Cuando solamente faltaban dos días para la celebración de la asamblea de compromisarios, el expresidente del Barça Joan Laporta dirigió una carta abierta a los socios de la entidad defendiéndose de las acusaciones contra su gestión por parte de la actual junta directiva que comanda Sandro Rosell.

"Ante el alud de maniobras indecentes que la actual junta directiva del club, con su presidente al mando, estan perpetrando contra mis compañeros de junta y en especial contra mi persona, pienso que ha llegado el momento de manifestarme públicamente y directamente a la opinión pública y, en especial, a los socios y aficionados del FC Barcelona", indica Laporta.

Defiende la honestidad de su junta directiva

En el texto enviado por el exmandatario y abogado defendía "la honestidad de un equipo de personas que he tenido el privilegio de presidir y la mía". En la carta reitera que la economía azulgrana estaba en un gran momento cuando dejó la presidencia en el 2009. "Les dejamos en herencia un club sostenible". Asimismo detallaba diferentes cifras que tenía el club en aquella temporada: "Les dejamos un club que la temporada 2009-2010 ingresó más de 430 millones de euros. Les dejamos un Barça que ingresa 140 millones de euros cada temporada en concepto de derechos audiovisuales. Les dejamos un Barça que ingresa de Nike cerca de 40 millones por temporada. Les dejamos preparado solamente para firmar un crédito de 150 millones de euros con 'La Caixa' i con el Banco de Santander. Vendimos a Touré por 30 millones de euros (por cierto, yo había cerrado la operación por 32 millones, ellos sabrán qué hicieron); Ibrahimovic, por 25 millones de euros y Chigrinsky por 15 millones. Y han vendido la camiseta a Qatar por 30 millones de euros. No hay dineros en la caja? Mentira!", afirma rotundamente Laporta.

"Mejor club de la historia del fútbol"

El expresidente, que no tiene previsto asistir a la asamblea de compromisarios del club, indicaba que le estaban imputando "unas pérdidas deliberadamente hinchadas". El también político catalán asegura en este escrito que una de las herencias más importantes que dejaron a la actual junta directiva era que habían convertido al primer equipo de fútbol en el mejor "de la historia del fútbol, con una plantilla de futbolistas maravillosos y con un largo recorrido. Y el entrenador, Pep Guardiola, con el compromiso de renovar como mínimo un año más".

Laporta comenta en esta carta cómo dejaron La Masía, dejando"una buena y eficiente labor hecha en el fútbol formativo que está funcionando a pleno rendimiento y que seguro que hará realidad muchos sueños en el futuro inmediato".

Sin violencia en el Camp Nou

Otra de las autodefensas de su gestión que realizó, según el propio Laporta, fue la de acabar con la violencia en el Camp Nou. Al mismo tiempo, el expresidente dijo que e"Les dejamos un Barça sin violentos en la grada. Y eso no es fácil". El club era, durante su gestión, "solidario con los más desfavorecidos" y "plenamente comprometido con sus orígenes catalanes, con su identidad, con la lengua y con la cultura catalana".

El exdirigente azulgrana también indicó que él y sus compañeros en la junta directiva "no se escondían nunca con el fin de defender y proteger los intereses y la imagen del club, de sus socios y aficionados y, lógicamente, de los técnicos y jugadores".

Por último, Laporta dijo que le haría muy feliz que el club "continuará por el camino de éxitos" aunque tenía "muy claro que no podrían borrar todo lo que se hizo en los últimos años, no podrán ensuciar, a través de una campaña plagada de mentiras y resentimientos, los mejores años de la historia de nuestro Barça, que es el Barça de todos".

Por otra parte, el entrenador Pep Guardiola afirmó después de la victoria 5-0 contra el Atlético de Madrid que lamentaba que el club se encuentre en procesos judiciales con la anterior junta directiva. Guardiola indicó en la rueda prensa que se sentía triste por el momento que está viviendo Laporta y comento que sentía mucho afecto por la junta anterior. Se mostraba contento con Laporta ya que fue quien confió en él en el banquillo azulgrana y consideró que "cogió el club en una situación más precaria que la que hay ahora e hizo cosas extraordinarias"