El genial dibujante y productor cinematográfico Walt Disney visitó Guadalajara, Jalisco, en octubre de 1964 con motivo de la Primera Reunión Internacional del Programa Pueblo a Pueblo, auspiciado por el Comité de Ciudades Hermanas México-Estados Unidos, y en esa ocasión esbozó el proyecto de una película sobre niños huérfanos que no tuvo tiempo de hacer porque a los pocos meses enfermó y murió el 15 de diciembre de 1966.

Así lo afirma Jorge Agnesi Daesslé, quien hoy, a los 90 años de edad, recuerda este acontecimiento, ya que siendo entonces presidente del Comité de Ciudades Hermanas Guadalajara-Downey, tuvo a su cargo atender al distinguido visitante y a su esposa Lilian los días 29 y 30 de octubre de 1964.

"Jalisco es mi canción favorita", dijo Disney al llegar al aeropuerto

Disney y su esposa arribaron la tarde del 29 de octubre al Aeropuerto de Guadalajara, donde los esperaba un comité de recepción encabezado por el ex-presidente de México, Miguel Alemán Valdez, entonces presidente del Consejo Nacional de Turismo; el gobernador del Estado, Juan Gil Preciado, y el presidente de Guadalajara, Dionisio Montelongo.

Antes de subir a la plataforma de recepción el famoso dibujante se puso un sombrero charro, cogió de la mano a varios niños vestidos de charros y empezó a bailar la canción "Jalisco", ejecutada por uno de los mariachis que participaron en la bienvenida. "Jalisco es mi canción favorita", dijo.

Recibió las Llaves de Guadalajara y rindió homenaje a Benito Juárez

Durante su estancia, Disney recibió en ceremonia especial las Llaves de Plata de la ciudad y participó en actos oficiales del Programa Pueblo a Pueblo, entre ellos un homenaje al Benemérito de las Américas Benito Juárez, una comida ofrecida por el Gobierno del Estado en Chapala y una "Noche mexicana" en el Parque Alcalde.

También realizó diversas actividades privadas, entre ellas una visita al Centro de Rehabilitación auspiciado por la Colonia Americana, donde donó un aparato ortopédico a una pequeña inhabilitada por la poliomielitis.

Emotivo encuentro con los niños del Hospicio Cabañas

Uno de los actos más emotivos de su visita fue su encuentro con los huérfanos del Hospicio Cabañas, institución fundada en 1810 por el obispo Juan Ruiz de Cabañas y que hoy es Patrimonio de la Humanidad.

Aquella tarde más de 300 niños salieron coreando ¡Walt!, ¡Walt!, ¡Walt!, y al verlos y oírlos, Disney se enterneció hasta las lágrimas. Los niños también lloraban y lo abrazaban. Todos querían tocar al padre de la fantasía. Al salir del edificio, todavía con el impacto emocional del encuentro, Disney se detuvo unos instantes junto a una fuente que ahí había y dijo:

"Voy a hacer una película sobre Guadalajara... Un chamaquito llega a la ciudad y se encuentra perdido... Llega a esta fuente... No tiene que comer y lo reciben en el Hospicio..."

Jorge Agnesi recuerda que Disney habló entonces de un perrito y de otras cosas y que incluso dio indicaciones para que las utilidades de esta cinta se entregaran al Hospicio Cabañas.

El humilde origen de Disney y su obra maravillosa

Walt Elías Disney nació en Chicago el 5 de diciembre de 1901 y desde los nueve años de edad comenzó a trabajar vendiendo periódicos por cuenta de su padre. Posteriormente fue actor ocasional, parodiando al ídolo de su infancia, Charlie Chaplin, hasta que empezó a tomar clases de dibujo, a la vez que costeaba sus estudios vendiendo dulces en el tren de Chicago a Kansas City.

Fue asimismo cartero y chófer de la Cruz Roja. Llegó a Hollywood en 1923 con apenas 40 dólares en el bolsillo. Soportó penurias y trabajos hasta que con su hermano Roy y un tío de ambos, logró reunir los primeros 500 dólares para una película. Diez años después ganaba un Óscar. El Ratón Mickey acababa de nacer y con él una serie de personajes maravillosos que aún a la fecha hacen brotar en chicos y grandes las sonrisas más puras y felices.

Más de 600 películas y documentales realizó Disney desde sus primeros ensayos hasta su muerte, el 15 de diciembre de 1966, sin haber podido cumplir su promesa a los niños del Cabañas.

Duelo en Guadalajara por la muerte del ídolo de la niñez

Su muerte, en Burbank, California, causó en Guadalajara muchas manifestaciones de duelo. La prensa local usó sus máximos titulares para dar la noticia. El gobierno de la ciudad se hizo eco de este sentimiento, y al cumplirse tres años de la histórica visita -diez meses después de su muerte- el Ayuntamiento le dedicó un parque en la Colonia Olímpica con una placa que dice: "A la memoria de Walt Disney, ídolo de la niñez universal. Octubre de 1967".