Alan Moore, el guionista británico de comics de mayor reputación, y el dibujante Kevin O'Neill iniciaron la saga de "La liga de los hombres extraordinarios" ("The League of Extraordinary Gentlemen") en 1999. En la primera serie, Mina Harker era reclutada por el MI5 para reunir a diversos hombres con talento con el objetivo de que trabajaran al servicio de Gran Bretaña. Consigue juntar a personajes únicos, como Allan Quatermain, el Dr. Jekyll, el capitán Nemo y el Hombre Invisible. Todos juntos investigaban el robo de un material gravitatorio.

Tras la excelente acogida, O'Neill y Moore continuaron la trama en 2002, con una segunda serie en la que los protagonistas deben hacer frente a una invasión alienígena muy similar a la que describe H.G. Wells en su clásico "La guerra de los mundos".

El encanto de este título, con personajes y múltiples referencias a diversas novelas del siglo XIX, propició su éxito. Incluso hubo una indigna adaptación cinematográfica en 2003, con Sean Connery como protagonista, que fallaba sobre todo al no respetar la sutilidad del original.

Cuando parecía que ya habían dicho todo, los autores han elaborado un tercer volumen, esperadísimo por los incondicionales, y que se divide en tres tomos (existe también una obra titulada "Dossier negro", que sirve de puente con los nuevos episodios). Tras "1910", donde una secta demoniaca se convertía en una inesperada amenaza, Planeta DeAgostini publica ahora "1969".

Sinopsis de "1969", la era de la contracultura

La trama comienza en el condado de Sussex, al sur de Inglaterra. Basil Thomas, famosa estrella del rock mantiene relaciones sexuales con su amante homosexual cuando irrumpen tres encapuchados que acaban con su vida. Los asesinos son miembros de la secta de Oliver Haddo, un mago negro al que investigaron los miembros de la Liga de los hombres extraordinarios en 1910.

Mina Harker, vampiresa inmortal, y los nuevos miembros de su grupo han dejado de trabajar para el MI5. Viajan a Londres a bordo del Nautilus para investigar si es cierto que la secta continúa con sus actividades. Mina ha comprado un local beat, donde ha instalado una nueva sede para su grupo.

Crítica de "1969", un maestro al máximo nivel

Se podría pensar que Alan Moore, a sus 58 años, y después de tantas entregas, estaría agotado, y carecería de ideas. Sin embargo, el guionista demuestra estar tan en forma como en sus mejores obras. Como es habitual, no sólo demuestra una enorme imaginación, sino también un sólido conocimiento de las numerosísimas obras a las que hace referencia, lo que exigiría una edición con notas a pie de página para poder disfrutar del cómic en su totalidad. En numerosas ocasiones, consigue intrigar con algunas citas (todas muy bien integradas). Losl lectores posiblemente consultarán algunos datos metaliterarios del relato.

En cualquier caso, su trama gustará a cualquier tipo de público, independientemente de su nivel literario. Engancha con su ritmo de thriller, e incorpora golpes de humor, muchas veces para iniciados, pero siempre muy acertados.

Los irresistibles dibujos de Kevin O'Neill

Quizás Kevin O'Neill sea un dibujante a priori menos espectacular que los más punteros del momento. Pero realiza un trabajo modélico con un estilo que remite a las ilustraciones más clásicas, lo que dota a la narración de un encanto nostálgico inigualable. Es también excelente a la hora de ambientar la historia, con una apasionante recreación del Londres de los hippies, la contracultura, la psicodelia, el amor libre y la música pop de finales de los 60. Al estilo de O'Neill le ha sentado muy bien la ambientación colorista y 'flower-power' de la época, y se luce al ilustrar localizaciones clave del Londres de la época.

Aunque el nivel estaba alto, por la calidad indiscutible de las anteriores entregas, Moore y O'Neill están a la altura de las expectativas. Como era de esperar, el aluvión de detalles es tan impresionante, que se entiende mucho mejor tras una segunda lectura, en la que se redescubren elementos que habían pasado inadvertidos.

Y lo mejor de todo es que aún falta una tercera parte, "2009", que se publicará próximamente.