La medicina tradicional abarca todo el extenso universo de terapias autóctonas que aunque desarrolladas de manera independiente, además de coincidir en la utilización de recursos naturales, coinciden el la visión del cuerpo humano y la salud.

¿Qué es la medicina tradicional?

Por medicina tradicional se entiende cualquier método de diagnóstico de la enfermedad y recuperación de la salud practicado por las diferentes culturas de manera ancestral.

Otras veces toma el nombre de medicina popular y etnomedicina, ya que son medicinas autóctonas y "adaptadas a las características de sus grupos, sus espacios naturales y sus culturas" (Alfonso J. Aparicio Mena, Ph. Dr. en M.T.C. e Investigador en antropología de la salud. Miembro del Instituto de Investigaciones antropológicas de Castilla y León). Existe pues, la medicina tradicional mesoamericana, incaica, china o hindú, entre otras.

Características de la medicina tradicional

Se podrían decir que un primer rasgo de las terapias tradicionales es que parten de la práctica del chamanismo, y mantienen una visión anímica. Otros de sus rasgos comunes son:

  1. El uso de elementos naturales como los propios alimentos, plantas, animales, barro, agua, minerales.
  2. La visión del hombre en una relación muy estrecha y dinámica con el cosmos. Más allá de lo que se come, en la salud inciden las variantes en el clima y hora del día, el movimiento de los astros, los materiales usados en la vivienda, en el lugar de trabajo y en el vestir, así como el lugar en que la persona se ubica habitualmente.
  3. El hombre con un cuerpo físico, otro emocional y otro espiritual. Además de las circunstancias físicas, la salud también se ve afectada por las emociones, la propia condición espiritual y la relación con los otros espíritus.
  4. El pasado y el presente como un continuo. El estado de la salud de una persona estará marcado por las circunstancias físicas, emocionales y espirituales que incidieron no solo desde su concepción y gestación, sino de manera previa entre sus antecesores.

La salud vista por la terapéutica tradicional

Por todo lo anterior, la salud no solo depende de las buenas condiciones físicas del cuerpo, como se entiende en occidente, sino del "bien estar" - como la misma palabra lo dice - con el cosmos entero.

Para ello se requiere observar normas de conducta relativas lo mismo al cuidado de la naturaleza que a la alimentación, al vestido, al resguardo y a la convivencia. La salud es un equilibrio general, que se logra primero con la manera de conducirse y después con la terapéutica.

La alteración de la salud puede tanto obedecer a causas naturales (consumir un alimento en mal estado); emocionales (la tristeza ocasionada por la pérdida de un hijo); ambientales (exponerse sin cuidados al crepúsculo); espirituales (brujería); o por designios divinos, como en el caso de los chamanes, cuyo proceso muchas veces comprende enfrentar una difícil enfermedad.

Qué diferencia hay entre medicina tradicional y alternativa

Aunque la medicina tradicional forma parte de la medicina alternativa, no la constituye en su totalidad, ya que ésta última comprende otras prácticas de más reciente creación, muchas de ellas inspiradas en las terapias tradicionales, pero que en muchos casos no reflejan una comprensión cabal o apego a los principios que les dieron origen

El valor de las terapias tradicionales

Las terapias tradicionales han sido vistas muchas veces como recursos de segunda mano cuando no se dispone de los tratamientos de la medicina occidental. Sin embargo, además de su valor como medio de identidad de los diferentes pueblos, han ayudado en el mantenimiento de la salud de millones de personas. Por su economía, sustentabilidad con los recursos naturales, su riqueza y variedad de técnicas y su visión integradora, bien vale la pena conocer más de ellas.