Durante dos semanas, del 1 al 14 de abril de 2011, se celebra la 27ª edición del Chicago Latino Film Festival. Entre ficción y documental, largometrajes y cortometrajes el festival cuenta con más de un centenar de películas.

Estos son algunos de los largometrajes presentados:

“Casa vieja” de Lester Hamlet

Producción cubana.

El film narra la historia de Eduardo, el cual tras catorce años fuera de su pueblo natal en Cuba, regresa de nuevo a la isla tras la muerte de su padre. Allí encontrará un hogar por el que no ha transcurrido el tiempo y el problema de la intolerancia con su orientación sexual.

“El hombre de al lado” de Mariano Cohn y Gastón Duprat

Producción argentina.

El film narra un conflicto vecinal entre Víctor y Leonardo. Víctor es un vendedor de coches usados, Leonardo un refinado diseñador. Ambos toman conciencia de la existencia del otro cuando Víctor decide hacer una ventana en la pared que media entre ellos.

“No eres tú, soy yo” de Alejandro Springall

Producción mexicana.

Es la historia de Javier un hombre que desea encontrar el amor, aun cuando todo está en su contra. Divertida comedia, donde el protagonista es capaz de todo con tal de encontrar a la mujer de sus sueños, desde asistir a reuniones místicas, hasta pasar al perro para conocer mujeres en el parque.

“Santiago” de Félix Martiz

Producción estadounidense.

Miguel y Billy, actor y cámara de cine respectivamente, siguen a un traficante de drogas por los alrededores de Santiago de Chile para caracterizar un personaje. La cámara cogerá momentos llenos de violencia, sexo y drogas.

“Los colores de la montaña” de Carlos César Arbeláez

Producción colombiana.

Manuel, un niño de 9 años, juega cada día con su vieja pelota en el campo para llegar a ser un gran guardameta. Parece ser que su sueño se va a hacer realidad cuando su padre le regala un balón nuevo, pero por desgracia un día, este se le cae rodando a un campo de minas. A partir de ahí comienza la aventura de Manuel junto a sus amigos Julián y Poca Luz por rescatar la pelota.

“Astral” de Enrique Olvera

Coproducción entre México, España y Francia.

Historia fantástica sobre Dryna, una chica que hace el mismo viaje mágico a Astral que 70 años atrás hiciera su abuelo Luis Buñuel con Salvador Dalí. En Astral le serán revelados los misterios de su abuelo, conocerá secretos de la filosofía Zen, del realismo mágico, etc.

Vidas pequeñas” de Enrique Gabriel

Producción española.

Película coral sobre los encuentros y las diversas relaciones que se establecen entre varias personas marginadas que conviven durante unos días en un camping madrileño.

“El gran Vázquez” de Óscar Aibar

Producción española.

Retrato de la vida del dibujante de tebeos Manuel Vázquez. Trabajando para la editorial Bruguera, el creador de “Anacleto, agente secreto” y “La familia Cebolleta”, llevaba una vida en la que no se privaba de nada, burlándose y timando a sus jefes y coleccionando una familia tras otra. Un día Bruguera altera su modo de vida al imponerle un contable para que le rinda cuentas.

“Retratos en un mar de mentiras” de Carlos Gaviria

Producción colombiana.

Marina, muda y amnésica y su primo Jairo, fotógrafo, realizan un viaje tras la muerte de su abuelo desde Bogotá hasta las costas de Colombia para recuperar las tierras de las que fueron desplazados. Por el largo camino Marina irá recordando su traumático pasado.

“Only one way out” de Octavio López

Producción estadounidense.

Clásica historia de amor, algo corta de metraje, tan sólo 60 minutos. Juan y Sylvia se enamoran en la escuela de salsa, pero la gente del barrio de ella no acepta a Juan, ya que es un recién llegado a la zona.

“Embargo” de Antonio Ferreira

Producción portuguesa.

El film narra la historia de Nuno, un hombre que trabajando en una roulotte de bifanas inventa una maquina que promete revolucionar la empresa del calzado. A partir de entonces se obcecará en vender su invento sin importarle nada más que eso.

18 comidas” de Jorge Coira Nieto

Producción española.

El film narra seis historias a lo largo de un da, un total de dieciocho comidas. Desayuno, almuerzo y cena de cada trama que nos narra la evolución de diferentes situaciones dramáticas.