Aunque las cosas no andan del todo bien en el sector automovilístico, las ventas de vehículos de segunda mano siguen siendo una importante actividad en la que además, ahora se sabe, que las mujeres suelen ser las que más miran por su economía.

De acuerdo con "El Libro Blanco del Vehículo de Ocasión", de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM), las mujeres españolas son "más miradas” que los hombres a la hora de comprarse un vehículo de segunda mano, tratando de ajustar al máximo su gasto al presupuesto inicialmente previsto.

Eso sí, esto es más cierto según va aumentando la edad de la compradora ya que, como refleja el informe –realizado entre cerca de 900 compradores y potenciales compradores de vehículos usados españoles y extranjeros- las mujeres situadas en una franja de entre 56 y 70 años son las que tienden a apretarse el cinturón, mientras que las más jóvenes suelen dar más alegría al bolsillo.

Los hombres e imigrantes ocupan el lado contrario de la balanza. Así, los inmigrantes de entre 26 y 35 años son propensos a gastar más dinero de lo previsto en la compra de su vehículo usado, mientras que los extranjeros más jóvenes, como son los conductores noveles o de hasta 25 años, tratan de ceñirse al máximo a sus pequeños presupuestos.

Pago al contado

Aunque la creencia generalizada es que son los pagos a plazo y mediante créditos la forma más habitual de hacerse con un vehículo, según el Libro Blanco del Vehículo de Ocasión, seis de cada diez compradores de vehículos usados sigue pagando al contado con dinero procedente de ahorros, frente a cuatro de cada diez que opta por la financiación, principalmente a través de su banco habitual.

La forma de pago también varía según el sexo del comprador y así los hombres son más proclives a pagar su vehículo usado al contado (un 63, 8 por ciento), frente a un 61,1 por ciento de las mujeres que prefiere pagar de esta forma.

En lo que se refiere a la edad, la elección del pago al contado o financiado se comporta de manera inversa en función de la edad, de manera que los más jóvenes tienden a financiar la compra de un vehículo, mientras que los usuarios de mediana y tercera edad prefieren echar mano de sus ahorros y pagarlo al contado antes que endeudarse.

Finalmente, el Libro Blanco muestra que las mujeres tienen una mejor percepción del mercado de vehículos de ocasión que los hombres y, principalmente, los compradores de entre 18 y 25 años.

Las comunidades con mejor imagen del sector son Canarias, Andalucía y La Rioja, mientras que Navarra, Aragón y Castilla y León son las más reacias.