Totalmente relacionado con el tema de la división de la realidad en dos mundos interrelacionados tenemos el tema de la Teoría del Conocimiento de Platón, para ver cuál de los dos ámbitos (Sensible o Inteligible) se puede llegar a conocer. Para ello dividiremos el tema del conocimiento en tres subapartados: ¿Cuáles son los diferentes ámbitos de conocimiento?, ¿En qué consiste conocer? y ¿Cómo se llega al conocimiento?

El símil de la Línea

El primer nivel de reflexión tiene que ver con el problema siguiente: ¿Qué podemos conocer? El problema del conocimiento es muy importante, ya que no debemos olvidar la polémica entre Heráclito y Parménides que afecta también al ámbito del conocimiento, y principalmente a que podemos llegar a conocer, y por qué. Para mostrar mejor cuáles son los ámbitos de conocimiento (los dos mundos), Platón en "La República" nos lo explica a través del Símil de la Línea: Así, el conocimiento sería similar a una línea dividida en cuatro segmentos:

  1. Sombras e imágenes.
  2. Objetos sensibles.
  3. Entidades matemáticas.
  4. Ideas.

El Mundo sensible

En primer lugar, el Mundo Sensible, del que no podemos conocer nada, ya que el conocimiento de una realidad como la material, que cambia constantemente, es imposible (recordemos la teoría de Heráclito). Pero tampoco podemos afirmar que de este mundo tenemos ignorancia, sino que diremos que de este mundo sólo podemos llegar a tener opinión (Doxa) que será definida como el término medio entre la ignorancia y el conocimiento.

El Mundo Inteligible

En segundo lugar el Mundo inteligible, la auténtica realidad formada por Ideas (universales). Al ser inmaterial e inmutable es perfectamente cognoscible y, por eso es el ámbito del conocimiento (Episteme).

Dos niveles de conocimiento

Así tenemos que destacar el diferente nivel de conocimiento al que podemos llegar con respecto a cada uno de los mundos postulados por Platón: la opinión como término medio entre el conocimiento y la ignorancia, con respecto al Mundo Sensible, y el conocimiento pleno respeto a la Realidad inteligible del Mundo de las Ideas.

¿Qué es conocer? La reminiscencia

El ser humano está dividido en cuerpo y alma, siendo el Alma la parte más importante. Este aspecto del pensamiento de Platón sobre el alma lo encontramos ya a Pitágoras. Esto es importante ya que es el Alma la encargada de conocer. Si analizamos el proceso de conocimiento tendremos que decir que nosotros ya sabemos qué es conocer, ya que somos capaces de reconocer lo que significa el conocimiento. Si esto no fuera así, cuando llegáramos a conocer no sabríamos que ya hemos llegado a alcanzar el conocimiento, y como esto no sucede, la única posibilidad es afirmar que nuestra Alma ya conocía plenamente antes de unirse a nuestro cuerpo. Así, conocer no es sino recordar lo que el alma ya sabía cuando vivía sola en el Mundo de las Ideas contemplando la Idea de Belleza, y que ha olvidado al unirse a un cuerpo. A este proceso de recuerdo de lo que el alma ya conocía se le llama Reminiscencia. Esto conectará directamente con la concepción platónica del Alma.

El conocimiento, la Intuición

Ya que el conocimiento sólo es posible respecto al Mundo inteligible, y por tanto se trata de un conocimiento de universales, podría pensarse que el método de conocimiento es la inducción, es decir, a partir de los objetos particulares, llegar a los universales. Pero eso significaría aceptar como base inicial del conocimiento a los particulares sensibles, lo que no será aceptado por el pensamiento de Platón. El Hombre sólo puede llegar a los universales a través de la Inteligencia por el camino de la abstracción: la Intuición de la realidad inteligible, sin utilizar nunca como herramienta la Realidad Sensible.

El Impulso erótico

La Idea de Belleza es la Idea más importante ya que se trata de la Idea de Ideas. Por ello, la Idea de Belleza es fuente de conocimiento. El ser humano siempre se sentirá atraído por la belleza a través del amor. Por eso podemos hablar de un cierto impulso erótico que nos determina a perseguir el conocimiento.

La Dialéctica y la Catarsis

La Dialéctica será el método dialogado (similar en este aspecto a la Mayéutica socrática) que intentará contraponer una tesis a una antítesis, para poder llegar a una síntesis definitiva. El proceso de conocimiento es un proceso clave para determinar la salvación del alma del ser humano después de la muerte. Por eso el conocimiento funciona como purificación del alma a la que llamamos catarsis.