La Semana Santa es la conmemoración de los últimos días de Jesús de Nazaret. Da inicio con el Domingo de Ramos y termina con el Domingo de Resurrección.

Este año el calendario de la Semana Santa se dispone de la siguiente manera: 9 de marzo es Miércoles de Ceniza, el 17 de abril es Domingo de Ramos, el 22 de abril es Viernes Santo y el 24 de abril es Domingo de Resurrección.

Durante la Semana Santa son piezas clave las cofradías y las procesiones.

Las cofradías son una congregación de fieles que realizan una procesión el día de su santo patrón con imágenes que representan la pasión y la muerte de Cristo. Y las procesiones son el recorrido que realizan las cofradías llevando los pasos de un lugar a otro.

Pasos y nazarenos

Los pasos o tronos son las imágenes que las cofradías o hermandades sacan en procesión, que generalmente tienen que ver con los pasajes de la Biblia. Pueden ser llevados en carrozas empujadas por los cofrades, o andando, que puede realizarse a hombros o a costal (sobre el cuello de los costaleros).

Los nazarenos o penitentes son aquellos miembros de las hermandades que realizan las procesiones de penitencia. Sus atavíos son el capirote (el sombrero en forma de cono que cubre también la cara y que permite el anonimato del nazareno), la túnica y la capa, que en algunos lugares es sustituido por una cola.

En algunos lugares los llamados penitentes no son lo mismo que los nazarenos, la diferencia es que los penitentes cargan cada uno con una cruz detrás de la procesión de la cofradía.

Semana Santa en Sevilla

En el siglo XVI se consolidan las primeras hermandades que le rinden culto a Cristo realizando una procesión.

Son tradicionales de Sevilla en Semana Santa: estrenar ropa el Domingo de Ramos; visitar, también este día, los pasos que se sacarán a procesión; y en lo referente a comida: bacalao con tomate, espinacas con garbanzos y las torrijas.

Las cofradías son consideradas actualmente un atractivo turístico para la conmemoración de la Semana Santa en la ciudad, y por ende, en su economía.

Málaga y la Semana Santa

La Semana Santa en Málaga es una celebración declarada de Interés Turístico Internacional, junto con la que se celebra en Sevilla.

La saeta suele ser típica de estas fechas durante las procesiones, se cantan mayormente en el tramo final de la procesión, cuando se está a punto de entrar en el templo o en la hermandad.

El trono más grande sacado en procesión es el de María Santísima de la Esperanza, que necesita ser llevado por 260 personas. La cofradía que realiza el recorrido más largo es la Nueva Esperanza, que pasa en procesión más de 12 horas. La cofradía más antigua es la de La Sangre, de 1507.

Los Picaos en La Rioja

En La Rioja, concretamente en San Vicente de la Sonsierra, son típicos de Semana Santa Los Picaos, declarados desde 2005 Fiesta de Interés Turístico Nacional, que son penitentes que se flagelan en la espalda.

La cofradía de la Santa Vera Cruz de San Vicente es la encargada de llevar a cabo esta tradición que data de finales del siglo XV.

Para poder someterse a esta penitencia de forma voluntaria, hay que cumplir los siguientes requisitos: ser mayor de edad, de sexo masculino y que un sacerdote acredite el ser cristiano y la buena fe.

Se suelen realizar durante el Jueves y el Viernes Santo.

Durante la Semana Santa se pueden visitar en España diversas ciudades para disfrutar de la conmemoración de estas fechas, todas ellas de gran interés turístico y con gran valor histórico. Algunas de las más visitadas son Sevilla y Málaga, pero hay otras muchas (como San Vicente de la Sonsierra) que, aunque no son tan conocidas, ofrecen amplias posibilidades para disfrutar de estas fechas, de las fiestas y de la geografía española.