La crisis económica actual reafirmó la predisposición de los distintos gobiernos y de los entes de crédito internacional, a rescatar económicamente a las instituciones financieras pese a ser sus principales causantes, por la generalizada creencia de que así se salvaguardará al sistema proveedor del instrumento que sustenta la economía de los demás sectores de la sociedad: dinero en efectivo.

Los problemas de deuda pública sin embargo, acrecentada por las erogaciones de dinero público que diversos países han destinado en dicho sentido, han provocado una merma en el bienestar presente de los ciudadanos comunes y corrientes que nada han tenido que ver en provocarla, y un agravamiento generalizado de la situación que se pretendía revertir, de la mano de otro componente que define la economía global actual: la interdependencia.

Cournot y la interdependencia económica

Un término que describe de manera genérica las complejas y múltiples relaciones económicas que los Estados han ido estableciendo entre sí a lo largo de la historia, actuando por ejemplo como proveedores de materias primas algunos, y otros proveyendo de mercados en los que colocar mercancías y/o capitales.

Antoine Augustin Cournot, el matemático y economista francés, fue quien la describió como consecuencia de la especialización y afirmó en Investigaciones acerca de los principios matemáticos de la teoría de las riquezas de 1838 (The Mathematical Principles of the Theory of Wealth), que el sistema económico es un todo y que sus partes reaccionan con cada una de las demás al estar conectadas.

De la crisis del 2008 a la crisis de 2011

No debe extrañar, por tanto, que la crisis de las hipotecas subprime iniciada en los Estados Unidos de América en 2007, detonara la última crisis global y desencadenara sus efectos en diversos otros países y regiones dada la aludida condición interdependiente de la economía; que se evidencia de acuerdo al contexto bueno o malo de la situación que se trate, y todavía más dado los últimos avances en las tecnologías de la comunicación e información.

La deuda pública que amenaza a los PIIGS, Europa, EEUU y el mundo

Así, si en épocas previas a la crisis el boom económico de entonces impulsó un espectacular desarrollo en algunos de los países de la periferia de Europa como Irlanda, Grecia o España, la crisis internacional que dura ya más de cuatro años ha puesto entre otras cosas en evidencia la fragilidad o insostenibilidad en la que tal desarrollo se basaba, incentivando a la postre un endeudamiento público que amenaza actualmente al conjunto de la Unión Europea y a la economía mundial, dado además el creciente déficit fiscal de otros países como EE UU, y en momentos en que Italia está próxima a la situación que ya motivó el rescate financiero de Grecia, Irlanda y Portugal.