La orden Thule pretendía ser una sociedad de estudios esotéricos germánicos, relacionados con los orígenes míticos de la cultura y la raza aria. Pero acabó convirtiéndose en la sociedad secreta que conspiró y actuó a favor de la creación del “Deutsche Arbeiterpartei” (Partido Obrero Alemán) futuro partido nazi de Hitler.

Orígenes de la Sociedad Thule

La orden Thule es una escisión de otra sociedad secreta, la Germanenorden fundada en Berlín en el año 1912 por Theodor Fritsch y algunos importantes ocultistas alemanes. Estos mezclaban rituales masónicos y nórdicos, como el solsticio de verano, y defendían la superioridad de la raza aria.

En 1918 el masón y ocultista Rudolf von Sebottendorff (antes Rudolf Glauer) y Walter Nauhaus se unieron para crear esta escisión y nació la sociedad Thule. Sebottendorff, estudioso de la mística sufí, se diferenciaba de las creencias de la Germanenorden en que éste creía en una relación esotérica entre el islamismo y la raza aria.

Adeptos nazis destacados

La sociedad Thule tuvo 1750 adeptos. 250 en Múnich y 1.500 en toda Baviera. Los siguientes son algunos de los más destacados.

  • Wilhelm Frick (En 1939 miembro del gabinete de guerra de los seis)
  • Rudolf Hess (Importante político y militar nazi)
  • Julius Streicher (Era el editor del importante diario de ideología nacionalsocialista Der Stürmer)
  • Alfred Rosenberg (formuló la política nazi. A partir de 1941 fue ministro de los territorios ocupados del este)
  • Hans Frank (gobernador general de Polonia en 1939)
Todos ellos fueron acusados y ejecutados en el juicio de Núremberg después de la II guerra mundial. Excepto Rudolf Hess condenado a cadena perpetua y murió en prisión el 17 de agosto de 1987 a los 93 años de edad.

Hitler no perteneció a Thule

Aunque algunos autores han asegurado la afiliación de Adolf Hitler a Thule, no hay pruebas de ello. Así como sí existe un manuscrito fechado el 21 de junio de 1939, "Beiträge zur Geschichte der Thule Gesellschaft" (diario de las reuniones de la sociedad Thule), que llevaba el joven Johannes Hering y en el que nunca constó la presencia de Hitler.

Johannes Hering era un antiguo masón ya desde el siglo XIX e inspirado en los antiguos Iluminatis de Baviera para apoyar su misticismo antisemítico, adherido a Thule tras pasar por la Germanenorden. Según el investigador Reginald H. Phelps, en su artículo de 1963 “Antes de la llegada de Hitler”, este manuscrito se encuentra en Hauptarchiv NSDAP con el nombre HA, No.865.

Esta documentación fue ratificada por Josef Ackermann en su libro “Heinrich Himmler como un ideólogo" (1970) y por el historiador Nicholas Goodrick-Clarke en "Las oscuras raíces del nazismo" (1985).

Hiltler reniega del ocultismo

La maquinaria ocultista y esotérica la dirigía Himmler y parece más factible un mayor alejamiento de la misma por parte del Führer quien en 1933 suprimió las organizaciones esotéricas y ocultistas.

También hacemos referencia al discurso de Hitler en Núremberg el 6 de septiembre 1938 contra el ocultismo y espiritualidad, del que añadimos este pequeño extracto:

No tenemos lugares de retiro religioso, sino espacios de deportes y canchas de juego y el rasgo característico de nuestros lugares de reunión no es la penumbra mística de una catedral...

Del ocultismo al terrorismo y a la política

A medida que fueron evolucionando las motivaciones de la sociedad Thule, la visión de superioridad aria también fueron reforzando las ideas antisemíticas y racistas, así como aumentaba el interés por combatir al comunismo en cuestiones esotéricas.

Tras la creación de la República Soviética de Baviera, la orden Thule fue acusada de pretender infiltrarse en su gobierno. Y en un fallido golpe de estado fueron capturados y ejecutados varios de sus miembros el 30 de abril de 1919, entre ellos la condesa Hella von Westarp y el príncipe Gustav von Thurn und Taxis. También se les acusó del intento de secuestro del primer ministro socialista Kurt Eisner en diciembre de 1918.

El 5 de enero de 1919 entró en la Orden Thule, Anton Drexler, creador del "Partido Obrero Alemán" (DAP) y empezó a encauzar la maquinaria política dentro de la sociedad secreta ocultista.

Transición al partido Nazi

En 1919 Hitler se afilió al DAP, según cuenta él mismo en “Mi lucha”, inspirado en unos folletos escritos por Drexler, "Mi despertar político" que le animaron a acudir a sus reuniones.

El sería el socio 555 (se empezó contando desde 500 para parecer más). Hitler empezó como orador y propagandista. Realizó el primer mitin de masas el 16 de octubre de 1919 con poco éxito, pero comenzó a despuntar y a aumentar su influencia en el partido movilizando una transición en seis meses.

El 1 de abril de 1920 el DAP se transformó en el “Partido Nacionalsocialista Alemán de los Trabajadores” (NSDAP), o sea, el partido Nazi. Hitler pasaría a ser su líder, quedando Drexler como presidente honorífico y quedando cada vez más relegado por el futuro Führer.

El final de Thule

Hitler quiso romper vínculos con la sociedad Thule, que se fue disolviendo poco a poco de forma natural, tardando 5 años en hacerlo definitivamente, con lo cual no acompañó hasta el final el proceso de ascensión al poder del Tercer Reich y su líder.

Pero muchas de sus ideas esotéricas siguieron moviéndose dentro del partido nazi, ya que componentes importantes de la Orden Thule también lo eran del Tercer Reich. Y Alfred Rosenberg recogió muchas de esas ideas y principios en su libro "El mito del Siglo XX" de 1930.