La manzana es una de las frutas más sanas, pudiéndose comer crudas, en compota, asadas o formando parte de múltiples recetas, como el conocidísimo pastel de manzana o siendo ingrediente esencial de la no menos famosa sidra asturiana o el calvados francés.

La manzana es una fruta que puede consumirse durante todo el año. Existen muchas variedades, de hecho hay catalogadas más de 7.500 variedades de manzana, como la golden, la reineta, perón, verde doncella, starking, royal gala, fuji o pink lady, entre otras. Igualmente, dependiendo de la variedad de la manzana, tiene diversos tamaños, aunque su piel siempre es lisa y delgada.

La manzana es una de las frutas más cultivadas en el mundo. Entre los grandes productores de la manzana destaca China, que acumula las dos quintas partes. También Estados Unidos, Francia, Turquía, Italia o Irán o, en Latinoamérica, Argentina y Chile, son grandes productores de manzana.

La manzana se reproduce mejor en lugares con clima húmedo. Las virtudes de la manzana quedan plasmadas en un dicho inglés: "An apple a day, keps the doctor away", que significa que una manzana diaria mantiene alejado al médico. Otro dicho español: "Estar más sano que una manzana" nos habla igualmente de sus apreciados efectos beneficiosos.

Historia de la manzana

La utilización de la manzana nos retrotrae a unos cuantos milenios de la historia de la humanidad. Ya en los conocidos pasajes de la Biblia donde se produce la expulsión del paraíso, la manzana se convierte en un destacado protagonista, al igual que está presente en otras mitologías.

La manzana, en Europa y Asia, ha venido utilizándose desde que se tiene constancia histórica, a pesar de tratarse de una fruta que mantiene sus propiedades por un corto espacio de tiempo. En la actualidad, gracias al empleo de la radiación, se consigue una reducción de los agentes deteriorantes, pudiéndose mantener las propiedades de la manzana por más tiempo.

Como curiosidad, en la historia reciente, sabemos que la manzana sirvió a Isaac Newton para deducir su famosa Ley de la Gravitación Universal. También la manzana fue el logotipo utilizado por The Beatles, así como de la empresa Apple Inc.

Propiedades de la manzana

La manzana es rica en potasio, calcio y sodio, y en menor medida, en ácido fosfórico y magnesio. La manzana es laxante, diurética y un buen antioxidante. Contiene las vitaminas B3, A y E. Se le atribuyen propiedades anticancerígenas, es buena para el corazón y resulta muy efectiva en los trastornos del hígado así como para el reuma, la disentería y las enfermedades del bazo. Combate las malas digestiones, la diarrea y el insomnio. La manzana es ideal para las personas con gran actividad mental y estudiantes, ya que es considerada como un eficaz reconstituyente cerebral. La manzana limpia y purifica la sangre y aporta vitalidad y armonía.

La manzana era considerada en la antigüedad, además de sus cualidades medicinales y alimenticias, como un producto de belleza. Es ingrediente importante en los acondicionadores del cabello, tónicos cutáneos, mascarillas y productos faciales.

Vinagre de manzana

El vinagre de manzana ha venido siendo utilizado durante siglos como remedio natural para muchos tipos de dolencias. Destacan el cuidado de la piel y las dietas para bajar de peso. Otra de las propiedades destacadas del vinagre de manzana radica en su uso para aliviar el dolor que produce la artritis. También refuerza las arterias, reduce el estrés y combate las infecciones bacterianas. El vinagre de manzana ayuda a regular los niveles de glucosa del cuerpo, por lo que es efectivo para combatir los efectos de la diabetes. El cabello también se beneficia de la acción del vinagre de manzana, controlando el nivel de PH y eliminando y previniendo la caspa. Su alto contenido en ácidos alfa hidróxidos ayuda a destruir los depósitos de grasa de la piel, evitando a su vez la descamación, con lo que se consigue una piel suave y tersa. Aplicado en el rostro, el vinagre de manzana ayuda a eliminar las manchas de la piel y el acné.

Si el artículo te ha parecido interesante ayuda a su difusión con un clik en "me gusta".

Podéis seguir mis artículos en Twitter.