La vida en Venezuela es relajada, los venezolanos son ciudadanos del mundo, que siempre están buscando algo para celebrar o hacer un comentario jocoso, basta ver cualquier situación comprometida o el funeral de alguna persona, para escuchar una gran cantidad de chistes sobre lo que está pasando o acerca de la persona que yace muerta en la urna.

Otra gran característica de los pobladores de este país es que se busca cualquier motivo para una celebración, ya sea una fecha importante para la persona, con todo lo que va conexo, como los famosos "miaos", que se toman cuando nace un bebé o, simplemente, algún acontecimiento deportivo, como el mundial de fútbol, al que Venezuela nunca ha clasificado, pero paraliza el país durante su desarrollo, una carrera de fórmula 1, la serie mundial del béisbol de Grandes Ligas o eventos de la farándula como la entrega de los premios Oscar y hasta la Boda Real del Reino Unido es seguida con mucha atención de una manera muy particular, con fanatismo y jocosidad.

Tras William y Kate

El enlace del segundo en la línea de sucesión del trono británico, hizo madrugar a buena parte del continente americano este viernes 29 de abril. Venezuela no fue la excepción, desde las 3 de la mañana todos los canales de señal abierta comenzaron a transmitir el evento, con la participación de expertos en la monarquía, modas, farándula y cuanta materia fuera afín al acontecimiento.

Mientras los venezolanos seguían el matrimonio, a través de las redes sociales aparecían comentarios de diversa índole: en la red social Twitter y los teléfonos celulares se iba "venezolanizando" lo que estaba pasando en las calles de Londres, se comenzó a decir que los invitados llegaron en "mototaxi", que los sombreros de las reinas e invitadas no serían parte de su vestido, sino de conocidas marcas de cerveza nacionales, que los buhoneros estarían vendiendo videos eróticos del príncipe en las autopistas de Caracas y hasta se hubiese visto a la reina descalza en la fiesta haciendo un trencito con el estribillo de "vamos negro pa´la conga", de Ricardo Montaner.

Tampoco se quedó atrás Alicia Machado, la exmiss universo que se ha convertido en el blanco de chistes en casi todo el continente, luego de haber cometido un desliz en twitter. Según lo que corrió por Internet, a la reina de belleza le pareció muy chévere el enlace real, pero "ni loca se hubiera casado a las 4 de la mañana".

Deporte a la venezolana

Los eventos deportivos también son blanco de chistes en Venezuela: el más reciente capítulo del duelo entre Barcelona y Real Madrid vino acompañado de una avalancha de comentarios, como la adaptación de la famosa cuña de la tarjeta de crédito, según la cual ver a Kaká, a Ozil y a Cristiano Ronaldo persiguiendo a Lionel Messi "no tiene precio, para todo lo demás existe Master Card".

Esta situación se repite en otros deportes, sobre todo cuando interviene el presidente Hugo Chávez aupando a algún equipo o atleta, se dice que les "cayó la pava". El piloto Pastor Maldonado, para quien el patrocinio de la estatal petrolera PDVSA fue fundamental para conseguir un puesto en la Fórmula 1, fue la más reciente víctima, porque luego de pasearse con el primer mandatario en varias oportunidades durante el receso de la temporada, sólo ha podido terminar una carrera en 2011, por eso, en Venezuela se ha llegado a decir que los 30 millones de dólares que le dieron como patrocinio fueron "mal-donados".

Ni las muertes ni las tragedias están a salvo

Corría un jueves de junio de 2009 cuando, en horas de la tarde, se anunció la muerte del llamdo Rey del Pop . No había oscurecido todavía en Venezuela, cuando a través de los teléfonos celulares se regó una grabación, según la cual "los angelitos en el cielo tendrían que taparse el trasero, porque viene subiendo Michael Jackson", en alusión al escándalo de presuntos abusos sexuales a menores que involucró al cantante en varias oportunidades.

Pocos meses después, en un sábado de septiembre un movimiento telúrico sorprendió a los caraqueños, quienes, mientras esperaban en las calles para volver a sus casas, comenzaron a recibir un audio con una imitación del presidente Chávez llamando a la tranquilidad, porque no había sido un temblor, sino "un efecto especial para la próxima película de Oliver Stone", cineasta norteamericano muy amigo del mandatario caribeño.

Se pudieran seguir mostrando más ejemplos de la jocosidad de los habitantes de la nación suramericana, muchos de ellos deben estar preparando y recogiendo más chistes para compartirlos con sus familias y amigos. Porque, pese a todos los problemas, así es la vida en Venezuela.