Las normas jurídicas son un conjunto de reglas de conducta creadas por los órganos legislativos, mediante los procedimientos previstos y que en caso de incurrir en incumplimiento tienen prevista una sanción. Todas ellas son de obligado cumplimiento, incluso cuando los sujetos las desconozcan, ajenas a la voluntad de aquellas personas a las que van dirigidas y que se suponen que son conocidas desde que se publican en el boletín oficial, tanta del Estado como de las comunidades autónomas o Europeas, en el caso de los preceptos comunitarios.

Clases de leyes según Kelsen

Las disposiciones escritas del ordenamiento jurídico del estado se pueden clasificar de la siguiente manera según la órden jerarquizada de la pirámide de Kelsen:

  • La Constitución: es la norma superior del ordenamiento jurídico. No siempre se ha admitido su carácter normativo. Al principio eran pactos entre la Corona y la soberanía nacional para limitar los poderes absolutos de aquella. Pero hoy en día nadie discute que todos los preceptos tiene carácter normativo. Unos, tienen aplicación inmediata como es el caso de la regulación del proceso legislativo, los derechos fundamentales, la reforma de la Constitución, o la organización de los poderes públicos. Sin embargo, otras necesitan un cierto desarrollo legal. Esta supremacía de la Constitución Española tiene dos aspectos: la supremacía formal y la material.
  • Las leyes: son las normas superiores tras la Constitución Española y son aprobadas por el Parlamento. Son irresistibles para los jueces y tribunales y pueden regular cualquier materia. Tienen fuerza porque les viene del hecho de que han sido aprobadoas por el órgano que representa la voluntad del pueblo. Dentro de éstas, existen múltiples clases: las leyes estatales (con leyes ordinarias y orgánicas) o las leyes autonómicas.
  • Decreto -ley: que son aquellas disposiciones legisltivas provisionales que el Gobierno puede dictar para regular determinadas materias en casos de urgente y extraordinaria necesidad, pero tienen un límite, que no puede afectar ni al ordenamiento de las instituciones básicas del Estado, ni a los derechos, deberes y libertades fundamentales, ni al régimen de las Comunidades Autónomas, ni al derecho electora general.
  • Decretos-Legislativos: son los que se elaboran sobre la base de una previa delegación legislativa. Mediante una ley de delegación, el parlamento encomienda al Gobierno la facultad de desarrollar con fuerza de ley los principios contenidos en una ley de bases, o bien autoriza al Gobierno mediante una ley ordinaria para refundir el contenido de otras leyes en un texto único o texto articulado.
  • Los reglamentos: son disposiciones de carácter general de rango inferior a la ley y que no pueden vulnerar ni la constitución ni las Leyes. Esta potestad es ejercida por el gobierno.
  • Los principios generales: son unos soportes primarios del ordenamiento, al que aportan solidez y a la vez dinamismo, porque son los que permiten que el ordenamiento evolucione y se adapte a nuevas situaciones. Pueden ser tanto escritos como no escritos.

Las sentencias

Las sentencias son resoluciones o determinaciones tomadas por un juez, desde un punto de vista objetivo e imparcial después de haber valorado todas las pruebas aportadas en la fase de juicio. Según éstas, y si estima que el acusado ha incurrido en un delito o falta actuará en consecuencia dictando sentencia con la pena correspondiente dependiendo la norma que haya infringido.

Normas y sentencias chocantes

Cuando anteriormente se ha hablado de las normas y de sus clases así como de las sentencias, da la sensación de que el mundo del Derecho es rígido, que siempre se actúa objetivamente y que debe de ser todo muy lógico y evidente.

Pero a veces ocurre que se pueden encontrar preceptos y sentencias que quizás pueden resultar sorprendentes y que llaman la atención. Aquí se detallan unas cuantas:

  • Un juez de Los Ángeles, sentenció que "un ciudadano puede estornudar con inmunidad en su propia casa, aunque en posesión de una habil inusual y excepcional en ese campo en particular".
  • Una Ley de Cago "prohibe comer en un lugar que está ardiendo".
  • En Marshalltown, Lowa, "Los clos tienen prohibido comer bocas de incendio".
  • En Atlanta "va contra le ltar una jiraba a un poste del teléfono o a una farola".
  • En Illinois, "las personas discapacitadas mutiladas o deformes son objetos feos y tiene prohibido aparecen en públicm>".
  • Según un Decreto de 1800 emitido por el entonces jefe de Policía de la capital francesa, creó una ordenanza que prohibía a las mujeres "vestir como los hombres y obligaba además a todas las que llevaran pantalones a presentarse a la comisacute;a para conseguir una autorización". Esta ley sigue aún vigente en Paris.
  • Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha reconocido que "el síndrome del quemado o también llamado Burn Out es un accidente laboral, en una sentencia en la que confirma la incapacidad permanente absoluta concedida a una maestra de Barcelona".
Es con este tipo de sentencias y normas cuando la Justicia sorprende a las personas, independientemente del país que sea.