Esas mujeres que van a estar inevitablemente siempre cerca nuestro, las que vienen acopladas a la vida de nuestros hombres, no son más ni menos que “las suegras”.

Son las personas con las cuales las relaciones pueden pasar de ser maravillosas a terribles. Y crear un lazo afectivo con ellas puede ayudar o perjudicar nuestra relación con el hijo.

Es un camino que debemos transitar con precaución, sin prejuzgar, ni tenerles miedo.

Algunas suegras pueden ser difíciles, y la mejor forma de tener una vida tranquila junto a ellas es saber cuál es el lugar que ocupa cada una. Teniendo la plena seguridad de que cada lugar es único y las dos tienen mucho bueno para darle a la persona que en definitiva las unió, el novio y el hijo.

Cuando iniciamos una relación, durante el periodo de conocimiento, sabemos que nuestro hombre nos agregará a nuestra vida parte de la suya, nuevos amigos, su trabajo y, por supuesto, su familia. La que incluye en muchos casos a su mamá, "nuestra futura suegra".

Y de ahí en más creceremos como familia o dejaremos de serlo.

Clasificadas según su personalidad

Las suegras son en algunas parejas la pieza fundamental de una relación duradera. Y si te toca una de esas difíciles, entonces, deberás armarte de paciencia o renunciar a tu amor a tiempo.

Existen dos tipos muy diferentes de ellas:

La "Suegra Divina" y "la Bruja"

Dos personalidades totalmente diferentes.

Cómo es la ¿"Suegra Divina"?

Es esa mujer que apenas te conoció, te sonrió y no te dijo nada más, te dejó ser.

La que siempre les pregunta, antes de armar un plan con ustedes.

La que tiene su casa y no pretende instalarse en la tuya.

Tiene vida propia y no espera que la incluyan en todos los planes de pareja.

Los invita a su casa y entiende si no pueden concurrir.

Le da consejos a su hijo, pero no trata de imponerle sus ideas, lo deja decidir. Él fue quien te eligió, para ella es suficiente.

Está siempre dispuesta para ayudarte, explicarte una receta, o cuidar tu casa.

También es la que te da ideas a la hora de sorprender a tu hombre con algo que él haya querido siempre, pero te deja que la tarea corra por tu cuenta. Y también las felicitaciones.

Es la suegra canchera, amigable y querible.

La que te trata como si fueras su hija, y te quiere por lo que para ella es lo más importante: hacer feliz a su hijo.

Éstas son las suegras ideales.

Cómo es la ¿"Suegra Bruja "?

Es esa mujer que la primera vez que te vio, te miró de arriba abajo y te dijo: "hola, chiquita", o peor aún: "^¿cómo estás, querida?" Esa frase es la primera señal de que tendrás que tener mucho cuidado.

Es esa mujer que hace planes grupales, les avisa cinco minutos antes y, por supuesto, no admite un no por respuesta.

La que teniendo o no vida propia, siempre está pensando una forma de retenerlos en una cena o en lo que sea con tal de tener a su hijo con ella.

Jamás podrás decir nada malo de su hijo delante de ella, pues esto bastará para que piense que eres una mala mujer y te haga la vida imposible.

Siempre defiende a su hijo, aunque él esté equivocado. Y tú jamás tendrás la razón.

Se autoinvita a tu casa, se cree la reina del lugar e intenta llamar la atención.

Le dice todo el tiempo bebé a tu pareja, y no quiere darse cuenta que el bebé ha pasado a ser un hombre.

Para ella la mamá es la mamá y, si se enferma, impuso que deberemos llamarla a ella primero.

Son esas mujeres que no dejan de ponerse en el lugar de madres y pretenden ser todo a la vez, no asumen que su hijo tenga una mujer y una vida privada, al menos para ella.

Es la que te regala cosas para tu hogar, que sólo le gustan a ella. Y se enoja si las cambias.

Tiene pensado dirigir la vida de su hijo, y también la tuya.

En fin, estas suegras son verdaderamente una amargura.

Existe una forma de combatirlas:

Algo importante para tener en cuenta es que si bien estas personas son reales y se manejan de esta forma, existe un remedio para curar a las brujas y amar a las divinas.

Y el remedio es tener una pareja que sepa darle el lugar que cada una ocupa, teniendo bien en claro que el lugar de una madre jamas podrá ser ocupado por una nuera y viceversa.

Por eso si estás emprendiendo un nueva relación pon mucha atención para salir triunfante.