Las acciones del Gobierno Revolucionario de la República Bolivariana de Venezuela en materia de igualdad de género, han pasado por reivindicar el uso de las palabras en femenino evitando las generalidades masculinas (por ejemplo, no decir niños para generalizar a niños y niñas) hasta medidas como la creación de instituciones tal como el Ministerio del Poder Popular para la equidad de género y el diseño de políticas en pro de la reivindicación de la mujer.

Banmujer, un Banco especialmente para las mujeres

El Gobierno Bolivariano, reconociendo la importancia de la mujer como sustento de la mayoría de los hogares venezolanos, destinó un banco especialmente para otorgar financiamiento y capacitación a las mujeres, y sensibilizar de esta manera en el tema de género, equidad, trabajo productivo y economía. Banmujer va más allá de la atención financiera y busca que las mujeres usuarias del banco valoren la importancia de ejercer adecuada y responsablemente su salud, así como el derecho a promover una salud y educación integral y de calidad para todas y todos, en y desde su comunidad organizada.

Misión Madres del Barrio

Uno de los programas banderas que visibiliza a las mujeres excluídas durante décadas, es la Misión Madres del Barrio, con el cual se reconoce el trabajo del hogar como elemento fundamental para el desarrollo de la sociedad. Además, el Estado remunera a un grupo de mujeres y las acompaña en el proceso de superación de la problemática de la pobreza, incluyéndola en todos los ámbitos de la vida de donde es excluida por lo general, tales como la educación, la producción, la cultura, etc.

Ley Orgánica sobre el Derecho de las mujeres a una vida libre de violencia

Esta Ley señala en su exposición de motivos que todas las mujeres son víctimas potenciales del maltrato y la violencia por razones de sexo. Además, indica que las distintas formas de violencia contra las mujeres son tácticas de control con el objetivo de mantener y reproducir el poder patriarcal sobre ellas y que ante esto el Estado debe erigirse como garante de los derechos humanos.

La Ley enfatiza su propósito y objetivo, en los aspectos preventivos y educativos. Y las sanciones contempladas son prisión, multas y trabajo comunitario, previéndose una escala de penas que permite acceder a alternativas distintas a la prisión en casos de penas de menor entidad.

Formas de violencia

La Ley considera, entre otras, las siguientes formas de violencia de género en contra de las mujeres:

  • Violencia psicológica: conducta ejercida en deshonra, descrédito o menosprecio a la dignidad personal, tratos humillantes y vejatorios, vigilancia constante, marginalización, abandono y amenazas que conllevan a que las mujeres disminuyan su autoestima, depresión o suicidio.
  • Acoso: conducta abusiva (palabras, actos, gestos, mensajes escritos) dirigidos a intimidar, chantajear y vigilar a una mujer y que atenta contra su estabilidad emocional, dignidad o integridad física o psíquica.
  • Amenaza: anuncio verbal para la ejecución de un daño físico, psicológico, sexual, laboral o patrimonial.
  • Violencia física: acción dirigida a ocasionar daño físico a la mujer (quemaduras, empujones, heridas, etc.).
  • Violencia patrimonial o económica: conducta que esté dirigida a ocasionar un daño a los bienes muebles o inmuebles en menoscabo del patrimonio de las mujeres o a los bienes comunes, así como la perturbación a la propiedad de sus bienes, destrucción o retención de documentos personales, bienes y valores, derechos patrimoniales o recursos económicos destinados a satisfacer sus necesidades; limitaciones económicas encaminadas a controlar sus ingreso o la privación de los medios económicos indispensables para vivir.
  • Esterilización forzada: causar intencionalmente sin brindar la información debida, sin su consentimiento voluntario, un tratamiento médico o quirúrgico que la esterilice o prive de su capacidad biológica y reproductiva.
  • Violencia mediática: la exposición, a través de cualquier medio de difusión, de la mujer, niña o adolescente, que de manera directa o indirecta explote, discrimine, deshonre, humille o que atente contra su dignidad con fines económicos, sociales o de dominación.
  • Violencia institucional: acciones u omisiones que realizan las autoridades, funcionarios y funcionarias, y personal de cualquier ente público que retarde, obstaculice o impida que las mujeres tengan acceso a las políticas públicas y ejerzan los derechos previstos en la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida libre de violencia.
Haz clic aquí para leer el texto completo de la Ley.