Tras más de cinco meses en antena, "Gran Hermano 12" ha celebrado hoy su final, en la que el público ha decido su ganador absoluto: Laura.

Primer finalista de "Gran Hermano 12": Marcelo

Como bien lo sabe Victoria Beckham, las parejas son los mejores reclamos publicitarios. Y eso es lo que le ha pasado a Marcelo, pareja, por lo menos sexual, de Laura.

El malagueño Marcelo, "muso de las carpeteras" amantes de chicos con cejas depiladas, tiene apenas 20 años. Discreto y sereno en estado de reposo, "Totito" no tiene problemas en proferir duros improperios contra Laura (y a quien se le ponga por delante) si la situación de provocación lo requiere.

Precisamente esta circunstancia ha hecho ganadora a Laura, encumbrando al simple Marcelo en un castigador sentimental, logrando la empatía de cierto público femenino.

Flaco favor ha hecho en su defensa la presencia de su tía psicóloga en los platós de las galas de "Gran Hermano". Y es que Susana, con su gesto de "altura moral" ha contagiado, sin querer, antipatía hacia Marcelo.

Segundo finalista de "Gran Hermano 12": Yago

Yago ha sido siempre un gran favorito por el gran público por sus dotes maquiavélicas. El alextímico y poco tolerante a la frustración Yago, siempre ha tenido muy claro su objetivo: conseguir los 300.000 euros del premio, y por ello no ha dudado en manipular, liar y confundir a sus oponentes, no necesariamente femeninos o gays, gracias a su proyección distante y viril, y por supuesto, a su imponente belleza.

No en vano ha sido modelo internacional real, sin maquillajes en su currículo, que le ha permitido trabajar en prestigiosas campañas publicitarias y con no menos importantes fotógrafos, como Helmut Newton. Pero poco queda de aquel hipertímido exnovio de Yola Berrocal, que paseaba su acento cerrado gallego por los platós de "Tómbola". Sin duda, los vaivenes de su, intuimos abrupta vida, han cincelado su cara en facciones duras, otrora de rasgos apolíneos y etéreos.

Mucho puede tener que ver su actual ocupación como escolta personal, aunque sus funciones sean posiblemente más expeditivas, tal y como reveló en su día Lidia Lozano en "Sálvame". La colaboradora del programa de Telecinco declaró que Yago pudiera ser "matón" de un gánster internacional.

Ganadora de "Gran Hermano 12": Laura

El premio estaba cantado. Laura, de 26 años, además de ser una chica muy guapa, cumple con todos los preceptos del perfil de la ganadora de "Gran Hermano", como la gran sufriente en una historia de amor, salpicada de altibajos teatrales. Los bajos, en soeces discusiones en las que las faltas de respeto eran la tónica; y a los altos, en relaciones sexuales de dos minutos por las esquinas.

Y es que Laura decidió que Marcelo era su novio, su "totito", pese a las abiertas reticencias de compromiso del chico. Pero es que viendo las últimas apariciones de "Samu", el novio que abandonó para irse con Marcelo, se entienden muchas cosas.

Pero es que además Laura tiene un plus; es descarada, mal educada, gritona e impulsiva sexual, cumpliendo uno a uno, con todos los parámetros chonis que tantos dividendos da a Telecinco. Lo cual resulta paradójico en su desempeño laboral, ya que es la representante sindical de su empresa de componentes aeronáuticos, que se entiende debería ser ejecutado por personas con ciertas características psicológicas como la contención y prudencia.

Anécdotas gala final de "Gran Hermano 12"

Obviando la fanfarrona chulería de la productora del concurso, que al parecer sopesó declarar nulo el premio ante la última, pero no más agresiva de lo habitual, "pelotera" entre Marcelo y Laura, sin duda, el momento estelar fue la cebada aparición de Marcelino.

Marcelino es el padre de Laura, que hasta ahora se había negado a hacer acto de presencia en los platós a causa de la vergüenza que le producía la actuación en el "reality-show" de su hija. No tanto en insultos y ofensivos enfrentamientos con otros concursantes, siempre justificados orgullosamente como rasgos de "fuerte temperamento", como sí en mantener relaciones sexuales "delante de la cámara ante toda España".