La universidad pública española es de las más caras y con menos becas de Europa, según un infome del Observatorio del Sistema Universitario.

Los estudiantes asumen el 20% del coste de sus estudios, cifra que refuta la ofrecida por Generalitat y Gobierno, que sitúan el nivel contributivo en el 15%.

La universidad pública española, de las más caras de Europa

El precio medio de estudiar en una universidad pública española es de los más altos de Europa, pese a que el sistema de becas es de los más débiles.

Los estudiantes universitarios españoles pagan, de media, entre el 19 y el 20% del coste de sus estudios.

Por ello, el decreto ley del Gobierno que pretende actualizar al alza los precios de las matrículas agravará todavía más esta situación.

Esta es una de las principales conclusiones de un informe elaborado por el recién creado Observatorio del Sistema Universitario (OSU).

El informe, bajo el título ¿Cuánto paga el estudiante?, fue presentado el pasado 6 de junio en rueda de prensa en la Universidad de Barcelona (UB) por parte de de la coordinadora del mismo, la profesora de Matemática Aplicada de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), Vera Sacristán, y el doctor en Salud pública por la John Hopkins University y profesor de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), Joan Benach, además del rector de la Universidad de Barcelona, Dídac Ramírez.

El Observatorio del Sistema Universitario interviene sobre materias de política universitaria desde la investigación, el análisis, el debate y la reflexión crítica sobre la universidad pública.

Esta plataforma permanente está formada por especialistas de la economía de la educación y de la gestión universitaria de la talla de Jorge Calero (UB), Agustí Colom (UB), Joan Benach (UPF) o Vera Sacristán (UPC).

El informe ha cuantificado en un 19,88% el porcentaje sobre el total del coste de la docencia que pagaban los universitarios españoles en el curso 2008-2009, tomando como referencia datos consolidados publicados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Dídac Ramírez presentó las conclusiones del citado informe en la reunión extraordinaria del pasado 7 de junio del Consejo de Universidades, en la que se abordó el incremento de precios de las tasas universitarias, subida que se prevé de hasta el 66% para el próximo curso.

Ramírez calificó de “precipitado y técnicamente débil” el Real Decreto Ley 14/2012 en el que se contempla el incremento del precio de las tasas universitarias y fue aprobado por el Gobierno del PP el pasado mes de abril.

El rector de la UB ha considerado a tenor de los resultados expuestos que la cifra del 15% ofrecida por Generalitat y Gobierno para defender la actualización de precios es un “tópico y una falsedad” que se puede desmontar desde el rigor y la objetividad, en declaraciones publicadas el pasado 6 de junio en la página web del periódico El Mundo.

España, sexto país con matrículas más caras, y con menos becas de la UE

El informe del Observatorio del Sistema Universitario ha analizado los precios públicos de todas las universidades y, aunque ha evidenciado que existe una gran disparidad incluso dentro de una misma comunidad autónoma, ha señalado que en el conjunto de Europa, sólo Portugal, Holanda, Italia, Irlanda y Gran Bretaña presentan precios superiores a los de España.

España es el sexto país de la Unión Europea con las matrículas más caras (1.038 euros de media).

Sin embargo, es uno de los países que menos invierten en becas: el 10% del gasto en educación, la mitad que Dinamarca, Italia y Eslovenia.

El estudio estima que el nivel de contribución de los estudiantes españoles es “alto” en términos comparativos con otros países de nuestra área cultural europea, especialmente teniendo en cuenta aspectos como la práctica inexistencia de becas-salario, el nivel “modesto” de las becas de estudio y su “limitada” cantidad.

El país más caro es Reino Unido (4.840 euros), mientras que en varios países como Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia y la República Checa los estudios son gratuitos.

Vera Sacristán explicó que la cifra del 20% que pagaron los estudiantes hace dos años se basa en cálculos conservadores que discriminan el coste real de las universidades entre el 60% que se destina a docencia en los presupuestos y el 40% que se dedica a investigación, algo que no hacen los cálculos de la Administración.

Extremadura, comunidad en la que más pagan

Por comunidades, donde el copago de los estudiantes es más elevado es en Extremadura (29,92%), Murcia (26%) y las Islas Baleares (24,65%).

Le siguen Madrid (22,71%), Asturias (21,66%), Andalucía (20,91%) y Castilla-León (20,15%).

El porcentaje es más bajo se registra en Cataluña (15,19%) y Cantabria (16,17%).

3 de cada 10 españolas con titulación universitaria

Con respecto a los estudios, las españolas universitarias destacan con respecto al resto de Europa, un 5% más que la media de la Unión Europea (27,8%).

Más de 3 de cada 10 españolas con edades comprendidas entre 25 y 65 años tienen una titulación universitaria, según un estudio del Instituto de Estudios Económicos elaborado a partir de datos de Eurostat (Persons with a given education attainment level by sex ang age groups).

De los datos de este estudio se desprende que el porcentaje de españolas universitarias ha aumentado con respecto a años anteriores.

Así, la cifra ha subido casi un 8% más, pasando del 24,7% de 2003 al 32,8% de mujeres españolas con titulación universitaria.

De este modo, España se sitúa en el puesto número 12 de los países con mayor porcentaje de mujeres universitarias.

Finlandia se sitúa por delante de nuestro país, con más del 45% de mujeres con estudios universitarios.

Le siguen Estonia (44,8%), Irlanda (41,1%) y Suecia (40,9%). Y un 40% alcanzan Lituania y Chipre.

Por su parte, la cifra en Dinamarca y Reino Unido se sitúa por encima del 37%.

También figuran por encima del promedio europeo Los Países Bajos, Eslovenia y Bulgaria, promedio que ha pasado de un 20,3% de mujeres con titulación universitaria en 2007 al 27,8% en 2011.

Por debajo, se encuentran Polonia (27,6%), Grecia (25,6%), Alemania (24,9%), Hungría (26,5%), Eslovaquia (20,5%).

En un porcentaje más bajo figuran Portugal (19,9%), República Checa (18,1%), Austria (17,2%) e Italia (16,4%), cerrando la clasificación Rumanía (15,1%) y Malta (14,6%).