La muerte es probablemente el mejor invento de la vida” afirmaba Steve Jobs en la Universidad de Stanford, ante un nutrido grupo de estudiantes en el año 2005. Con estas palabras, el fundador de Apple, consciente de su enfermedad diagnosticada un año antes, auguraba lo que ocurriría seis años después, un 5 de octubre. Steve Jobs, de 56 años, fallecía a causa de las complicaciones derivadas del cáncer de páncreas que padecía.

La ‘Comunidad Apple’ llora la muerte de Jobs

"Apple ha perdido a un visionario ya un genio creativo pero el mundo perdido un gran ser humano", dice una escueta nota en el sitio web de la compañía. "Steve creó una empresa que sólo él podría haber construido y su espíritu siempre será la base de Apple."

Tras hacerse pública la muerte de Steve Jobs en la web de Apple, le hicieron un merecido homenaje mostrando su imagen en blanco y negro con la fecha del inicio y el final de su vida, 1955-2011. Apple sugiere que los usuarios envíen sus recuerdos, pensamientos y condolencias a la siguiente dirección rememberingsteve@apple.com.

En la sede de la compañía en Cupertino, California, colocaron banderas a media asta en la entrada del edificio principal.

Steve Wozniak, cofundador de Apple, y amigo de Steve Jobs desde la adolescencia mostró un gran pesar por su pérdida: “Hemos perdido algo que no podemos recuperar, era un amigo muy querido”.

Reacciones a la muerte de Steve Jobs

Las reacciones a la muerte de Steve Jobs, han inundado la red. Bill Gates, Sergey Brin y Mark Zuckerberg (tres generaciones de empresarios del sector tecnológico) son algunas de las personalidades que han escrito notas de despedida al fundador de Apple. El presidente de los Estados Unidos Barack Obama, también ha llorado la muerte de un "visionario".

Bill Gates, fundador de Microsoft: la elegancia de la competencia

Bill Gates, fundador de Microsoft y de la misma generación que Jobs, escribió en su blog personal: "Steve y yo nos conocemos desde hace casi 30 años. Hemos sido colegas, competidores y amigos más de la mitad de nuestras vidas. En el mundo, rara vez se ve a alguien que ha tenido un impacto más profundo que el de Steve, cuyos efectos se dejarán sentir durante muchas generaciones."

Sergey Brin: de Mountain View a Cupertino

Por su parte, el cofundador de Google, Sergey Brin reiteró la importancia del trabajo como fuente de inspiración: “Desde los primeros días de Google, cuando Larry Page y yo buscábamos la inspiración no teníamos necesidad de ir más allá de Cupertino. La pasión de Steve por la excelencia la siente cualquiera que haya tocado alguna vez un producto de Apple”, escribió Brin en Google +.

Agradecimientos de Mark Zuckerberg

Mientras, el creador de Facebook, Mark Zuckerberg, sólo tenía palabras de agradecimiento para quien fue su mentor. "Steve, gracias por ser mi mentor y mi amigo. Gracias por demostrar que se puede cambiar el mundo. Te echaré de menos”.

Barack Obama triste por la muerte de un ‘innovador de América’

Barack Obama, presidente de los Estados Unidos, también tuvo palabras de elogio para Jobs: "Steve era uno de los más innovadores de América, lo suficientemente valiente como para pensar de manera diferente, lo suficientemente valientes como para creer que podría cambiar el mundo; y el talento suficiente para hacerlo

Homenajes a Steve Jobs por todo el mundo

Google también decidió rendir homenaje en su página de inicio añadiendo el epitafio, "Steve Jobs, 1955 - 2011", mientras que la muestras de condolencia se multiplicaban por todo el planeta. En Tokio, algunos fans permanecían junto a una tienda de Apple portando velas en señal de duelo. Las flores y las velas a las puertas de las tiendas Apple repartidas por el mundo han sido habituales durante toda la jornada.

En Twitter, la muerte de Jobs ha sudo uno de los temas más populares del día. Miles de usuarios están dejando sus mensajes de condolencia por la muerte del hombre que revolucionó el mundo con sus iMac, sus reproductores de MP3, sus teléfonos inteligentes iPhone y sus tabletas iPad.

Jobs fundó Apple a los 21 años de edad, siendo uno de los pioneros en el desarrollo de la informática, aunque, paradójicamente, fue despedido años después. Cuando Apple pasaba por graves problemas de liquidez, Jobs retornó de nuevo a la compañía y fue CEO de Apple desde 1997 hasta agosto de 2011, cargo que abandonó por sus problemas de salud.