Los médicos tibetanos conocen y utilizan las extraordinarias propiedades y beneficios para la salud de la baya del Goji desde hace miles de años. Pocos alimentos son tan recomendables como este fruto de agradable sabor, que puede consumir cualquier persona acompañando todo tipo de comidas en una dieta sana.

La baya del Goji es una fruta desecada que crece en arbustos en los valles cercanos a las cordilleras del Himalaya, el Tíbet y Mongolia. De color anaranjado tendente a rojo intenso y con un tamaño parecido al de una pasa, tiene un sabor que podría definirse como una mezcla entre el arándano y la cereza.

Sus cultivadores dicen que es una fruta extremadamente delicada que no acepta ser tocada por el hombre. Por eso, para recogerla, sacuden las ramas del Goji y sólo recolectan las frutas que caen al suelo. Llama la atención que, durante todo el proceso de transporte, lavado, desecado y envasado al vacío para su comercialización, ninguna mano toca las bayas.

Beneficios de las bayas de Goji

La sabiduría de los médicos tibetanos está fuera de toda duda; aun así numerosos estudios han dado su respaldo científico a los beneficios saludables de las bayas de Goji. En este sentido, uno de los más reputados investigadores en la materia, el nutricionista, farmacéutico y herborista de reconocido prestigio internacional Earl Mindell, enumera las razones para tomar este fruto:

  • Previene el envejecimiento prematuro.
  • Mejora la resistencia a las enfermedades.
  • Reduce la ansiedad y el estrés. Levanta el ánimo, nos hace sentirnos más jóvenes y alegres.
  • Aumenta la energía y la fuerza. Fortalece el corazón y la sangre.
  • Mantiene la presión sanguínea en parámetros saludables.
  • Reduce el colesterol.
  • Ayuda a prevenir el cáncer.
  • Bueno para la diabetes, ayuda a normalizar los niveles de azúcar en sangre.
  • Mejora la vista y la salud ocular.
  • Alivia el insomnio y mejora la calidad del sueño.
  • Mejora la respuesta inmune. Restaura y repara el ADN.
  • Combate la inflamación y la artritis. Fortalece músculos y huesos.
  • Ayuda a desintoxicar el organismo.
  • Mejora la digestión y ayuda a perder peso.
  • Mejora la respuesta sexual y la fertilidad de ambos sexos.
  • Alivia los dolores de cabeza y los mareos.
  • Ayuda en el embarazo y la menopausia.
  • Protege el hígado y ayuda a mantener la función renal.
  • Mejora la memoria.
  • Alivia la tos seca crónica.

Para todas las edades

Por sus numerosas propiedades beneficiosas para la salud y su agradable sabor, son consumidas sin ningún problema por personas mayores o niños, personas sanas o afectadas por alguna dolencia, y por convalecientes y embarazadas.

Además, se pueden consumir con diferentes presentaciones: solas, en zumo, en ensaladas, sopas, cremas o añadidas a otros alimentos como yogur, bebidas vegetales, cereales o batidos. También pueden formar parte de diferentes recetas.

Basta con ingerir a diario entre 5 y 10 gramos (entre 20 y 40 bayas) para experimentar los beneficios. También se pueden encontrar en el mercado zumo de Goji (la dosis recomendada es entre 20 y 40 mililitros al día) y cápsulas que contienen el extracto. Aun así, al ser un alimento natural y sin efectos secundarios, se puede consumir en cantidades mayores sin problemas.

El secreto de la baya del Goji

Lo que hace que este fruto sea tan recomendable es su extraordinaria composición, ya que se trata, según los expertos, de la fruta con más densidad de nutrientes beneficiosos para el organismo, entre los que destacan:

  • 21 oligoelementos (manganeso, magnesio, zinc, hierro, cobre, calcio, níquel, cromo, potasio, cadmio, fósforo, germanio, cobalto y selenio, entre otros).
  • 18 aminoácidos (incluidos los ocho esenciales).
  • Proteínas (13%).
  • Betasitosterol (un esterol vegetal con propiedades antiinflamatorias).
  • 8 polisacáridos y 6 monosacáridos, incluidos los polisacáridos Lycium Barbarum, exclusivos del Goji.
  • Fibra (8%).
  • Carbohidratos (20%).
  • Vitaminas esenciales (complejo vitamínico B, vitamina A, vitamina E y vitamina C).
  • Un amplio espectro de carotenoides antioxidantes.
  • Luteína y Zeaxantina (flavonoides muy importantes para el cuidado de los ojos).
  • Superóxido dismutasa y Fenilpropanoides (factores inhibidores del envejecimiento).
  • Fisalina (compuesto natural que potencia y mejora el sistema inmune).
  • Ciperona (un sesquiterpeno con beneficios para el corazón y la presión sanguínea).
  • Solavetivona (un sesquiterpeno con propiedades antifungales y antibacterianas).
  • Betaína (componente que calma el nerviosismo y mejora la memoria).
  • Ácidos grasos esenciales, entre los que se encuentran los Omega 3 y 6.
En la composición de las bayas de Goji destaca el selenio, un mineral que actúa como antioxidante, ayudando a neutralizar los radicales libres que dañan las células. Comiendo 20 gramos de este fruto se cubren las necesidades diarias de antioxidantes, ya que 100 gramos de Goji contienen 25.700 unidades ORAC (Oxygen Radical Absorbance Capacity) y lo recomendado es consumir 5.000 al día.

Así pues, las numerosas propiedades beneficiosas para la salud, especialmente su aporte de energía que contribuye a tener más vitalidad y un envejecimiento saludable, junto a su agradable sabor, hacen de las bayas del Goji un complemento idóneo en las comidas de toda la familia.