Desde hace unos años, la mayoría de las unidades de la locomotora 253 llevan realizando servicios por toda la red ferroviaria española, con unos muy buenos resultados, la inmensa mayoría de los maquinistas tienen una muy buena opinión de estas máquinas.

Renfe decidió en 2005 la compra de estas 100 máquinas dentro de una estrategia que consiste en transportar trenes más largos con locomotoras más eficientes y potentes y dar de baja las máquinas más antiguas, cuyo coste de mantenimiento era ya disparatado.

La idea de Renfe Mercancías

La compañía necesitaba un modelo de locomotora cuyo buen funcionamiento estuviera demostrado, la locomotora 253 procede del modelo europeo Traxx, que lleva circulando algunos años por diversos países europeos con un resultado muy satisfactorio, se trata de un modelo universal de la empresa canadiense Bombardier, que puede adaptarse con pequeños cambios a la red y reglamentación de cada país.

Otra necesidad era la potencia, poder arrastrar trenes de mercancías lo más largos posible sin necesidad de recurrir a dobles tracciones y que las locomotoras tengan un sencillo mantenimiento y pasen lo menos posible en talleres.

Bombardier es el fabricante de la locomotora 253

El fabricante canadiense firmó con Renfe Mercancías un contrato en noviembre de 2006, por el que el fabricante vendía 100 locomotoras y además participaría en el mantenimiento durante 14 años, gracias a una empresa mixta formada con Renfe llamada Btren, por el total de 419 millones de euros.

Las locomotoras fueron construidas en diferentes fábricas que dispone Bombardier, en Italia, Alemania, Polonia y España, también Renfe participó en su construcción utilizando algunos de sus talleres.

Bombardier diseñó el modelo Traxx para muchos países europeos, la idea del fabricante era, construir un modelo de locomotora con la mayoría de los elementos comunes a todos los países, pero con pequeñas variaciones adaptadas a cada país y cada red, la 253 de Renfe mercancías es una adaptación para España de este modelo, con ancho de vía ibérico y sistemas eléctricos para 3.000 V CC el sistema de electrificación de la red convencional española.

Bombardier adaptó a España su modelo internacional

La 253 se diferencia de sus hermanas europeas en algunos detalles:

  • No tiene retrovisores: se han sustituido por mini cámaras de televisión, el maquinista puede ver su señal en el panel de mando.
  • Los focos adaptados al reglamento español: foco doble en la zona superior y dos sencillos abajo.
  • Ancho de vía (1668 mm) y tensión adaptados a la red española (3.000 V CC).
  • Aire acondicionado más potente.

La locomotora 253 en la red española

Las primeras locomotoras empezaron a circular durante enero de 2009, y relegaron a otro tipo de locomotoras más antiguas como las 250 (actualmente dadas de baja), 279 y 289 (muy pocas en funcionamiento) y las 269 más antiguas, que cada vez son menos en la red.

Actualmente, la 253 se está imponiendo a la locomotora 251, el modelo más potente de Renfe Mercancías hasta hace poco y al que le queda ya poco de vida útil, los trenes metalúrgicos, de automóviles, y en general los más pesados, están pasando a las 253, de hecho se les ve más por las líneas convencionales Madrid - Hendaya y Venta de Baños - Palencia - León - Asturias, trayectos que eran habituales de las 251.

Se las puede ver haciendo todo tipo de servicios de mercancías, aunque suelen ser trenes bobineros, trenes TECO (tren expreso de contenedores, con pocas paradas), y están prácticamente en todas las líneas electrificadas españolas.

Características de la Locomotora 253 de Renfe Mercancías

  • Fabricante: Bombardier.
  • Ancho de vía: Ibérico (1668 mm).
  • Voltaje: 3.000 V corriente continua.
  • Velocidad máxima: 140Km/h.
  • Potencia máxima: 5.400Kw.
  • Peso en vacío: 85 t.
  • Tipo de Rodaje: Bo´Bo´.

Ventajas del modelo de Bombardier

  1. Potencia: estas locomotoras destacan por su gran potencia, superior a 6.000 CV, en comparación con el resto de modelos de Renfe, se gana un 30% de potencia.
  2. Cabinas muy cómodas para los maquinistas: por su asiento, espacio, pupitre de conducción y climatización.
  3. Disponibilidad: Estas locomotoras son más sencillas en su mantenimiento que el resto, por ello están menos horas en talleres y están más disponibles para el servicio, la disponibilidad es del 95%.
  4. Velocidad: Podrían transportar en un futuro trenes especiales de mercancías para circular a 140Km/h, en España la velocidad máxima actualmente en mercancías es de 120Km/h, solo en algunos trenes de contenedores y en algunas líneas.

La locomotora 253, la más moderna y la más potente

Renfe consigue un gran objetivo, 100 nuevas locomotoras cuya potencia y barato mantenimiento permitirán a la empresa pública rentabilizar mejor sus trenes y modernizar el parque móvil, como se especifica en su plan estratégico, donde no solo se centraba en los trenes de viajeros, y convertir dicho parque móvil en el más moderno de Europa.