El uso de la tecnología hoy en día es algo cotidiano, ha llegado a todos los rincones del mundo, desde un simple obrero hasta altos ejecutivos, se benefician de los avances tecnológicos. Además de brindar entretenimiento y beneficios, el uso irresponsable de ciertos aparatos, puede tener su lado negativo.

La tecnología en todos lados

Además de un sinnúmero de avances tecnológicos, televisiones, sistemas de navegación (GPS), computadoras, teléfonos celulares, y el internet, han llegado a ser cosa de todos los días. Así, un corredor de bolsa utiliza su teléfono para estar en contacto con sus clientes, como una persona lo utiliza para una llamada a los servicios de emergencia.

La tecnología permite realizar tareas de un modo más sencillo, ahorrando tiempo, esfuerzo y hasta dinero.

Por medio del internet las amas de casa hacen pagos y compras, o buscan recetas de cocina, los periodistas escriben notas y las mandan al otro continente en cuestión de segundos, o los estudiantes realizan tareas de investigación sin buscar en decenas de libros.

Avances de uso más común en la tecnología

Aunque la tecnología prolifera a distintos niveles, es más obvia en servicios como teléfonos celulares y el internet. Hoy en día es posible utilizar un teléfono celular no solo para realizar llamadas, nos permite enviar y recibir correo electrónico y mensajes de texto, escuchar música, tomar fotografías, o navegar por internet.

El internet ha permitido a millones de personas estar conectadas de un extremo a otro del mundo, teniendo este un número cada vez mayor de usuarios. Tan solo en Asia según el sitio de Internet exitoexportador.com existen 702.4 millones de usuarios de Internet. De cerca le sigue Europa con 402.4 millones y más atrás Norte América con 251.7 millones.

Lado negativo de la tecnología

Pero la revolución tecnológica en el mundo, también tiene su lado negativo. Muchas personas no imaginan su vida sin el uso del teléfono celular o el internet, estos forman parte esencial de sus vidas. Adicción al internet, así como distracción a la hora de utilizar el teléfono celular, son tan solo dos de algunos males comunes.

En California (Estados Unidos), al investigar un accidente ferroviario que les costó la vida a 25 personas en el 2008, las autoridades descubrieron que el conductor había enviado un mensaje de texto justo antes del accidente. En Agosto del 2009, un controlador aéreo realizaba una llamada telefónica, justo cuando una avioneta y un helicóptero chocaron en el aire en New York.

En ambos casos hubo consecuencias fatales, y aunque no se puede culpar a la tecnología, se puede decir que la mala aplicación de ella, propicio tales siniestros.

Casos menos trágicos

Pero existen otros casos menos trágicos, en los cuales la tecnología se encuentra envuelta. El sedentarismo, el gastar numerosas horas frente al televisor, así como la falta de atención hacia un acompañante, se pueden apreciar por todos lados.

A pesar de que algunos especialistas señalan que, la exposición prematura y excesiva frente al monitor puede crear confusión entre la realidad y la fantasía, además de crear problemas emocionales, los niños prefieren pasar horas frente al televisor o la computadora, a realizar alguna actividad física.

En los restaurantes se puede apreciar alguna pareja, en la cual, un miembro pasa el tiempo hablando por celular, mientras el otro prácticamente come solo.

Sacando provecho de los avances tecnológicos

En el 2008, en California, una mujer volcó su auto en una carretera interestatal, al rodar por la ladera, cayó en una cuneta quedando inconsciente, ninguna persona se percató del accidente. Tres días después fue localizada gracias al GPS integrado en su teléfono celular. Las autoridades dijeron que su teléfono móvil, literalmente le salvo la vida.

La televisión permite a millones de individuos mantenerse informados, ya sea con noticias locales o al otro lado del continente, además de brindar entretenimiento. El internet permite a las personas estar conectadas con familiares y gente de otras culturas, acceder a información, y muchas otras actividades.

Millones de personas sacan provecho con los avances en materia tecnológica aplicada a la medicina y la salud. La tecnología, entre otras cosas, fue creada con el fin de beneficiar al ser humano. El daño o beneficio está, en la forma que cada individuo hace uso de la misma.