Esta enfermedad debe su nombre a una planta muy útil para depurar el organismo, pero muy fastidiosa para recoger: la ortiga. La particularidad de esta planta es la de liberar una sustancia ácida que es la que produce la inflamación en la piel.

Cuando la urticaria es un síntoma

Es frecuente que en personas predispuestas la urticaria se presente acompañada del angioedema, que es una acumulación más profunda de líquido respecto a la urticaria. No presenta coloración ni prurito, pero la hinchazón es más marcada, sobre todo a nivel de las mucosas.

El SOA o “Síndrome urticaria-angioedema” puede ser agudo, en este caso desaparece en seis semanas y no retorna más, o puede ser crónico cuando dura más de seis semanas y su presencia es recurrente.

En un bajo porcentaje la urticaria crónica es idiopática (causas desconocidas).

Cómo se cura la urticaria-angioedema

Si existe una causa identificada, será necesario evitar el contacto con determinada sustancia.

Si las erupciones no desaparecen, se debe seguir una terapia con antihistamínicos, cortisona o fármacos anti-leucotrienos (ácidos grasos que participan en el proceso de inflamación).

Tipos de urticaria: la urticaria alérgica

Su aparición está ligada a sustancias de distinta naturaleza, las cuales, en personas predispuestas, hacen que aparezcan las ronchas y la picazón.

La alergia puede ser provocada por antibióticos, alimentos o picaduras de insectos. Las reacciones varían de acuerdo a cada individuo y hay que estar muy atento porque en las personas alérgicas siempre existe el riesgo del shock anafiláctico.

Urticaria no alérgica

Este tipo de urticaria tiene mecanismos diversos y está ligada a una especie de intolerancia del organismo a algún alimento, colorantes o productos químicos.

Algunos alimentos inducen la liberación de histamina, proteína que produce la urticaria, como por ejemplo las conservas, el chocolate, los cítricos, los embutidos, las bebidas alcohólicas y los condimentos.

Urticaria física

Es la producida por agentes físicos como el calor o el frío, leves presiones sobre la piel, exposición al sol. Un tipo de urticaria física es el dermografismo, si se hace presión con un objeto sobre la piel, las marcas se tornan rosas, en relieve y perfectamente legibles. De aquí su particular denominación.

Urticaria colinérgica

Es la causada por emociones fuertes, por el aumento de temperatura inducido por un ejercicio físico o por la ingestión de comidas calientes o muy condimentadas.

Urticaria vasculite

Presenta la misma inflamación que la urticaria, pero las ronchas pueden durar más y también arder.

Urticaria autoinmune

Es la inducida por el propio organismo. El diagnóstico de esta forma particular se realiza en el hospital con un test a base de suero autólogo (obtenido del mismo paciente).

Recomendaciones para controlar la urticaria

  • Evitar el rascado o cualquier fricción sobre la piel.
  • Evitar el ejercicio físico y los cambios bruscos de temperatura.
  • Evitar las situaciones de estrés emocional.
La urticaria es una enfermedad “intermitente”, con mejorías y empeoramientos, que recrudece aun estando bajo tratamiento farmacológico. Este hecho es frecuente, es el curso natural de la enfermedad. Si esto sucede, no debe retirarse por completo la medicación, sino que debe hacerse en forma paulatina. Luego será el médico quién decidirá si es necesario suspender el tratamiento o rever la terapia.