La provincia de Granada atesora, en apenas 13.000 kilómetros cuadrados de extensión, una inimaginable cantidad y variedad de atractivos turísticos.

La Alhambra y el Albaicín, el monumento más visitado de España y uno de los barrios más bellos del mundo; una de las mejores estaciones de esquí de Europa se encuentra en Sierra Nevada; y, apenas a hora y media en coche, se puede cambiar la nieve por las playas de la Costa Tropical, que disfruta de envidiables temperaturas durante todo el año.

La costa granadina cuenta con una exclusiva oferta de playas tropicales, 46, de agua cristalina y arena fina.

El Ruso (Albuñol)

Playa nudista aislada sin servicios ni equipamientos, a la que se accede a pie desde la carretera N-340. Cuenta con la Bandera Azul de la UE. Tiene una extensión de 300 metros y una anchura media de 25 metros. Nivel de ocupación bajo.

Sotillos (Gualchos-Castell de Ferro)

Playa extensa con defensas artificiales en algunos tramos. Tiene paseo marítimo y dispone de algunos servicios para el público. Posee una extensión de 1.300 m. y una anchura media de 40 metros. Nivel de ocupación alto.

Calahonda (Motril)

Playa turística bien equipada junto a la zona urbanizada de Calahonda, con mucha afluencia de público. Cuenta con la Bandera Azul de la UE. Posee una extensión de 1.200 metros y una anchura media de 40 m. Nivel de ocupación alto.

La Joya (Motril)

Pequeña cala aislada, de acceso difícil con afluencia de nudistas. No tiene servicios. Con una extensión de 300 m. y una anchura de 35 metros su nivel de ocupación es alto.

La Guardia (Salobreña)

Playa bastante extensa, rodeada de cultivos agrícolas, con algunos servicios. Está separada de la playa de la Charca por un peñón. Posee una extensión de 1.100 m. y una anchura media de 25 m. Nivel de ocupación medio.

Salobreña

En plena Costa Tropical, aparece Salobreña, donde el blanco puro de sus casas se mezcla con el azul intenso del cielo y de las aguas cristalinas de su litoral y el verde de sus cultivos. Amplias playas dotadas de las más modernas infraestructuras turísticas y pequeñas calas donde predomina la tranquilidad aguardan a los viajeros que busquen la pureza del mar y cálidas arenas en este enclave mediterráneo.

Almuñécar

Cerca de veinte kilómetros de la cálida Costa Tropical pertenecen a Almuñécar, idílico destino donde el azul intenso del mar brilla de forma especial en cada una de sus 26 playas. Separadas por peñones, esta veintena de playas poseen características muy diferentes que las hacen inconfundibles. Podemos encontrarnos desde la típica playa familiar equipada con todos los servicios necesarios para hacer la estancia lo más cómoda posible –como la playa de San Cristóbal, la de Puerta del Mar o la del Tesorillo– hasta las calas más tranquilas y pintorescas como las playas del Muerto y de Cantarriján, naturistas y muy acogedoras, idóneas para alejarse del bullicio turístico.