Según el obispo, la Unesco estaría empezando a tramar un plan para convertir a mitad de la poblaciónhumana en gays. He aquí las premisas y revelaciones más importantes acerca de lo que se comentó en la homilía dedicada a la sexualidad, la sociedad y la familia cristiana.

Según el obispo, la Unesco estaría empezando a tramar un plan para convertir a mitad de la población humana en gays. He aquí las premisas y revelaciones más importantes acerca de lo que se comentó en la homilía dedicada a la sexualidad, la sociedad y la familia cristiana.

Concepto de la homosexualidad

La homosexualidad es la interacción hacia un individuo del mismo sexo. La situación social de aceptación, legal y social de la gente que se autodenomina homosexual varía mucho de un país a otro y normalmente es objeto de polémica. Actualmente, aún se confunden muchos conceptos relativos a la orientación sexual (heterosexualidad, homosexualidad, bisexualidad, transexualidad...) por falta de información, entendimiento e incluso prejuicios.

Implantación de la ideología de género en la educación infantil

El Obispo de Córdoba (Demetrio Fernández) proclamó que el cardenal Antonelli le confesó que “la Unesco tiene programado para los próximos veinte años hacer que la mitad de la población sea homosexual” añadió que “para eso, a través de distintos programas, irá implantando la ideología de género, que ya está presente en nuestras escuelas.” Asimismo recalcó que “la Iglesia no pretende imponer a nadie su visión de la vida y de la familia, pero pide que se respete la visión que hemos recibido de Dios y que está inscrita en la naturaleza humana.” Según su opinión en diversas escuelas ya se estarían implantando programas de concienciación e ideología de género. Según estas: “Uno no nacería varón o mujer, sino que lo elige según su capricho y podrá cambiar de sexo cuando quiera, según su antojo”, finaliza: “He aquí el último 'logro' de una cultura que quiere romper totalmente con Dios, con Dios creador, que ha fijado en nuestra naturaleza la distinción del varón y de la mujer”.

La homilía termina diciendo así: “No es momento de lamentarse, sino de conocer bien cuáles son los ataques a este bien precioso y de vivir con lucidez y con coherencia lo que hemos recibido de Dios, por ley natural o por ley revelada”

Significado de la sexualidad según el Obispo de Córdoba

En la primera parte de su larga homilía, el obispo, que pasa por ser reconocido como uno de los más conservadores del episcopado español hace una fundamentación teológica y espiritual de la familia como "Iglesia doméstica", porque "en el plan amoroso de Dios, la familia constituye un pilar fundamental de nuestra vida y de nuestra convivencia. La familia consiste en la unión estable de un varón y una mujer, que se aman y se profesan amor para toda la vida. Unión santificada por la bendición de Dios en el sacramento del matrimonio, cuyo vínculo es fuente permanente de gracia y es irrompible, es decir indisoluble. Unión que por su propia naturaleza está abierta a la vida y suele desembocar en el nacimiento de nuevos hijos que completan el amor de los padres y constituyen como la corona de los padres".

Una donación mutua que se “expresa incluso en la donación corporal, en el lenguaje de la sexualidad". Una sexualidad que no puede ser entendida "como un juego de placer", porque entonces,"este proyecto de Dios sobre el hombre se arruina".

El obispo continúa manifestando que "el placer que acompaña a la relación sexual no puede convertirse en valor absoluto de las relaciones del varón y la mujer. Cuando lo único que se persigue es el placer, la satisfacción de uno mismo, el otro se convierte en objeto, y el amor se convierte en egoísmo. La sexualidad entonces es el lenguaje del egoísmo, del egoísmo más terrible".

Y de ahí que llegue a reconocer que algunos curas no respetan esa doctrina de la Iglesia. "Hemos de pedir perdón a Dios porque en este punto obispos, sacerdotes y catequistas no hemos anunciado con fidelidad la doctrina de la Iglesia, la doctrina que salva y hace felices a los hombres".

Autodestrucción de los seres humanos en la sociedad actual

El prelado cordobés también manifestó su opinión acerca de los hábitos de la sociedad moderna comentando que "España lleva muchos años con el índice de natalidad más bajo del mundo, y desde que se ha introducido el aborto hay más de un millón de muertos por este crimen abominable. Por este camino, España y los países occidentales tan orgullosos de su progreso caminan hacia su propia destrucción". Según el Obispo a todo esto han contribuído: "Las facilidades para el divorcio, para la anticoncepción en todas sus formas, para el aborto incluso con la píldora del día después repartida gratuitamente como anticonceptivo, son otros tantos ataques al proyecto amoroso de Dios sobre la familia y la vida".