El triunfo deportivo es uno de los sueños que cualquier atleta anhela conseguir, ya sea a nivel amateur, profesional o de alto rendimiento. Pero uno de los factores que determina tener mayores posibilidades de alcanzarlo es el nivel de preparación que tenga el atleta a nivel físico, táctico, técnico y psicológico.

En este sentido, la preparación psicológica es de vital importancia para llegar a la cima deportiva y es un aspecto que hasta hace muy poco tiempo estaba descuidado. Incluso en la actualidad, mucha gente sigue sin atender el entrenamiento a nivel psicológico.

Qué es la psicología del deporte

“La psicología del deporte es una subdisciplina de la psicología que aplica los principios de la psicología en el ámbito deportivo y del ejercicio físico. Se trata de un área relativamente joven, en donde el Psicólogo del Deporte se encarga de que los deportistas mejoren su rendimiento y se puedan enfrentar con éxito a las exigencias psicológicas de su deporte.”, explica Jonatan Yáñez, Presidente de la Asociación Mexiquense de Psicología del Deporte y la Actividad Física A.C. (AMPDAF).

De esta manera, la psicología del deporte ha tenido un impacto positivo en el desempeño del atleta, llegando a ser considerada como una de los pilares del entrenamiento deportivo.

“Así como un deportista se prepara en el aspecto físico, técnico y táctico, debe existir una preparación psicológica que le dé al entrenamiento deportivo un equilibrio entre estos cuatro puntos, ya que son como las llantas de un carro y si una de ellas falla, todo el rendimiento se ve afectado”, explica el Licenciado Yáñez.

Campos de aplicación de la psicología del deporte

La psicología del deporte tiene varios campos de acción y aunque su orientación inicial fue para el deporte de alta competencia, en la actualidad ha extendido su influencia hacia otros sectores que componen el ámbito deportivo.

Existe una gran variedad de ámbitos, niveles y actores deportivos con los que la psicología del deporte puede intervenir, todas con objetivos similares pero distintos medios y técnicas de intervención”, explica el especialista.

Los principales campos de acción de la psicología del deporte son:

  • Deporte de salud y tiempo libre: Se trata fundamentalmente de actividad física donde sus principales motivos son la salud, la recreación, las relaciones interpersonales y la diversión.
  • Deporte de base e iniciación: Los objetivos primarios de este tipo de actividades son la formación de atletas, en donde se trasmiten valores, como dar el esfuerzo máximo y la cooperación entre los compañeros, entre otros.
  • Deporte de alto rendimiento: En donde lo fundamental es la competencia y el conseguir mejores resultados.
  • Deporte universitario: Es toda actividad deportiva, competitiva o recreativa practicada exclusivamente por la población universitaria.

Beneficios de la psicología del deporte

El entrenamiento psicológico está orientado a que los deportistas desarrollen habilidades que le van a ser útiles en los momentos de competencia y van a fortalecer su desempeño gracias al mejor manejo de las emociones y de los pensamientos.

En palabras de Jonatan Yáñez, “el entrenamiento psicológico es el aprendizaje de técnicas y estrategias propias de la psicología del deporte que ayudan a que el jugador tenga un mejor auto-control de si mismo, así como a mejorar su rendimiento”.

Y agrega: “en el entrenamiento psicológico se busca que el deportista aprenda las habilidades psicológicas necesarias para la competencia, como control de estrés, nivel de activación, toma de decisiones; así como la utilización de técnicas encaminadas a mejorar la forma de pensar del jugador, aumentar su auto-confianza, eliminar miedos o conductas disfuncionales”.

Acudir con un psicólogo del deporte

De esta forma, el trabajo del psicólogo del deporte se ha convertido en una herramienta indispensable en el desarrollo deportivo, pero el atleta debe de comprobar que efectivamente con el que inicia un proceso de entrenamiento tiene el perfil y la formación adecuada, “porque hay mucha gente que interviene, pero no son psicólogos del deporte.

Hay psicólogos clínicos, laborales, educativos; otros tienen la formación de coaching o motivadores, pero todos se ven limitados en ese sentido porque solamente aplican algunas de las variables psicológicas, pero no todas en su conjunto como lo hace el psicólogo del deporte”, afirma el especialista.

Por este motivo y para ayudar a la formación de nuevos profesionales, “la Asociación Mexiquense de Psicología del Deporte y la Actividad Física (AMPDAF) se ha propuesto el reto de generar esquemas de formación con cursos, talleres y diplomados porque existen pocas ofertas educativas en México que promuevan la formación en psicología del deporte”, concluye Jonatan Yáñez.