociedades humanas han consumido estimulantes de diferente tipo como sucede con la cafeína en el mundo occidental.

La marihuana ha seguido un proceso inverso al del cigarrillo. El cigarrillo era aceptado socialmente de forma masiva hace menos de dos décadas, poco a poco se difundió su relación con el cáncer y otras enfermedades, y en países como Colombia ya es prohibido en sitios cerrados y no puede tener publicidad. Por el contrario, son conocidas ampliamente las virtudes de la marihuana en tratamientos como la quimioterapia.

Los costos y beneficios de la lucha contra el narcotráfico

Sin embargo, en Colombia sólo una de cada cuatro personas está de acuerdo con la legalización de la marihuana. Aunque el presidente haya aceptado haber consumido en su juventud, al igual que el ex presidente norteamericano Bill Clinton, su posición sobre el tema californiano ha sido bastante contradictoria y en la ONU declaró estar en contra de la legalización de las drogas.

La misma posición tiene el presidente de México. Es importante tener en cuenta que la lucha contra las drogas cuesta mucho a los gobiernos pero a las veces significa asistencia militar y preferencias comerciales como el Plan Colombia y el Atpdea.

Es así como el posible inicio de una posible legalización en cadena queda en manos mañana de los californianos.