El mundo del SEO está viviendo una revolución desde que Google implementara el nuevo algoritmo, denominado Panda.

En Estados Unidos se introdujo hace ya algunos meses, y varias páginas vieron caer en picado sus visitas, lo que puso a los webmaster en la labor de encontrar la vuelta al nuevo sistema para conseguir posicionar las webs en buen lugar.

La llegada del Panda de Google a España

El 12 de agosto llegó el Panda a España. Es pronto aún para evaluar el impacto que tuvo su llegada en las visitas a las páginas web, por un lado debido al poco tiempo transcurrido, y por otro lado, porque lo hace en pleno período vacacional, donde la merma en las visitas es tradicional.

De todos modos se está trabajando en las grandes páginas para evitar que el impacto sea muy notorio, tarea nada fácil teniendo en cuenta que en Estados Unidos, donde el Panda se implementó en febrero, aún no ha podido ser descifrado, y páginas que registraron bajas sensibles aún no han podido recuperar sus valores anteriores a dicha fecha.

¿Cuál es la finalidad del nuevo algoritmo de Google?

Google es uno de los principales buscadores de Internet. Y para mantener su prestigio, constantemente está trabajando para que los resultados de las búsquedas que realizan los usuarios sean de utilidad para ellos.

En consecuencia, la tarea de esta nueva tecnología de Google es el de premiar a las páginas que considera de calidad ubicándolas en mejores posiciones en el buscador.

En esta tarea los más perjudicados deberían ser los que practican black hut, además de perseguir a las granjas de contenido, que no aportan información correcta o solo hacen copia y pega de otros portales.

Pero como ningún sistema es perfecto, en Estados Unidos también sufrieron bajas importantes páginas con una calidad demostrada, por lo que Google anunció que seguirá introduciendo cambios en busca de mejorar el sistema.

La página de calidad según Google

Por lo que se ha podido saber, los parámetros que tiene Google para establecer una página como de calidad son muy variados.

Uno de los aspectos importantes es que el porcentaje de rebote sea bajo, lo que significa que quienes entraron a la página la consideraron útil, por lo que permanecieron en ella.

Si los artículos son demasiado cortos, y tratados de una forma superficial y que no aporta nada al usuario, también es penalizado por el buscador.

Algo muy castigado por Google también es que exista multiplicidad de información en la página, con pequeños cambios en las palabras clave. La idea es que el contenido ofrezca lo que la gente necesita, y no que se produzcan artículos buscando posicionamiento.

Es importante también que no exista demasiada publicidad dentro de la página, y que la lectura de la información se pueda hacer de forma fácil.

Las granjas de contenido, donde una gran cantidad de redactores escriben para un mismo medio y donde el control sobre lo que se escribe es escaso o nulo está también penalizado por Google.

Las páginas que ya notaron caídas en las visitas

Según las primeras estadísticas surgidas desde la implantación del Panda en España, las páginas que mayores caídas han sufrido son Ciao.es y Wikio.es.

Los medios de comunicación tradicionales, como El País o El Mundo, se sitúan en la acera de enfrente. En este corto período han mostrado altos porcentajes de subida en sus visitantes.

Esta situación se puede achacar a que a Google le interesa que quienes escriben sean realmente personas especializadas, abriendo una nueva perspectiva al periodismo digital.

Las claves para mejorar los resultados

Sin dudas que lo mejor es volver a las fuentes. Crear material de calidad, de producción propia dirigido al público y no a los buscadores.

Muchos critican el monopolio de Google, pero lo cierto es que el 90% de las búsquedas se realizan a través de él, por lo que hay que estar atento a sus cambios si se quiere tener visibilidad en la red.