El arreglo de la casa es algo muy importante, muchas veces aunque se consulten expertos, libros o amigas, no se encuentra ese algo que se busca. El decorar con cenefas es la opción para lograr ese toque muy especial sin el inconveniente de hacer una gran inversión.

La cenefa es un elemento decorativo largo y angosto que se coloca sobre una pared, ya sea para delimitar un área, separar espacios con decoraciones diferentes o marcar un perímetro.

Diferentes presentaciones

Hay varios tipos de cenefas:

  • Las autoadhesivas
  • Las de vinilo
  • Las de azulejo (mosaico), ideales para cocina y baño
  • Las pintadas a mano
  • Las tiras de papel o tela
  • Madera
Al pensar en usarlas en la decoración se deben tener ciertas precauciones, esto con el fin de lograr los mejores resultados.

  • Superficie: debe ser lisa, si es rugosa la cenefa no se podrá apreciar, en este caso es mejor aplicar una tira delgada y de un solo color, el pintarla a mano sería lo mejor.
  • Estampado: en superficies así, no vale la pena poner una tira decorada, porque la pared se vería muy recargada. Si se desea poner una parcial, que enmarque un mueble o área, se debe optar por una de un solo color o de madera.
  • Cocina: si aún está en obra negra y las paredes van a llevar algún tipo de azulejo, la cenefa se puede aplicar al momento de terminar las paredes. Si ya está terminada, se pueden aplicar motivos autoadheribles.
  • Baño: la ideal es la de tipo azulejo (al construir o remodelar el baño), de no ser posible se puede pintar una a mano.
  • Tira de papel o tela: se debe escoger primero un color o estampado que combine con los de la decoración.

La altura ideal

Dependiendo de la habitación que se va a decorar, del tipo y de la función de la cenefa, esta puede tener diferentes alturas.

En las habitaciones cuyas paredes están pintadas a dos tonos (o colores), la cenefa los separa, el punto ideal para colocarla es a un tercio de la altura de la pared, ya sea del suelo o del techo.

En las cocinas que se vayan a poner azulejos decorados, la altura podría ser arriba de los gabinetes (30 cm), esto para que los objetos que se coloquen ahí no tapen los dibujos.

En los baños la altura de la cenefa varía, si se tiene un cancel hay que procurar que este no la corte, si hay bañera, el ponerla 20 cm o 30 cm por arriba del borde, servirá como marco para esta.

En el cuarto del bebe lo ideal es que quede a una altura en la que pueda ser admirada sin tener que bajar la mirada (a metro y medio del suelo).

En las habitaciones cuyas paredes tengan cuadros u otro tipo de adornos, no se recomienda usarla, porque estaría tapada en parte y los adornos le quitarían vista.

Si la sala cuenta con chimenea, una cenefa podría enmarcarla. Pero si la pieza cuenta con un espacio, en el que se ubicó un escritorio (para hacer las veces de oficina), se podría poner una delimitando este área.

Preparando la aplicación

El poner una cenefa requiere de habilidades mínimas y de paciencia, pues para pegarlas se necesita hacerlo despacio y con cuidado.

Los azulejos requieren ser pegados correctamente para evitar que se desprendan. Esto se hace al revestir las paredes del baño o cocina. Aquí se facilita el medir la altura, porque las piezas de niveles inferiores la irán marcando.

Para los otros tipos, se comienza marcando el punto de altura, recuerde medir dos veces y marcar una. Si la cenefa es completa, es mejor dejar una sola línea bien dibujada en las cuatro paredes. En caso contrario, solo se rayará en el área a usar.

Si se aplican que se autoadhieren, tomar la precaución de tener la superficie libre de polvo. En el caso de dibujos individuales, se pueden poner 3 ó 4 para decorar la pared.

No se recomienda usar las tiras de papel o tela en baños ni en cocinas, pues no resisten grasa ni humedad, en el resto de las habitaciones son bien recibidas.

Teniendo la altura marcada, se mide la pared (2 veces) y se corta la tira, usando cola o pegamento blanco se fijará en cada pared por separado. Se le pueden dar unos centímetros más (por seguridad), pero al quitar el sobrante se podría rasgar.

Una vista de madera tiene cierto encanto, pudiendo aplicarse con clavos. El usar taquetes es una opción útil si se piensa poner peso en ella.

Si se desea continuar trabajando más allá de las paredes, se puede decorar la puerta con el mismo motivo que se haya aplicado en la habitación.

Las cenefas hechas a mano van desde líneas o grecas, hasta dibujos entrelazados, pudiéndose hacer con pintura acrílica o de aceite.

El estilo que se desee poner hará la diferencia en la decoración. Se puede hacer trabajo de equipo con algún integrante de la familia.

El hacer partícipes a los hijos en algún trabajo y que quede a la vista de todos, fomenta su autoestima y el compartir tiempo con ellos crea lazos importantes.