Ya era tiempo de que los colores de la televisión mostraran los colores de la diversidad. Cada vez hay más lugar para las minorías sexuales en la televisión a nivel mundial. Es curioso pensar que hace pocas décadas los medios de comunicación no reflejaban la realidad ni los intereses de las minorías sexuales, y las formas de comunicación eran reducidas al marginalismo de los zines. Gracias a la globalización y a la creciente tolerancia de la sociedad, se asfaltó el camino para que hoy en día haya una presencia de la diversidad sexual mucho más amplia y respetuosa que antes.

Se puede tomar como antecedentes de esta situación a algunas series de la televisión norteamericana de los años ’90. Por ejemplo, en casi todos los capítulos de The Nanny hay algún guiño a la cultura gay con íconos del mundo del espectáculo como Barbra Streisand, Bette Midler y Cher e ingeniosos diálogos que incluyen a la homosexualidad como una realidad nada alarmante.

Otra serie que ayudó a normalizar la homosexualidad en la televisión es Friends, donde se juega mucho con la masculinidad y la (hetero)sexualidad de los protagonistas hombres. Más allá de esta gracia, mostrar la familia homoparental integrada por Carol, la ex pareja de Ross, Susan y su hijo Ben fue un paso enorme en la visibilidad de la diversidad sexual.

Inclusive el no-asumido Smithers y el progresismo de Lisa en Los Simpson hicieron lo suyo en poner el gran tema en la pantalla chica.

Series famosas

Entrados en el siglo XXI, las cadenas de TV se animaron a más al explotar el concepto gay con series como Queer as Folk, Will & Grace, Queer Eye For The Straigth Guy y The L Word.

Muchas otras series incluyeron a personajes gays o lesbianas en sus tramas. Las líneas argumentales de Stanford Blatch en Sex & The City, David Fisher en Six Feet Under y Andrew Van De Kamp en Desperate Housewives son ejemplos de personajes tan opuestos que lo único que tienen en común es su orientación sexual.

Más que series

El mercado LGBT es una de las demografías emergentes que resultan más atractivas para las empresas por su nivel de consumo. Actualmente, hay una serie de canales dirigidos específicamente al público gay.

En Estados Unidos está el canal Logo desde 2005. Fundado por Brian Graden, el canal nuclea principalmente películas de temática gay, reality shows, documentales, videos de música y noticias. La otra señal del país es Here!, responsable de la producción de películas como Shelter y contenidos de las melodramáticas series The Lair y Dante’s Cove.

Latinoamérica

El canal de moda FTV organizó en el pasado mes de octubre “el mes de la diversidad”, incluyendo el conteo de símbolos gay de On Top, desfiles del Orgullo Gay de distintas ciudades y otras temáticas de interés LGBT.

Por su lado, el canal I-Sat hace años que arma ciclos de cine gay y que transmite constantemente diferentes películas a lo largo del año como But I’m a Cheerleader, La Mala Educación o el documental Same Sex America, traspasando el interés estrictamente gay al plantear una propuesta más desafiante en términos morales.

En la Argentina, hasta las series costumbristas de emisión diaria incluyeron personajes homosexuales como Tomás, el personaje de Diego Ramos en Los Famosos Pells, o la simpática pareja del edificio de la adaptación local de Aquí no hay quien viva.

Series por Internet

Ante la piratería on-line de series y películas, era sólo natural que alguien elimine el elemento discordante, la TV. La simplicidad del medio permite que cada usuario pueda ver los capítulos las veces que quiera, cuando quiera, sin cortes comerciales ni pagar ningún adicional.

Hoy en día, muchas series son específicamente pensadas para el medio virtual. En la Argentina se emitió la primera temporada de Plan V y en España ya terminaron con la tercera temporada de Lo que surja.

La multiplicidad de medios ha logrado que diferentes voces puedan ser oídas y que haya distintos contenidos acordes a esas voces. Pero más importante aún, es la posibilidad de que se incluyan personajes y profesionales LGBT como individuos complejos y tridimensionales que antes de ser homosexuales, son personas.