Resulta asombroso comprobar que todo tiene una melodía que, por lo general, siempre te acompaña una canción. En el coche la radio, en casa la televisión, en las tiendas y hasta en el dentista y en el supermercado ponen música.

Conociendo esto sería un poco idiota no utilizar un medio de comunicación tan poderoso, un medio que llega a tanta gente para enviar mensajes. Mensajes para criticar, para aconsejar, para denunciar, para poner fin a los malos tratos y para hacer conocer a quienes sufren que no están solas. Enviar ganas de luchar escondidas entre acordes.

Huecco y Hanna

El ejemplo más reciente de música contra la violencia lo tenemos en el artista Huecco. Este cogió su tema Se acabaron las lágrimas, lo interpretó junto a Hanna y con la colaboración de la Fundación Mujeres convirtieron la canción en toda una campaña contra el machismo.

Muchas personalidades del mundo español quisieron participar en este videoclip tales como la ministra de Igualdad Bibiana Aído; periodistas como Iñaki Gabilondo, Àngels Barceló, o Susana Griso; presentadoras de televisión como Anne Igartiburu, el humorista José Mota e incluso el jugador de baloncesto Juan Carlos Navarro entre muchos otros . El lema que acompañó a la canción y al videoclip fue el de Nos duele a todas. Nos duele a todos.

Buenas intenciones

La intención era la de dar a conocer a todas las mujeres el que no están solas en su lucha. Su estribillo "Escapa que la vida se acaba, que los sueños se gastan..." nos hace recordar otra voz; la de Amaral que en el año 2003 ya cantaba su "Salir corriendo".

Incluída en el disco Estrella de mar la cantante zaragozana y su compañero el guitarrista Juan Aguilar aconsejaban como nadie: "Si tienes miedo, si estás sufriendo, tienes que gritar y salir, salir corriendo". En ese mismo año podíamos escuchar también las voces de los gaditanos Andy & Lucas que describían como nadie la situación que por desgracia le toca vivir a tantas mujeres "y en tu ventana, gritas al cielo pero lo dices callada no vaya a ser que se despierte el que maltrata...".

Y la valentía y el coraje de la mujer que es capaz de marchar, de luchar por su vida está reflejada en María se bebe las calles de Pasión Vega. "María se fue una mañana, María sin decir nada, María ya no tiene miedo, María empieza de nuevo". Así suena el estribillo de una canción que hace estremecer.

Malo, malo eres

Un año después, en el 2004, aparecería Bebe con todo un himno contra el machismo bajo el brazo, Malo. Esta canción estuvo en lo más alto, se convirtió en todo un éxito. En ella se reflejaba la triste actualidad que se vivía en España.

No fue esa la única canción que Bebe compuso para denunciar el maltrato y la violencia machista Ella o A mí nadie me levanta la voz también versan sobre la misma temática. Es por ello por lo que es considerada por antonomasia la cantante de la violencia de género aquí en España.

Nunca faltaron voces que reivindicasen esta situación. Voces masculinas y femeninas que lanzan reiteradamente el mismo mensaje, aquí y en el resto del mundo. Merche con su"Abre tu mente" sonó en todas las discotecas; el Chojin acercó la problemática al mundo rapero con El final del cuento de hadas; a ritmo de cumbia cantaba Aventura Hermanita; no falta variedad, el mundo de la música se involucra por la causa.

Maltrato cero

Siempre se busca reducir la cifra de muertes del año anterior cuando lo que se debe buscar de inicio es el número cero. Propósito que ya es imposible. En el año 2009 murieron 55 mujeres a manos de su pareja o expareja.

Este año, que acabamos de estrenar, ya son cuatro las fallecidas. Queda esperar que no vaya a más.