Listado de las 20 mejores películas de culto del siglo XXI. Filmes que, ya sea por su gran éxito en su estreno o por el reconocimiento de un cierto sector de aficionados, pasarán a la historia del cine por su gran calidad.

Las veinte mejores películas de culto

  1. “Dogville” de Lars Von Trier. El director danés consiguió elaborar una obra totalmente innovadora distanciando al espectador de los personajes a través de una enorme teatralidad, algo muy necesario debido a la dureza de la trama.
  2. “Inland empire” de David Lynch. Producción totalmente no argumental donde el único objetivo que se marca David Lynch es el de despertar una serie de sentimientos en el espectador.
  3. “Mullholland drive” de David Lynch. Pensada como miniseries para la televisión alemana, acabo siendo montada como un film dividido claramente en dos partes, la primera argumental y la segunda pensada para transmitir emociones, desentendiéndose por completo del argumento.
  4. “Bailar en la oscuridad” de Lars Von Trier. Duro drama con que bebe de las raíces del Dogma del que su director es uno de los miembros fundadores.
  5. “Donnie Darko” de Richard Kelly. Thriller psicológico en el que realidad y ficción se mezclan para el protagonista.
  6. “Old boy” de Park Chan-wook. Thriller sobre la venganza en todas sus formas con grandes dosis de violencia. Forma parte de “La trílogia de la venganza” en la que es su segunda parte, teniendo como predecesora “Sympathy for Mr. Vengeance” y como continuación “Sympathy for Lady Vengeance”.
  7. “Réquiem por un sueño” de Darren Aronofsky. Dramática historia sobre el problema de las adicciones y sus secuelas. Uno de los mejores y más fieles a la realidad films sobre el tema.
  8. “Enter the void” de Gaspar Noé. Cinta surrealista francesa sobre el alma de un hombre que no quiere abandonar la tierra una vez muerto para proteger a su hermana.
  9. “Memento” de Christopher Nolan. Cinta montada a base de secuenciasen el orden inverso que hacen que el espectador se sienta como el protagonista, el cual padece una enfermedad llamada perdida de la memoria reciente.
  10. “El sabor de la sandía” de Tsai Ming liang. Polémico trabajo por parte del director tailandés en el que se pueden ver tanto sexo explícito como números musicales.
  11. “Kill Bill: Vol. I” / “Kill Bill: Vol. II” de Quentin Tarantino . Film estrenado en dos volúmenes que supuso el cuarto trabajo de Tarantino y su vuelta tras seis años de inactividad.
  12. “American psycho” de Mary Harron. Controvertida película de la novela que tanto dio que hablar de Bret Easton Ellis
  13. “The human centipede” de Tom Six. Un film de lo más desagradable, solo apta para amantes del Slasher y que soporten bien la escatología.
  14. “Battle Royale” de Kinji Fukasaku. Idea futurista de un mundo donde se pretende acabar con la violencia juvenil aplicando más violencia sobre ellos.
  15. “Waking life” de Richard Linklater. Película de animación creada con actores reales que narra las profundas conversaciones del protagonista con personajes que pasan por su vida.
  16. “Machete” de Robert Rodríguez. Film creado a partir de un falso tráiler que aparece justo antes del visionado de las películas que constituyen la “Sesión doble” del propio Rodríguez y de Quentin Tarantino “Grindhouse”.
  17. “Casshern” de Kazuaki Kiriya. Una de las películas que más divide al público. Nadie queda indiferente ante ella, o gusta o desagrada. Está ambientada en un mundo post-apocalíptico tras varias guerras entre Japón y Euroasia.
  18. “Ichi the killer” de Takashi Miike. Sangrienta obra del maestro japonés sobre la mafia de su país, la Yakuza .
  19. “Saw” de James Wan. Primera de las entregas de la famosa saga, que con muy poco presupuesto consiguió cambiar la tendencia del terror slasher .
  20. “Zombies party” de Edgar Wright. Magnífica comedia de terror sobre una plaga de zombis que asolan la tierra donde se le da una vuelta de tuerca al subgénero.
Cintas, las de culto, que poco a poco son menores en cantidad pero no por eso en calidad debido a que las productoras nunca apuestan por un cine que pierda dinero a cambio de aportar muchas cosas interesantes al séptimo arte.