Esta receta es ideal para cualquier época del año, sin embargo, en San Valentín, la pasta es uno de los principales platillos que eligen las parejas y amistades para celebrar el amor y la amistad.

Normalmente, la cita es en algún restaurante de la ciudad para disfrutar de su sabor muy italiano en cualquiera de sus modalidades. Se acompaña, la mayoría de las veces, con una copa de vino blanco o tinto, u otra bebida nacional o internacional.

Celebración en casa

Sin embargo, otra buena opción para celebrar este día es la tranquilidad e intimidad de casa, ya sea con otras parejas de amistades o únicamente con esa persona especial. Esta selección nos ofrece la oportunidad de crear un ambiente personal sin preocuparse por aspectos como el tiempo, las formalidades o cuestiones protocolarias. La atmósfera hogareña es, para muchos, más amistosa, íntima y cómoda.

Finalmente, si se prefiere celebrar el día del amor en casa, una lasagna de pollo con verduras es deliciosa, sencilla, y rápida porque no es necesario emplear el horno convencional.

Lasagna para San Valentín

(para 4 a 6 porciones con un tiempo de preparación de 45 minutos aprox.)

Ingredientes (relleno de verduras y pollo)

  • De 4 a 5 láminas de lasagna precocida (tradicional o verde, rectángular o con finas ondas)
  • 1 taza de espinacas (lavadas, escurridas y cortadas)
  • 1 taza de brócoli (cocida previamente y cortada en pedazos pequeños)
  • ½ cebolla finamente picada
  • 2 cucharadas de aceite (el de preferencia)
  • 2 calabazas (cocidas previamente y cortadas en lajas delgadas)
  • 1 taza de champiñones (cortados en lajas delgadas)
  • 1 taza de requesón (recomendable porque es muy ligero)
  • 1 taza de pechuga de pollo deshebrado (previamente cocido y sin grasa)
  • 1 taza de queso manchego rallado (para la cubierta)
Ingredientes (salsa bechamel)

  • ½ barra de mantequilla
  • ½ taza de harina
  • ½ litro de leche (la de preferencia)
Especias necesarias (al gusto)

  • Sal con ajo
  • Pimienta negra molida
  • Pimienta blanca molida
  • Concentrado de pollo
Preparación (salsa bechamel)

  • Derretir la mantequilla en un recipiente.
  • Agregar la harina y revolver hasta integrar.
  • Una vez que se crea una mezcla homogénea, se agrega la leche poco a poco. La idea es obtener una consistencia adecuada (tipo salsa ligera). Se puede emplear más leche o harina en caso necesario.
  • Sazonar con sal, pimienta blanca, y si se desea, concentrado de pollo.
Preparación (relleno)

  • En una sartén freír (en el aceite) la cebolla.
  • Agregar las verduras cocidas.
  • Integrar el pollo deshebrado.
  • Cocinar y sazonar con el concentrado, pimienta negra molida y sal.
Preparación (lasagna)

  • Seleccionar un refractario de vidrio (u otro) para microondas con la figura deseada.
  • Untar el recipiente con una ligera capa de mantequilla.
  • Alternar los siguientes ingredientes: salsa, queso requesón, láminas de pasta, salsa, pollo, salsa, verduras, salsa, queso requesón, láminas de pasta, y así sucesivamente hasta cubrir por completo el refractario.
  • Terminar colocando láminas de pasta y cubriéndolas con el queso manchego.
  • Colocarlo en el horno de microondas de 15 a 20 minutos.
  • Adornar con perejil (cortado o entero), o bien, ramas de cilantro.
  • Dejar reposar y servir.
Sugerencias para la preparación y el emplatado

  • Las verduras pueden cocerse con un poco de sal y concentrado de pollo. También, éstas se pueden cocer en el horno de microondas, sin embargo, se recomienda hacerlo de manera tradicional, ya que sólo tardan 15 minutos.
  • El caldillo donde se coció el pollo se puede emplear (sólo un poco) para preparar el relleno y conservar sus nutrientes.
  • Los champiñones se blanquean en agua muy caliente con sal por un par de minutos (2 ó 3), enseguida se colocan en un recipiente con agua fría.
  • Los platos blancos ofrecen una mejor vista de este tipo de platillos.
  • Se puede adornar la pasta (por un lado) con hierbas como el romero y tomates cherry asados, o bien, una ensalada espolvoreada con queso de cabra.
El exquisito sabor de una pasta, como en este caso la lasagna, se complementa de manera extraordinaria para celebrar con una copa de vino, música romántica y, principalmente, con la presencia de una buena compañía.

¡Bon appetit!