Según ha anunciado, este viernes, el Centro Europeo de Física de Partículas, CERN, científicos italianos, han llevado a cabo un experimento, en el laboratorio Gran Sasso, que confirma que los neutrinos no son más veloces que la luz.

El laboratorio, en este ensayo, registró medidas de velocidad de neutrinos que no exceden la velocidad de la luz. Este experimento se desarrolló midiendo velocidades de neutrinos que viajaban unos 730 km, que es la distancia entre los laboratorios donde se desarrolló el experimento.

No superan la velocidad de la luz

Con este ensayo, se confirma que las conclusiones del experimento OPERA del mismo laboratorio, que detectaron neutrinos que viajaban a mayor velocidad que la luz, eran erróneas.

Tan extraños resultados habían sido puestos en entredicho por toda la comunidad científica, ya que contradecían la teoría de la relatividad de Albert Einstein y avivaban la fantasía de poder viajar en el tiempo.

La explicación dada a este fenómeno se atribuye a una mala conexión de un cable de fibra óptica y la mala sincronización entre dos cronómetros.

Los neutrinos están de moda

Sin embargo los neutrinos siguen acaparando portadas de revistas científicas y siendo protagonistas de nuevos experimentos, ya que un grupo de investigadores de las Universidades de Rochester y Carolina del Norte, han conseguido, por primera vez, enviar un mensaje utilizando un haz de neutrinos. El mensaje enviado a través de 240 metros de roca, viajó con un texto de una sola palabra “neutrino”.

El experimento se publicará en la revista científica Modern Physics Letters y abre una gran vía de investigación sobre sistemas de comunicación que no requerirían ni cables, ni el uso de satélites para reflejar las ondas electromagnéticas.

El futuro de las comunicaciones

Si bien es cierto que en estos momentos, los sistemas de comunicación por neutrinos son mucho más complejos que los usados en la actualidad, la propiedad que poseen, de atravesar cualquier medio, ya que prácticamente no tiene masa ni carga eléctrica, les hace ser posiblemente muy útiles para ciertas aplicaciones estratégicas.

Por ejemplo, podrían ser muy útiles para enviar mensajes a través del agua, para comunicarnos con las antípodas atravesando directamente la tierra o para establecer comunicaciones con la cara oculta de planetas.

Las pruebas se realizaron en el Fermilab (Fermi Nacional Accelerator Laboratory) en Chicago, utilizando uno de los aceleradores de partículas más potentes del mundo, que crea neutrinos de alta densidad y un detector de cinco toneladas llamado Minerva, instalado a más de 100 metros de profundidad.

Mensaje enviado en código binario

La palabra enviada, “neutrino”, fue traducida a código binario en el que 1 correspondía al envío de grupos de neutrinos y 0 a la ausencia de neutrinos, cada vez que se producía una detección de neutrinos un ordenador traducía del código binario al inglés.