Siempre que exista ardor al orinar, dolor, mal olor en la vagina, secreciones, aparición de lesiones en la vagina o el pene, entre otros síntomas que sean indicadores de una infección o enfermedad de trasmisión sexual, se debe acudir rápidamente a la consulta médica para que el hombre o la mujer sea sometido a un examen médico y el doctor o la doctora en medicina humana diagnostique mediante los exámenes complementarios y el examen clínico fisico el tipo de enfermedad e indique el tratamiento adecuado para la misma.

Cómo saber si la mujer o el hombre han contraído una enfermedad de trasmisión sexual

Cada enfermedad tiene sus signos y síntomas característicos que la distinguen una de otra pero muchas pueden estar mostrando síntomas parecidos como enfermedad al fin y más cuando esta se manifiesta en las vías urinarias o en el aparato sexual del hombre o la mujer. Por eso, ante la aparición de síntomas sospechosos de haber adquirido una enfermedad de trasmisión sexual, se debe siempre acudir al médico sin pérdida de tiempo para detener con la mayor rapidez posible el avance de la infección y cortar la cadena de trasmisión.

En las mujeres será siempre más difícil que en los hombres detectar una enfermedad de trasmisión sexual por las características típicas del aparato urinario femenino y el genital. Por eso las mujeres deben tomar mayores precauciones que los hombres y realizar los exámenes de rutina que la misma mujer puede realizar para atacar a tiempo el mal.

Las mujeres pueden tener la sospecha de que han contraído una enfermedad de trasmisión sexual cuando sus síntomas y signos aparecen a los pocos días de una relación sexual desprotegida, aunque hay algunas que demoran años en mostrar sus síntomas y se mantienen latentes en el cuerpo de la mujer lo que la convierte en una portadora asintomática y muy peligrosa al no mostrarse los síntomas, de ello la importancia de usar siempre el condón.

La cistitis puede ser síntoma una infección de trasmisión sexual.

  • El dolor en bajo vientre en las mujeres puede estar asociado a una enfermedad de trasmisión sexual,
  • la secreción o flujo vaginal,
  • el mal olor en la vagina,
  • aparición de zonas enrojecidas en la vulva,
  • lesiones que no sanan, entre otras.

Las infecciones de trasmisión sexual pueden ser producidas por varios tipos de agentes causales o patógeno

Existen gran cantidad de agentes patógenos que son causas de enfemedades de trasmisión sexual, entre los cuales se pueden citar:

  • los virus (herpes simple genital y labial, papiloma viral humano, hepatitis B, citomegalovirus, molluscum contagiosum, VIH l y ll),
  • los hongos (candida albicans también conocido como monilia),
  • las bacterias (treponema pallidum causante de la sífilis, neisseria gonorrhoeae causante de la gonorrea o blenorragia),
  • los protozoos (trichomona vaginalis, uno de los causante de vaginitis), entre otros agentes patógenos.
La cándida vaginal, o candidiasis vaginal como es mejor expresado, es una enfermedad muy común encontrada en mujeres obesas, diabéticas o aquellas que han usado antibióticos orales, todo porque la cándida vaginal se desarrolla en un medio ácido y lo anterior favorece que se origine en la vagina el mismo.

Por las características de los órganos genitales masculinos, las enfermedades de trasmisión sexual se detectan con mayor facilidad

Siempre el hombre sienta ardentía al orinar, secreciones purulentas por el pene, enrojecimiento del glande, lesiones que no sanan, aparición de punteados blancos y otras lesiones en forma de verrugas, que en este caso se llaman venéreas, se debe acudir a la consulta médica especializada para que el médico realice e indique los exámenes necesarios para la detección rápida de una posible enfermedad de trasmisión sexual.

Una detección a tiempo de una enfermedad de trasmisión sexual es el éxito de la cura efectiva de la misma y la prevención de otras complicaciones graves. La detección temprana de esas infecciones será el punto clave para romper la cadena y evitar su propagación

El uso del condón es el elemento fundamental a la hora de tener relaciones sexuales porque es el más efectivo al aislar del contacto directo al pene y la vagina.

El VIH SIDA como las más mortífera y silenciosa de las enfermedades de trasmisión sexual puede ser prevenida con el uso del condón y evitar así su mayor propagación.