La Ley 1/92 de Protección de la Seguridad Ciudadana o “Ley Corcuera” como se la conoce comúnmente fue creada para regular las conductas sociales que podían suponer amenazas para la convivencia social y la actuación de las fuerzas de seguridad en los supuestos de infracciones, identificaciones y privación de la libertad deambulatoria.

La identificación policial y la privación temporal de la libertad en España

La Constitución española, en su artículo 17, garantiza el derecho de libertad y seguridad de los ciudadanos, de ahí que todos los preceptos de la ley deban ir en concordancia con dicho artículo.

Es ya normal y aceptado por la sociedad, la presencia de agentes de la ley realizando controles, inspecciones y verificaciones de identidad en las calles para denunciar posibles infracciones y prevenir delitos. Efectivamente, la presente Ley que se trata, faculta a los mismos para intervenir de una manera determinada, pero siempre garantizando los derechos constitucionales.

Para que sirva de guía se detallan las facultades de los agentes con respecto a esta Ley en materia de identificación y las conductas inadecuadas que los mismos realizan en ocasiones vulnerando así derechos fundamentales.

Las actuaciones que los agentes españoles pueden realizar

Los agentes pueden realizar controles e inspecciones en las vías de circulación a cualquier hora y en cualquier sitio, aunque debe saberse que los controles y los puntos de verificación no son lo mismo.

Los controles son autorizados por la Subdelegación del Gobierno y tienen una finalidad concreta, además de que se realizan cortes de carriles de circulación, balizamientos, etc. Deben estar bien señalizados y preservar la seguridad del tráfico, incluyendo un lugar adecuado para la detención de vehículos.

Los puntos de verificación son realizados por una patrulla como mínimo para la identificación selectiva de vehículos y personas en prevención de la delincuencia y faculta a los agentes para realizar registros superficiales a los enseres y al interior de vehículos y ropa.

Todos los ciudadanos mayores de catorce años están obligados a ir identificados con el DNI, aunque deben saber que el pasaporte u otro medio de documentación oficial es admitido para este efecto. En caso de no poder ser identificados por ningún medio admitido en derecho o por terceras personas ya identificadas que den suficiente fiabilidad a los agentes, estos pueden requerir la presencia de los ciudadanos en dependencias policiales por el tiempo mínimo imprescindible para realizar gestiones de averiguación de identidad.

La intervención de enseres personales en España

Los agentes pueden intervenir enseres y decomisarlos para la presentación de pruebas de una infracción cometida o simplemente para preservar la seguridad ciudadana, de tal manera que por ejemplo constituye prueba de la infracción de tenencia ilícita de drogas la posesión de una bolsa con supuesta marihuana que será decomisada en base al artículo 25.1 de la presente Ley, para su posterior análisis y denuncia.

Las armas prohibidas siempre son intervenidas y denunciadas, las legales deben ir acompañadas de su documentación y además las legales y los objetos susceptibles de ser utilizados como arma podrán ser intervenidos en diversas circunstancias y lugares dependiendo de la posibilidad de vulnerar la seguridad ciudadana. Por ejemplo un bate de beisbol en el maletero de un vehículo puede ser intervenido y denunciado un sábado por la noche en una zona de discotecas, aunque el bate en sí mismo no sea ilegal.

Lo que no pueden hacer los agentes españoles

Los agentes de la ley deben hacer cumplir la ley, pero deben de respetarla ellos y garantizar la legalidad de sus acciones y su amparo constitucional de tal manera que deben informar en todo momento de las acciones que realizan, su base legal, las obligaciones del ciudadano y los derechos que le asisten en un lenguaje claro y comprensible que no dé lugar a dobles interpretaciones.

Los agentes deben garantizar la integridad física y moral de los ciudadanos por lo que no podrán registrar desnudando en la vía pública a personas para mirar en el interior de la ropa, ya que solo está permitido el registro superficial de ropa y enseres.

Las mujeres deben ser registradas por mujeres y los hombres por hombres, además de que nunca podrán ser desnudados integralmente ni unos ni otros, ni siquiera en dependencias policiales sin autorización judicial o sin haber sido partícipes o autores de un delito tipificado en el Código Penal vigente y que además sea totalmente necesario.

La Ley en España garantiza el trato respetuoso a los ciudadanos

El trato de los agentes debe ser siempre cordial y esmerado pero firme, con respeto y educación, no debe permitir el ciudadano la falta de respeto ni el trato degradante, pero tampoco confundiendo este con la firmeza y seriedad de los agentes que no son comerciales de tienda.

Las dependencias policiales a las que se requiera al ciudadano deben ser las más cercanas posibles aunque no sean del mismo cuerpo que efectúa la identificación, siendo por el mínimo tiempo imprescindible para la realización de labores de investigación, denuncia o verificación.