El Servicio de Archivos de la Universidad de Salamanca ha dado a conocer la recuperación de una serie de dibujos originales de Miguel de Unamuno. Según Miguel Ángel Jaramillo, director del Servicio de Archivos, los dibujos se encuentran en perfecto estado de conservación y vienen a completar las series conservadas en la Casa – Museo de Unamuno. Según Jaramillo, “ahora tenemos una idea más clara de que nos acercamos al cien por cien de la producción unamuniana...

Dibujos inéditos de Unamuno

En unos trabajos rutinarios dentro de la actividad desarrollada por los archiveros de la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca, se han encontrado 41 dibujos originales de Unamuno y cerca de un centenar de fotografías. Aparecieron en un armario de depósito y suponen un importante descubrimiento. En principio, se creía que estos dibujos se habían perdido. Y una de sus principales aportaciones es que estos dibujos completan la serie de originales del filósofo vasco.

Destacan especialmente los dibujos. Entre ellos, un total de 21 retratos, uno de ellos de su hijo Ramón fechado en 1915. Representaciones de escenas y paisajes de la finca salmantina de Traguntía, con diez originales, y otros dibujos de distintas figuras y animales. Destaca un dibujo de una mujer con cesta de la compra, por lo original del tema escogido como por la perspectiva, totalmente desde arriba. Con este hallazgo, se supone que la serie de dibujos de Unamuno se encuentra completa.

Los dibujos de Unamuno

Unamuno compaginó su actividad literaria con la pasión por el dibujo, la caricatura y la papiroflexia. La Universidad de Salamanca, con motivo del 75 aniversario de la muerte de Unamuno, organizó una exposición con estos dibujos, dando a conocer una importante faceta del literario y filósofo. La exposición permanece abierta en desde el 4 de febrero hasta el 30 de abril de 2011.

Se trata de retratos, paisajes y otros dibujos con diversas temáticas. Todos ellos realizados al carbón y plumilla, muchas veces apuntes rápidos que el propio Unamuno tomaba al natural.

Unamuno y Salamanca

Aunque de origen vasco, nacido en Bilbao en 1864, Miguel de Unamuno siempre tuvo una especial relación con la ciudad de Salamanca, donde murió el 31 de diciembre de 1936. Esta relación se articuló especialmente a través de su labor docente en la Universidad de Salamanca, pero también en su participación en la vida política de la ciudad.

En 1891 Unamuno obtiene una plaza de Catedrático de Lengua Griega en la Universidad de Salamanca. En 1900, consigue el título de Rector, que mantendría hasta 1914. En estos años mantuvo una actividad política incansable, afín a ideales republicanos y contrarios a Alfonso XIII y posteriormente a Primo de Rivera, lo que le valdría el exilio. A su vuelta a Salamanca, es el encargado de proclamar la II República en el Ayuntamiento salmantino.

La Casa – Museo de Unamuno

Miguel de Unamuno muere en su residencia el día 31 de diciembre de 1936. Tras su muerte, la Universidad de Salamanca, con motivo de la celebración de su séptimo centenario, decidió conveniente la creación de un museo dedicado a uno de sus personajes más reconocidos: Unamuno. Las autoridades universitarias decidieron la ubicación de la casa – museo en la Rectoral, donde Unamuno vivió durante su etapa como Rector de la Universidad, desde 1900 hasta 1914.

La Casa – Museo pretende recrear el ambiente hogareño y de estudio en el que vivió el pensador vasco. Para ello, se habilitó el museo mediante la adecuación de los espacios de la Rectoral con los muebles de la salmantina casa de Bordadores donde fallecería Unamuno. Otras intervenciones en la casa han estado dedicadas a conseguir crear un centro de estudio y de investigación primordial para conocer la obra de Unamuno.

El archivo y la biblioteca de Unamuno

La Casa – Museo posee una importante biblioteca que el propio Unamuno había legado a la Universidad salmantina todavía en vida. Se compone de cerca de 6.000 volúmenes. A ellos se han sumado las diversas adquisiciones realizadas por la Casa – Museo de aquellas obras consideradas fundamentales para el estudio de la vida y la obra del filósofo vasco. Otras obras destacadas de esta biblioteca están compuestas por los fondos de Quiroga Pla, Dorado Montero o García Blanco.

El archivo de la Casa – Museo abarca un extenso periodo cronológico, desde 1864 hasta 1936. En su temática se encuentra estrechamente relacionado con la producción literaria y pensadora de Unamuno, abarcando una diversa tipología de bienes. Se pueden encontrar desde documentos personales, como correspondencia personal o familiar, dibujos y fotografías, a documentos patrimoniales o documentos de función, con manuscritos, recortes de prensa o fondos relacionados con su actividad literaria.

El nuevo hallazgo arroja más luz sobre una de las facetas más desconocidas de uno de los principales pensadores españoles de todos los tiempos.