Actualizaciones:

Los ¡Indignados! Consiguen portada en "The Washington Post", 19 de mayo de 2011.

Los políticos españoles no se enteran, con las prohibiciones y los desalojos solo logran dar un mayor apoyo al movimiento espontáneo que saltó el día 15 de mayo de las redes sociales a las calles.

Junta Electoral Provincial de Madrid, un aliado de lujo con los “indignados”

La Junta Electoral aviva el fuego de la indignación, además su comunicado no tiene desperdicio: “esta Junta Electoral Provincial acuerda NO AUTORIZAR la concentración – manifestación convocada en la Puerta del Sol, de Madrid a las 20 horas,…se considera que la petición del voto responsable a que se hace referencia pueda afectar a la campaña electoral y a la libertad del derecho de los ciudadanos al ejercicio del voto.”

La petición del voto responsable puede afectar a la campaña

La verdad, el subconsciente les traiciona de mala manera, ¿a caso lo que se debe pedir es el voto irresponsable de los ciudadanos? ¿No se dan por enterados de que una buena parte de los ciudadanos españoles están hartos?, están indignados de sufrir todo tipo de recortes sociales y de ver la poca sensibilidad social de sus representantes políticos.

Los políticos descansan mejor con una juventud domesticada

Valga el ejemplo de este tweet, escogido al azar de los miles y miles que están circulando por la red, @TaboadaLucia dice:” “Zapatero a Sinde:”Mierda Ángeles. Con lo tranquilos que los teníamos descargándose cosas” #acampadasol”.

Este es el sentir generalizado de los participantes en las concentraciones: “les da miedo que actuemos por nosotros mismos”. Los políticos no están acostumbrados a que se les escapen las cosas de las manos, les gusta controlar a los ciudadanos, les gusta que los ciudadanos piensen “dentro de un orden”.

De momento no desalojan

Tweet publicado por @democraciareal: “No estan desalojando, pero la policía esta en #acampadasol bloqueando el acceso. #yeswecamp. Todos a apoyar las acampadas”.

La policía se limita a bloquear el acceso a la plaza veremos qué pasa más adelante, esperemos que quede algún político sensato y que esto no se convierta en un desastre.

Hay que llenar la plaza del sol", repiten sin cesar en la redes sociales y en la calle, la gente cada vez más indignada, posiblemente en las próximas elecciones algunos políticos lo paguen caro.

Stéphane Hessel, "agradablemente sorprendido"

Es curioso que la juventud se sienta más identificada con los antiguos luchadores que con los políticos mucho más cercanos a su edad.

Stéphane Hessel, con 93 años de edad y autor del libro Indignaos, libro de una influencia decisiva en parte de los colectivos que se manifiestan dentro de la plataforma ¡Democracia Real Ya! , miembro de la resistencia francesa contra los nazis durante la II Guerra Mundial, torturado por la Gestapo y recluido en campos de concentración; fue uno de los redactores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948. Hessel declaró estar “agradablemente sorprendido” por las movilizaciones en España.

José Luis Sampedro, otro de nuestros viejecitos más lúcido

José Luis Sampedro prologó la edición española del libro de Hessel a sus 94 años de edad, ya manifestó antes del 15 de mayo su apoyo a los ciudadanos que se han movilizado

Declaraciones de Sampedro:

  • "que no basta con indignarse, que es necesario convertir la indignación en resistencia y dar un paso más".
  • "el momento histórico impone la acción, la movilización, la protesta y la rebelión pacífica".
Consignas de la Puerta del Sol: “No nos vamos”, “no nos representan”, “estas son nuestras armas” dicen levantando las manos y los teléfonos móviles.