Según la Enciclopedia Británica, una isla es cualquier porción de terreno menor que un continente y rodeada de agua. Las islas pueden estar rodeadas por océanos, mares, lagos o ríos. En conjunto, forman un archipiélago. Hay islas oceánicas y continentales. Las primeras emergen a la superficie desde los fondos de las cuencas oceánicas. Las continentales son partes de la plataforma continental que permanecen en la superficie.

Las islas pueden ser de gran tamaño, como Groenlandia, o muy pequeñas como la mayoría de las que se encuentran en el Océano Pacífico. Muchas de ellas presentan características interesantes, siendo uno de los casos más conocidos desde el punto de vista ecológico el de las Islas Galápagos. El mar actúa como barrera para ciertas formas de vida, pero al mismo tiempo ayuda a la formación de otras. Por esta y otras razones, las islas y la vida que albergan presentan aspectos interesantes para conocer.

La biogeografía de las islas

Debido a su tamaño limitado y a su aislamiento, las islas son utilizadas frecuentemente como objeto de estudio de los factores sobre diversidad de las especies de las diferentes comunidades. Dos componentes determinan el número de especies que pueden habitar en una isla. Estos son la tasa de inmigración de nuevas especies y la tasa de extinción de las especies que la habitan. A su vez, estos dos elementos se ven afectados por el tamaño del territorio insular y su distancia al continente. Las islas pequeñas suelen tener tasas de inmigración bajas debido a que sus posibles colonizadores tienen pocas posibilidades de arribar a una isla de tamaño reducido. Por ejemplo, un grupo de aves que sea dispersado por el viento de una tormenta hacia el mar tiene más posibilidades de aterrizar en una isla grande que en una pequeña. Además, las islas de tamaño reducido tienen tasas de extinción más altas y menos recursos y diversidad de hábitats, dando lugar a la exclusión competitiva, según Neil A. Campbell en Biology.

El número de especies que habita en una isla determina la tasa de inmigración y emigración. Si el número de especies presentes en una isla aumenta, la tasa de inmigración de nuevas especies disminuye ya que un individuo que llegue a la isla tiene menos posibilidades de representar a una especie que todavía no esté presente. También es cierto que cuantas más especies habiten en una isla, la tasa de extinción aumentará debido a una mayor probabilidad del principio de exclusión competitiva, complementa Campbell.

Las Islas del Indo-Pacífico

Esta región posee una enorme cantidad de islas que han dado origen a zonas de aguas poco profundas ideales para la formación y desarrollo de corales. La región occidental y central del Océano Pacífico es la zona de mayor biodiversidad marina. Está compuesta por tres subregiones: Polinesia, Micronesia y Melanesia. Los corales pueden desarrollarse perfectamente en esta zona, aunque están expuestos a diferentes cambios de las condiciones ambientales tales como corrientes oceánicas, mareas, turbidez, temperatura y salinidad. Las cuatro comunidades que han prosperado en esta zona son los arrecifes de corales, los pastos de praderas marinas, los manglares y las llanuras de mareas, comentan Terrence M. Gosliner, David W. Behrens y Gary C. Williams en Coral Reef Animals of the Indo-Pacific.

Charles Darwin y las Islas Galápagos

Al regresar a Inglaterra, después de su expedición a las Islas Galápagos y con la ayuda de John Gould, Charles Darwin resaltó tres aspectos de la fauna de esta zona insular del Océano Pacífico. Según se publica en Zoology de los autores Robert L. Dorit, Warren F. Walker Jr. y Robert D. Barnes, éstos son:

1) La gran cantidad de especies endémicas fue lo que más le llamó la atención. Las aves, las tortugas y las plantas que encontró en estas islas guardaban relación con sus similares del continente, pero presentaban variaciones como consecuencia de su adaptación a las condiciones impuestas por las Galápagos. El gobernador del archipiélago le comentó a Darwin que las tortugas terrestres de las diferentes islas se diferenciaban por sus caparazones. Este aporte fue muy valioso para el naturalista inglés, quien observó algo similar con las aves del lugar, cuyo nivel de endemismo y variedad eran aún más notorios. Así parecían demostrarlo las diferentes poblaciones de paseriformes, cuyos ejemplares pertenecían a diferentes variedades según la isla en la que se encontraran.

2) Gran cantidad de organismos terrestres, como ranas y mamíferos, estaban ausentes en las Galápagos. Esto pudo deberse a su forma de locomoción y por lo tanto escasas o nulas posibilidades de traslado desde el continente.

3) Por último, el tipo de fauna de estas islas no guardaba ninguna relación con la que había encontrado en las islas de Cabo Verde, en el Atlántico Norte, las cuales se parecían más a las especies cercanas de África Occidental. Las especies de las Galápagos, en cambio, se asemejaban mucho a las de Sudamérica. Lo interesante para destacar es que ambas islas son muy similares desde el punto de vista geográfico, climático y topográfico. Si los organismos que habitan las islas hubieran sido separados y especialmente creados para habitarlas, se esperaría encontrar una gran similitud entre las faunas de estas dos islas. Esto condujo a Darwin a razonar que la fauna de las islas no surgió como consecuencia de una “creación especial” sino como resultado de la colonización de especies de regiones cercanas.

Reptiles en las islas

Algunos reptiles han podido establecerse en las islas. Muchas lagartijas viven sobre maderas flotantes en las playas, cuyas aguas dispersan estas estructuras conduciendo a estos animales y sus huevos a lugares lejanos después de un largo tiempo. Algunas especies de reptiles se valen de la partenogénesis para sobrevivir. La dispersión a través de medios flotantes no les resulta muy efectiva para la supervivencia, ya que si un diminuto tronco de madera no lleva a dos ejemplares de sexo distinto, la especie corre peligro de extinción con la muerte de un ejemplar de su misma especie presente en el lugar, explica Harold Heatwole en Encyclopedia of Reptiles and Amphibians.