Es mejor empezar la distribución de los elementos dentro de un espacio determinado, colocando las imágenes contrastadas con otros elementos visuales, ya que las imágenes tienen un papel importante en la atracción.

Una imagen: (Recomendaciones)

  • Ejerce un fuerte impacto visual si domina la página.
  • Se le da mayor énfasis a través del rebasado de uno o más de sus contornos.
  • A una imagen pequeña se le puede dar impacto adicional si se le rodea de un amplio espacio en blanco.

Dos imágenes: (Recomendaciones)

  • Darles el mismo tamaño, colocarlas juntas y tratarlas como una unidad.
  • Darles diferentes tamaño y forma y colocarlas en equilibrio.

Varias imágenes: (Recomendaciones)

  • Darles el mismo tamaño y tratarlas como una unidad.
  • Colocarlas en dos o tres grupos y colocarlas en equilibrio.
  • Darle a una imagen un tamaño mayor que a las otras y usarla como punto focal de interés.
  • La imagen elegida debe enfatizar el mensaje y los intereses del lector.

Tratamiento de los encabezados

El encabezado es el elemento más importante de todos los elementos impresos que rivalizan por la atención del lector.

En términos generales, tiene dos funciones:

  • Resume o sugiere el contenido del mensaje.
  • Apela a un interés básico del lector, después de lo cual se hace un intento por presentar el mensaje de la fuente.
Los dos tipos de encabezados se clasifican en:

  • Directos
  • Indirectos
Los encabezados directos los encontramos en las páginas editoriales de los periódicos y de las revistas.

El encabezado es considerado como el elemento más importante en el material competitivo porque pocas veces la imagen puede por sí misma establecer contacto con los intereses del lector.

Tamaño del encabezado

La cabeza principal de un anuncio debe tener el tamaño suficiente como para permitir que participen otros elementos en el anuncio y atraigan la atención hacia el mensaje.

El subtítulo debe ser tan grande como para atraer la atención sobre sí mismo, pero a su vez alejarla del encabezado.

Los subtítulos secundarios son correctos si son compuestos en el tamaño del cuerpo del texto.

Es importante que contrasten lo suficiente con la composición del cuerpo al que acompañan, lo cual puede lograrse con negritas, cursivas o alguna letra de otra familia tipográfica.

Los principales factores que determinan el tamaño del encabezado son:

  • El peso de otros elementos del anuncio.
  • El tamaño del espacio del anuncio (Dimensiones).
  • La cantidad de espacio en blanco que rodea al encabezado.
  • La impresión a color de los titulares. La impresión a color requiere de tipos más grandes que la impresión en blanco y negro.
  • El tamaño del tipo condensado. Es necesario utilizar un tamaño más grande para el tipo condensado que para el estándar.

Alineación del encabezado

La línea única es la forma más simple y directa de presentación de un encabezado.

Con frecuencia los encabezados son largos y es difícil acomodarlos en una línea. Es necesario analizar a profundidad el aspecto de la forma cuando los encabezados se distribuyen en dos o más líneas.

Tal vez el tratamiento más adecuado sea el ubicar las líneas centradas una debajo de las otras.

Otra forma de disponer los encabezados es alinearlos a la izquierda o a la derecha.

Colocación de los encabezados

La colocación de los encabezados en los anuncios es algo complejo. La importancia de la cabeza en relación con el texto tiene mucho que ver con su colocación.

Si la efectividad del anuncio depende de la lectura del texto, el encabezado debe estar redactado y colocado de tal manera que sirva de guía para el ojo del lector desde el punto inicial de atracción hacia el texto.

Recomendaciones:

  • Utilizar una imagen dominante con un encabezado debajo, seguido por el texto.
  • Colocar el encabezado encima de una gran imagen.
  • La cabeza debe ser de tamaño suficiente para capturar la vista del lector y competir con el poder de atracción de la imagen.
Si lo que se desea es que el encabezado y la imagen principal del producto sean vistos de una ojeada:

Recomendaciones:

  • El texto debe ser muy corto o tal vez no existir.
  • La posición del encabezado con relación al texto adquiere menos significado que su relación con la imagen principal, cuyo fin es la atracción-atención.
  • Combinar encabezado y producto con la imagen más importante.
Lo anterior es para asegurarse de que el lector pueda captar todos los elementos visuales del mensaje con un esfuerzo mínimo.