Los primeros colonos europeos llamaron "Indios" a los pobladores de América del Norte, por creer que habían llegado a la India en lugar de a un nuevo continente. Este error sigue hasta nuestros días y aún son muchos los que se refieren a ellos de esta manera. Sin embargo, la forma correcta de llamarles es "nativos americanos" o, en inglés, "native americans".

Así, se debe tener en cuenta que, si hoy en día un habitante de Los Ángeles poco o nada tiene que ver con otro de Miami, hace cientos de años las miles de tribus que poblaban el suelo del actual Estados Unidos eran completamente diferentes en cuanto a idioma, cultura y creencias. Por ello, no se puede pensar que todos los "nativos americanos" son iguales. Así, a medida que la colonización se esparció de este a oeste, se encontraron tribus tan distintas como Ias Iroquois, Seneca, Cayuga, Mohawk, Algonquin, Seminoles, Cherokees, Hopi, Shoshone, Paiutes, Cahuillas, y Mewuks, Apaches, los Sioux, Comanches, entre muchas otras.

Dado el exterminio que experimentaron durante los siglo XVIII y XIX, se estableció el concepto de "reserva india", donde los descendientes de los "nativos americanos" que viven en ellas tratan de mantener las costumbres de sus ancestros. Gran parte de estas reservas indias, repartidas por todo el país, están abiertas a los turistas.

Qué es una reserva india

Habitualmente, las reservas indias ofrecen al visitante una infraestructura estupenda: hoteles, polideportivos, programa de actividades para grandes y pequeños, casinos, discotecas, centros de interpretación de la naturaleza, exhibiciones, etc. Sin embargo, cada reserva tiene sus peculiaridades según la tribu que lo regente.

La mayoría de los "nativos americanos" no viven en las casas tradicionales. Las reservas de Arizona y Nuevo México son las exceptiones, ya que siguen viviendo en casas de adobe como sus ancestros.

Es importante saber que las reservas indígenas son naciones soberanas dentro de los Estados Unidos: se gobiernan a ellas mismas, mantienen su propia policía y su sistema de justicia. Cuando se visita una reserva, se está sometido a las leyes de la tribu. Algunas reservas han aprovechado esta condición de independencia política y permiten el juego de apuestas, mientras que los estados de los alrededores los prohíben.

Para saber elegir qué reserva india merece más la pena para las inquietudes particulares, es importante dejarse asesorar por profesionales. Efectivamente, existe una agencia especializada en el turísmo indígena en Estados Unidos. Su nombre es Go Native America y, a través de su página web, te permite acceder a toda la información necesaria sobre reservas y circuitos adaptados. Ofrecen tours tan atractivos como "nativos de Yellowstone", "caminata de rezo junto a los Navajo"; "tras la senda de los Apaches", "la canción de los chayanne" o "tras el rastro de Toro Sentado". Son circuitos desde un días hasta dos semanas y ofrecen una inmersión total en el estilo de vida de los "nativos americanos".

Primeros pasos en la cultura indígena: los Powwow

Una forma estupenda de tomar contacto con la cultura de los "nativos americanos" es asistir a un Powwow o reunión de tribus. El powwow es un encuentro social y festivo-ceremonial entre varias tribus que viven en distintos lugares. La mayoría de estas reuniones indígenas están abiertas al público e incluyen concursos, competiciones de música, bailes ceremoniales, venta de productos típicos y noches en torno al fuego. Habitualmente, los "nativos americanos" asistentes van ataviados con sus trajes tradicionales.

Para asistir a un Powwow suele ser necesario pagar una pequeña cuota para el matenimiento de la comunidad. Esto da acceso a participar en los rituales, bailes, comidas y mercadillos.

Si se tiene en mente hacer un circuito por Estados Unidos y entrar en alguna reserva india, lo mejor es consultar previamente el calendario de Powwows la zona a la que se va.

El Powwow más grande de Estados Unidos es la Reunión de Naciones: se lleva a cabo en el mes de abril en Albuquerque (Nuevo México). Este evento atrae a más de 2.000 bailarines nativos, cientos de músicos, decenas de miles de espectadores indígenas y varios miles de huéspedes no-indígenas.

Una reserva india no es un parque temático

Habitualmente, los visitantes y turistas creen que una reserva india es una especie de parque temático, llegando a entrar en las casas familiares sin avisar y teniendo un comportamiento poco decoroso. Los "nativos americanos" son recelosos de su intimidad (como lo sería cualquiera), por lo que, para conocer cómo viven, se han desarrollado programas de actividades. Estas son algunas pautas para una buena convivencia temporal con nuestros anfitriones los "nativos americanos":

  • Los "nativos americanos" son gente acogedora, pacífica y bien humorada aunque en ocasiones pueden resultar algo toscos en sus formas: hay que entender que, en su mayoría, son gente que ha vivido en un entorno muy natural.
  • Resulta triste tener que mencionarlo pero la mayoría de la gente que viaja a una reserva india se preocupa de la seguridad, cuando son las áreas donde la tasa de delincuencia es más baja.
  • A la hora de viajar en familia, se debe tener en cuenta que los más pequeños pueden no llegar a entender el sentido que tiene una noche de reflexión junto al fuego, una peregrinación por las montañas sagradas o la magia de un ritual de los líderes de la tribu.
  • Las reservas de la zona de los Grandes Lagos o de la región de Yellowstone proporcionan una ubicación natural estupenda. Sin embargo, hay que tener muy en cuenta la estación en la que vamos porque la cuestión climática puede condicionar la experiencia en la reserva.
  • Habitualmente los "nativos americanos" suelen ser algo reacios a dejarse fotografiar. Es muy importante pedir permiso antes de hacerles una foto.
En cualquier caso, la experiencia de convivir en una reserva india con "nativos americanos" áuténticos proporcionará al visitante una visión de la vida y del mundo completamente diferente, sintiendo que se adentra en la realidad americana del legendario oeste de película.