Antiguamente la pornografía simplemente significaba la descripción de las actividades propias de una prostituta. El significado del desnudo, lo obsceno, lo erótico y la imagen pornográfica, son una polisemia de conceptos que dependen del lugar geográfico, su periodo histórico y sobre todo de la mentalidad de sus gentes.

El cine, el arte o la literatura son medios que explícitamente expresan muy abiertamente los actos sexuales y que últimamente están siendo más interactivos desde casa, con los teléfonos eróticos e internet.

Pero sin duda la fotografía ha sido el mayor campo de imágenes desde que aparecieran los primeros desnudos y las primeras parejas en actos tan explícitos como el coito heterosexual, plasmado en secuencias gracias al daguerrotipo inventado por Daguerre. Al margen está la vigilancia que a partir de 1865 algunas autoridades hacían de las prostitutas por medio de la fotografía para el control de sus genitales y que fue muy criticado en su momento.

No podemos olvidar la gran labor y contribución por parte de Larry Flynt y Salman Rushdie para que la pornografía sea un medio de expresión en las sociedades libres y civilizadas a pesar de ser muy criticadas por la iglesia, los conservadores y algunas feministas.

Primeros tiempos eróticos y pornográficos en la imagen

Un ayudante de Louis J.M. Daguerre llamado André Le Févre, fue arrestado en 1841 por intentar comercializar con una fotografía erótica de una mujer y un potrillo, argumentando que la imagen era puro arte, donde se imitaban escenas de la mitología griega.

La muestra explícita de los genitales, las relaciones lésbicas, el desnudo, o el coito heterosexual, eran escenas que empezaban a mostrarse, pero que sus autores anónimos se ocultaban bajo la persecución de la autoridad de la época que los multaban o ingresaban con penas de prisión. “El monitor de la fotografía” era un periódico de Paris de 1861, que criticaba el aumento desde hace años de todos aquellos que comercializaban con imágenes eróticas o pornográficas de alto contenido sexual, y que tenían como mejores clientes a las clases más altas.

El desnudo masculino en la fotografía de Emili Bayard, se mostraba de forma más académica entre 1840 y 1890, pero las imágenes de dos hombres desnudos luchando, llamada “Animal Locomotion” de Eadwweard Muybridge en 1887, donde estudiaba el movimiento de los animales, no fue bien aceptada, entrando muy tímidamente en la puritana sociedad americana. También hay que destacar los desnudos masculinos de Gaudenzio Marconi, Eugen Sandow, Wilheim Von Gloeden, Vicenzo Galdi y Rudolf koppitz, y los desnudos femeninos de Frantisek Drtikol, Edward Steichen, Barry Pringle y Man Ray.

Desde 1890 ya existen las primeras imágenes fotográficas, como la de una mujer practicando explícitamente el sexo oral a un hombre. Pero no fue hasta después de la segunda guerra mundial y con la revolución sexual, cuando este tema empezó a tratarse de una manera más libre y abierta y por consecuencia el aumento gráfico de imágenes eróticas y pornográficas.

La pornografía junto al erotismo son lenguajes y formas de expresar a la sociedad, la evolución de la sexualidad actual del momento en que vivimos. La fotografía es sin duda el mejor testigo de ello provocando en el espectador, la inmersión y el dialogo en una atmosfera donde los instintos y las tendencias sexuales, cabalgan a rienda suelta en busca de un abanico de sensaciones personales, propias y particulares de cada uno.

Fotógrafos más conocidos

Entrando en el siglo XX, la fotografía aumentó considerablemente, donde se desarrolla una gigantesca industria editorial, fotos, postales, revistas, libros, etc... Y todo tipo de medios que sirviera para mostrar sin censuras la pornografía o el erotismo, era negocio seguro, debido a un público cansado de heredar años atrás, tanta presión política y religiosa.

Este fenómeno creció tanto en seguidores como en fotógrafos hambrientos de enseñar sin miedo lo que tanto morbo provocaba a la sociedad, fotógrafos como Robert Mappethorpe, Helmut Newton, Pierre & Gilles, Tunick Spencer, Bill Brandt , Kishin Shinoyama, Karin Székessy, Michals Duane, Les Krims, Robert Häusser, Jan Saudek o el japonés Araki, han dejado constancia gráfica de un mundo privado para hacerlo público a la vez, donde el masoquísmo, el bondáge, la homosexualidad, la zoofilia, etc.. O cualquier sensación o manifestación erótica-corporal que sexualmente pueda expresarse con un cuerpo desnudo, es enseñado al mundo de forma artística o documental y coherente y consecuente con la sexualidad del momento.