Esta zona de costa es una de las zonas más visitadas en verano. Cuenta con un clima excelente, magníficas playas y ciudades con un gran legado histórico. Esta es una guía sus mejores playas.

Playas de Malta

En tan sólo 300 kms de isla, Malta cuenta con una gran proporción de costa de gran calidad, sin olvidar las islas de Gozo y Comino, que guardan joyas mediterráneas.

Una de las zonas más espectaculares para visitar en Malta es la Gruta Azul. Se puede disfrutar de un día de playa en la zona sudoeste de la isla, y luego aprovechar para coger un barco hasta esta zona. La Gruta Azul es un sistema de 6 cuevas submarinas que destacan por sus reflejos azules, púrpuras y naranjas. Ir de buena mañana y disfrutar de los juegos de luz es todo un espectáculo. Otro lugar interesante es la pequeña bahía de Spinola y St. Julian, uno de los rincones más coquetos y vivos de Malta. Sus aguas cristalinas son perfectas para darse un baño y luego disfrutar de los múltiples chiringuitos y restaurantes.

Pero si buscamos algo menos turístico, tenemos la playa Cueva del Capitán en la isla de Gozo. Un lugar tranquilo y agradable. Es de difícil acceso, por lo que es recomendable alquilar un coche, pero el trayecto merece la pena. No hay mucha gente y sus aguas están limpias.

Playas de Grecia

Conocer todas las playas de Grecia es una misión imposible, pues cuenta con más de 200 islas y playas repartidas entre el mar Mediterráneo, el Jónico y el Egeo. Pero, sin duda, merece la pena visitar las más conocidas.

En Mykonos, la isla más visitada de todas, destaca la playa de Stephanos. Muy preparada para el turista tiene también una belleza indiscutible y ofrece tranquilidad. También merece la pena Houlakia y Plati Yalos, playas muy turísticas si se busca un ambiente animado. Y para disfrutar de las noches de Mykonos, muy conocida por ser un paraíso gay, se puede ir a cenar y bailar por los bares de la costa. Lo único malo de Mykonos es que su condición turística la ha convertido en un lugar muy caro.

Otra de sus islas más espectaculares es Santorini. Un paraíso de casas blancas y azules con vistas al mar Egeo. Su suelo volcánico conforma un litoral salvaje y único. No se puede dejar de ver la Playa Roja, llamada así por el color de su fina arena. Aunque esta muy concurrida se puede disfrutar de ella al atardecer.

Otras playas muy conocidas son las de Perivolos, muy familiar, y la playa de Ammoudi Armeni, un lugar ideal para practicar el submarinismo. Y si se dispone de tiempo se ha de disfrutar de una puesta de sol en Oia(Ia), un momento mágico donde se reúne toda la gente de la isla.

Por último, entre las más destacadas esta la isla de Corfú. Tiene un paisaje variado, con lagunas, montaña y costa bañada por el mar Jónico.

La mayoría de sus playas han sido galardonadas con bandera azul, pues cuentan con aguas cristalinas y arena fina. Las más famosas: Guvia, Nisaki, Spyridon y Roda.

Playas de Croacia

Croacia es un paraíso con algunas de las mejores playas del mundo y en los últimos años se ha convertido en lugar muy popular de veraneo. Con casi 2.000 km de costa y más de 1.700 islas, sus posibilidades son infinitas.

Krk es la isla más popular y cuenta con atractivos turísticos para todos los gustos. Además de visitar hermosas villas y disfrutar del clima, se puede disfrutar de un baño en el adriático en sus mejores calas: Meline, Komoriska o Soline. También son famosas sus playas nudistas, como la de Basca y Punta.

La isla de Dugi Otok, famosa por su forma alargada y estrecha, es el lugar ideal para pasar unas vacaciones tranquilas y alejadas del bullicio. No suele tener tantos visitantes y sus habitantes llevan vidas más tranquilas y alejadas del turismo de masas. Su playa más popular es la de Saharun, al norte de la isla. El contraste de su blanca arena con el intenso azul del mar Adriático hacen de ella una de las más bonitas de Croacia.

Para una excursión más larga, la Bahía de Telascica es ideal para pasar un día de excursión. Altos acantilados y un lago de sal rodean este área de conservación de más de 10kms.

También merece la pena la isla de Hvar, donde el contraste de sus campos de lavanda con su costa hace de ella un lugar muy bonito, y la isla de Korcula, muy concurrida por los veraneantes.