Actualmente, existen temas controvertidos y polémicos, los cuales afectan o benefician de manera directa o indirecta a la sociedad. Están presentes en pláticas, ya sea entre amigos, familiares, intelectuales, jóvenes, adultos y ancianos, cuyos temas son el sexo, la religión, la pobreza, la delincuencia, el desempleo y la seguridad pública. Sin embargo, hay un elemento en la vida del hombre que lo ha acompañado en el transcurso del tiempo y lo ha ayudado a mantener un orden establecido dentro de su sociedad: la política.

A lo largo de la historia, han existido diferentes formas de gobierno que han regulado la forma de vida del individuo en su entorno social. Entre estos modos de gobernar están la monarquía, la dictadura, la oligarquía, el imperialismo, el constitucionalismo, la aristocracia y el colonialismo; otros términos que se relacionan son: el gobierno, los partidos políticos, el sufragio, el poder, la elección, el voto y las instituciones gubernamentales.

Recambio generacional

La población es fundamental en el proceso democrático y político. Cabe destacar que la juventud es un sector importante dentro de la sociedad mexicana, ya que uno de cada tres votos emitidos en las elecciones presidenciales del 2 de julio fueron jóvenes ciudadanos menores de 30 años que cumplieron con un derecho y una obligación cívica. Por otro lado, en las pasadas elecciones del año 2000, se registraron 2,020,857 individuos entre 18 a 29 años de edad en la lista del IFE en el DF., resultando que más de la mitad de dicha población acudió a las urnas.

Hoy por hoy, existe una preocupación latente por la forma en que la juventud mexicana percibe la política, porque observa cómo se degrada la vida social por la corrupción, desempleo, inseguridad, racismo y falta de crecimiento económico, además de las deficiencias educativas, de salud y servicios humanos. Todo ello, provoca que los jóvenes no acudan a votar pues no creen en el proceso y se vuelven apáticos e individualistas en las decisiones para elegir a sus representantes. La falta de políticas públicas enfocadas a la juventud causa la desidia en la participación de la misma, la cual representa un foco rojo en la población que debe ser atendida.

¿Que espera la juventud?

Como todo ciudadano, los jóvenes mexicanos exigen claridad y transparencia en las propuestas de los candidatos, siendo estas compromisos verdaderos, los cuales serán tomados en cuenta en sus demandas. Por lo tanto, quieren saber cómo llevarán a cabo dichas peticiones para sus necesidades educativas, económicas, culturales, deportivas, de esparcimiento y de empleo, desean un país con oportunidades reales y sensatas.

“Tu rock es votar”

Es un foro de discusión, su meta consiste en promover y animar a la población juvenil a participar en un proceso electoral donde se tiene la oportunidad de decidir el rumbo del país, además de obtener mejores condiciones de vida para un futuro prometedor, pero a través de los años se ha percibido una serie de protestas que no son de optimismo ni alegría, sino de angustia, sufrimiento y desesperación. Así, comienza a surgir una cadena de actos violentos que desembocan en un síntoma de falta de identidad nacional, transformándose en una inconformidad constante con respecto a las cuestiones políticas del país, manifestándose así en diversas ocasiones para exigir sus derechos como ciudadanos esperando respuesta por parte del gobierno para que atienda sus quejas.

La actualidad

Hoy se vive una época de constante cambio en la política, ya que la ciudadanía ha logrado aprender a defender sus derechos y a cumplir con sus obligaciones en los diferentes roles sociales, y una manera de llevarlo a cabo es participar activamente en la formación de una historia ejemplar. En este sentido, los jóvenes tienen ahora el control en sus manos, pues ellos eligen a los gobernantes que tendrán en el futuro y podrán luchar por sus ideales, además de ser testigos de una nueva democracia para la soberanía nacional.

Para que el joven pueda alcanzar sus metas es necesario que se atreva a enfrentar su realidad política, de ser firme y valiente para no dejarse intimidar ante el engaño, la falsedad y deshonestidad de algunos políticos que lo único que desean es tener el poder. Pero para lograrlo es necesario una sociedad vanguardista con un fuerte desarrollo en todos los aspectos: económico, cultural, histórico, religioso y humano así como un gran espíritu de lucha.

Es importante fomentar en el joven una cultura política, pues es necesario tener conocimiento acerca de las virtudes, convicciones y conductas de los ciudadanos en una sociedad para poder implantar de manera sólida un sistema democrático que trascenderá con el tiempo. No hay que menospreciar a la juventud, pues como bien queda señalado son maduros, sensatos, con claridad mental y con grandes deseos de superarse y asumir las responsabilidades que el país le imponga. Por ello, se dice que los jóvenes son el futuro de México.